10 de diciembre de 2008

Nogueira pide tiempo a los vecinos para valorar los cambios en el bus.

La Concejalía de Transportes y Movilidad ha solicitado a las asociaciones de vecinos un «tiempo prudencial» para el asentamiento de los cambios introducidos el bus urbano. El concejal del área, José Nogueira, está recogiendo las peticiones y sugerencias de los colectivos vecinales. Con ellas valorará en los próximos días la entrada en funcionamiento de esta remodelación. De cualquier modo estima que, en líneas generales, la reorganización ha permitido mejorar las frecuencias de los buses.

Tranvías sostiene que no existió ningún incidente reseñable durante la primera jornada laboral desde la instauración de los cambios, el sábado pasado. Su presidente, José Prada Muradás, reconoce que, en las horas punta de la mañana, se produjeron ciertos retrasos, pero en ningún caso se tuvo que suspender ningún viaje.
Prada calificó como «excelentemente bien» el funcionamiento de las líneas 12 (la que enlaza Los Rosales y la Ciudad Sanitaria) y 1 (la que va de Puerta Real al Castrillón). Respecto al 14 (que recorre el trayecto Los Rosales-Castrillón-Casa del Mar) señaló que se produjo «un cierto retraso en uno de los viajes, pero el resto funcionaron perfectamente».

La línea más conflictiva, sin duda, ha sido la que recorren el 23 y 23-A, que van de la Urbanización Breogán a la Casa del Mar y que es la usada principalmente por los vecinos de Mesoiro. Prada señala que «mucha gente preguntaba al conductor cómo era el nuevo recorrido. Ello produjo que no se pudiera respetar la frecuencia de 20 minutos. Pero no se perdió ningún viaje, tal y como sucedía antes, y es de esperar que con el transcurso de los días permita que funcione correctamente». Pese a los desajustes, desde Tranvías indican que las nuevas líneas mejoran hasta un 30% las frecuencias que antes se daban en el barrio de Novo Mesoiro.
Respecto a las críticas sobre falta de información, Prada comenta que fue la habitual en estos casos.

[Damos fé de que sí... ;-) Ahí podría radicar un problema]

"Además de indicarlo en los propios autobuses, se facilitó información por vía telefónica y también mediante notas de prensa remitidas a los medios de comunicación".


La asociación de vecinos de Mesoiro, una de las más críticas, considera que «no se ha mejorado nada» y abogan por la recuperación del 21 «parando en la plaza de Pontevedra y con frecuencias de 20 minutos». Desde el Birloque dicen que es muy pronto para hacer valoraciones, si bien todavía no han recibido quejas de sus vecinos.

Idéntica postura es la adoptada por la Federación de Asociaciones de Vecinos presidida por Luisa Varela. «Nos han llegado quejas del 23 y el 23-A. También observamos que la gente no tiene información suficiente, por lo que la Compañía de Tranvías debería incrementarla». Desde Labañou, otro de los barrios afectados, se considera que el cambio ha sido para bien, ya que la eliminación del bus 12-A, ha redundado en un mejor funcionamiento del 12 y el 14.

Fuente: La Voz de Galicia

1 comentario:

  1. "Desde Labañou, otro de los barrios afectados, se considera que el cambio ha sido para bien, ya que la eliminación del bus 12-A, ha redundado en un mejor funcionamiento del 12 y el 14."

    Claro...ellos estan contentos...pero..y los demas??? lo que no puede ser es que para beneficiar a unos , nos lo quiten a otros, porque todos pagamos el bus por igual.
    Respecto a los cambios de las lineas del 23 y 21, totalmente de acuerdo con vosotros, mantener el recorrido de siempre del 23 y 23A y ampliar el 21 a la pza de orense o pontevedra, eso seria lo mas logico! como se nota que ellos no utilizan las lineas...

    ResponderEliminar

Comentarios busurbanos...: