21 de mayo de 2009

El Ayuntamiento pide "sentido de la responsabilidad"

La concejala de Medio Ambiente, Nieves Vázquez, lo dejó ayer bien claro: el Ayuntamiento no se plantea ningún otro escenario posible en Tranvías que el acuerdo entre trabajadores y empresa para evitar la huelga, convocada para el día 1. Insistió también en que el gobierno local tampoco se plantea la posibilidad «en principio» de que las reclamaciones de mejora que reivindican en el convenio los trabajadores supongan una carga a mayores para los usuarios en las tarifas, que se revisan anualmente.

Vázquez apuntó que el Ayuntamiento no media en ningún conflicto laboral, «ni en este ni en otro servicio», recalcó, pero, no obstante, ella misma ha contactado con las partes en desacuerdo, patronal y empleados, para apelar «al sentido de la responsabilidad» e instarles a una negociación previa que se traduzca en la desconvocatoria de los paros.

«Me consta que existe predisposición a dialogar por las dos partes y espero que así sea», señaló Vázquez, quien aludió también al «compromiso demostrado» por la patronal y por la parte social para negociar y trabajar con el horizonte del acuerdo. «Hay tiempo -añadió- y si hay voluntad, se llegará a un consenso»."

¿Billetes más caros? Seguramente...

"De forma rotunda, la responsable de Medio Ambiente se refirió también a lo apuntado desde la Compañía de Tranvías acerca del impacto de las subidas salariales en el precio de los viajes en el transporte urbano, ya que «el Ayuntamiento lo que se plantea es que se sienten a negociar». Solo después «habrá que analizar, como se hace todos los años, la revisión, pero en principio para nada se incrementaría el precio del billete».

En esta línea, la edila eludió pronunciarse acerca del establecimiento de los servicios mínimos de autobuses que cubrirían el servicio público los días de la huelga, que correspondería fijar al propio gobierno local. «No nos adelantemos porque va a haber acuerdo», insistió. «Otro final no puede ser», agregó Nieves Vázquez antes de abogar por favorecer los contactos en los días que restan hasta la fecha prevista del primer paro. «Hay que darles tiempo, sabemos cómo son este tipo de negociaciones, pero confiamos en que no se va a dar esa situación», concluyó la responsable de Medio Ambiente.

Desde el comité de empresa, los representantes de los trabajadores señalaron que la situación se encuentra «en punto muerto». Y es que Miguel Campos, presidente del comité, confirmó que efectivamente el gobierno local había contactado con los sindicatos para trasladar su inquietud por el conflicto, si bien a última hora de ayer todavía no se había producido ningún acercamiento por parte de la empresa.

A la espera de que se produzca algún gesto que propicie una convocatoria de reunión para acercar posturas, los miembros del comité de empresa, en el que se integran trece delegados sindicales, mantendrán un encuentro hoy para analizar la situación en la que se encuentra el conflicto. «Nosotros estamos deseando sentarnos a hablar y arreglarlo, lo dijimos desde el principio: no queremos llegar a la huelga», subrayó Campos."

Fuente: La Voz de Galicia

1 comentario:

  1. Eso es lo que le importa a los jefes, les decimos los empleados que vamos a ir a la huelga, y ni se molestan en llamarnos para hablar del tema, o para intentar acercar posiciones, porque se supone que ahora les tocaría a ellos mover ficha... pues nada... a la espera estamos...

    ResponderEliminar

Comentarios busurbanos...: