1 de mayo de 2009

María Pita re-re-modificaría de nuevo las líneas 1 y 12-A si se demuestra su ineficacia .

El alcalde, Javier Losada, recibió ayer a representantes de la entidad vecinal “IAR” de O Castrillón para abordar la problemática surgida a raíz de la última remodelación de las líneas de bus urbano. En el encuentro, al que también acudió la concejala de Transportes, Eudoxia Neira, el regidor se comprometió a introducir nuevos cambios “en caso de comprobarse y constatar que sean necesarios”.

En concreto, según explicó el portavoz del barrio, Domingo Verdini, “el compromiso adquirido es el de modificar las líneas 1 y 12-A si se demuestra que no se cumplen las frecuencias que se expusieron sobre el papel”. La reorganización llevada a cabo por el equipo de Neira establece que la línea 1, que conecta la plaza de Pablo Iglesias con el hospital Abente y Lago, tendrá una frecuencia de 15 minutos, mientras que la 12-A, que une el barrio con el Hospital Universitario, deberá pasar cada 30 minutos, algo que para el portavoz del barrio “resultará bastante improbable”.

Con el fin de atender las reivindicaciones de los usuarios de O Castrillón, el Ayuntamiento prevé realizar un análisis detallado del resultado de la aplicación de los nuevos recorridos, “una vez que haya pasado un tiempo prudencial desde su entrada en vigor”. Sólo a partir de ese informe, para el que no se ha fijado una fecha de elaboración, se podría llegar a variar las rutas.

El representante vecinal considera que los últimos cambios diseñados “empeoran el transporte urbano”, por lo que la entidad se ha negado, una vez más, a rubricar el documento sobre la reforma elaborada por Transportes. De hecho, sólo cree “factible” la propuesta referente a la línea 14, que fijaría una frecuencia de paso de un cuarto de hora. Asimismo, Verdini expuso también sus quejas sobre el funcionamiento de la actual 12, pues “no cumple el horario y eso repercute en los transbordos que afectan al barrio”.

Mientras que el primer edil expresó, a través de un comunicado, su “agradecimiento por el diálogo y comprensión de los dirigentes vecinales de O Castrillón”, desde el barrio calificaron de “poco satisfactoria la reunión”, pues, a su juicio, “apenas se han ofrecido alternativas a los problemas que se expusieron”.

Con todo, los vecinos consiguieron también arrancar a Losada la promesa de establecer la gratuidad de ciertos transbordos, aún existiendo líneas directas que cubran los mismos destinos, “aunque, de momento, no se sabe cuáles serían”, apuntó Verdini.

Por otra parte, atendiendo a las peticiones de los dirigentes vecinales, la edil de Transportes se reunirá con ellos periódicamente para “estudiar en detalle la evolución y funcionamiento de la reordenación”. En cuanto a O Castrillón, el próximo encuentro será la próxima semana, cuando los vecinos confían en “aclarar todo aquello que quedó en el tintero ayer”.

Fuente: El Ideal Gallego

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: