5 de mayo de 2009

Cámaras que nos vigilan. Operación "Paradas Limpias".

El Ayuntamiento ensaya un sistema para mantener limpias las paradas de transporte urbano, capaz de sancionar a los infractores de manera automática, por el método del reconocimiento de matrículas.
Este aparatito que veis al lado es la cámara que está encima de uno de los semáforos de la Ronda de Outeiro. Concretamente unos metros antes de la parada del bus del número 252.

La habíamos visto hace unos meses, concretamente esta imagen inferior que sacamos es de diciembre de 2008.

Pensábamos que era alguna cámara más de vigilancia del tráfico. No nos equivocábamos del todo, pero el artefacto trae aparejadas otra serie de "ventajas", además de las de control de tráfico, como la detección de incidencias e incluso (ojo!) puede funcionar como radar de velocidad. Las aplicaciones de la patente denominada "Autoscope".

¿Y qué mira? Pues no aparta ojo de la parada del bus, ya que va a ser uno de los vigilantes que mantengan a raya a los que paren o estacionen ahí indebidamente, perjudicando al vehículo del transporte público (que en este recorrido alguno hay articulado). Operación "Paradas Limpias".

Este es un punto delicado más, ya que aunque sea por un momento, si se te ocurre dejar el coche ocupando la parada, este "ojo de halcón" es capaz de leerte la matrícula, enviar la foto a la Sala de Pantallas de la Policía Local e ir tramitando luego la "receta", que te será remitida a tu domicilio. Así que cuidado si eres de los frecuenta el lavado de coches situado justo antes, no paréis o aparquéis en la parada, que os la ganáis...


De momento está en fase de pruebas, pero este ensayo está enfocado una función futura: La elección de la Ronda de Outeiro no es un capricho. Recordad que en unos días se anunciará la implantación del carril bus en dicha vía. Y en un futuro más lejano, sería un trazado propuesto para el metro ligero.

Este artilugio es la última joya de la tecnología. La puede manejar un agente desde su ordenador o dejarla programada para que ‘salte’ en un periodo de tiempo determinado reconociendo al mismo coche. Diez minutos en la parada... y ¡zas!, multa al canto.

Fuente e imágenes: Qué diario

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: