27 de mayo de 2009

Los conductores del bus urbano decidirán hoy si aceptan el preacuerdo y desconvocan la huelga.

Los empleados de la Compañía de Tranvías escucharán en la asamblea de hoy las condiciones del preacuerdo para el nuevo convenio laboral de labios de sus representantes sindicales. Miguel Campos, presidente del comité de empresa, espera que los avances conseguidos durante la reunión de nueve horas del pasado lunes sean suficientes para que los más de 150 empleados de la Compañía de Tranvías desconvoquen la huelga programada para el día 1.

“Creo que chegamos a un acordo razoable e penso que terá unha boa acollida”, comentó Campos. Por su parte, José Prada, el gerente de la compañía de Tranvías, estaba seguro de ello: “No me cabe duda de que será desconvocada, porque las condiciones son muy favorables para los trabajadores”.

Hacía años que en la Compañía de Tranvías no se celebraba una negociación tan larga ni tan dura, como la califica Prada. Para los sindicatos, lo conseguido en dicho preacuerdo queda lejos del incremento salarial de un 6,28% que exigía el comité de empresa, como el mismo presidente reconoció: “É certo, pero creo que tal como están as cousas...”. Además, Campos resaltó el talante negociador del gerente de Tranvías, que hizo posible alcanzar un acuerdo: “Houbo o luns o que antes non houbo, unha predisposición da empresa a chegar a un acordo, cando antes nos presentaba as cousas como inamovibles”.

El lunes, sin embargo, las cosas empezaron a moverse deprisa, y en la dirección que querían los sindicatos, según confesó Prada: “Tuvimos que conceder más de lo que nos hubiera gustado”. El gerente recordó que, en estos casos, se suele decir que ninguna de las partes gana, o que lo hacen las dos por igual, pero “en este caso, ha sido más para ellos que para nosotros”.

Por su parte, Campos no quiso entrar en detalles sobre el preacuerdo por considerar que los trabajadores debían conocerlos de primera mano de sus representantes, pero ya han trascendido algunos datos, como el hecho de que el quebranto de cobro, el plus que reciben los conductores por cobrar a los viajeros que pagan en metálico, se mantendrá en vez de reducirse en un 70%, tal y como planeaba la empresa. Además, los conductores serán compensados con una mayor remuneración por trabajar durante los domingos y festivos, algo que, según fuentes de UGT, convertiría a los conductores de los buses coruñeses en un caso único dentro de la comunidad.

Prada señaló que el documento del preacuerdo es largo y que tiene muchas ventajas, tanto salariales como sociales, que mejorarán las condiciones de los trabajadores. En cuanto a la patronal, el gerente confesó que el único aspecto positivo para ellos que había salido de la negociación es que se desconvoca la huelga y que “los coruñeses seguirán contando con este servicio público”.

Fuente: El Ideal Gallego

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: