25 de septiembre de 2008

El 092 intensifica la vigilancia a lo largo del C-BUS.

Ya no se puede aparcar en el último tramo de la calle Francisco Mariño. Ni pegados a la acera ni en doble fila. Por este motivo, agentes de la Policía Local realizaron ayer una especial vigilancia de la zona, advirtiendo a los conductores de esta prohibición y multando a aquellos que no la tuvieron en cuenta. De hecho, a lo largo de la mañana la grúa retiró varios vehículos de la calzada que entorpecían la circulación del tráfico.

La Concejalía de Movilidade e Infraestructuras do Transporte tiene previsto dar continuidad al carril bus en este pequeño tramo de 50 metros de la calle Francisco Mariño. En los próximos días se pintará la señalización horizontal, aunque no está prevista la instalación de las balizas de separación de carriles. El Ayuntamiento pretende comprobar así si los conductores saben respetar la señalización del carril bus, aunque esto no significa, según puntualizaron responsables municipales, que se vaya a retirar el resto de las llamadas aletas de tiburón colocadas a lo largo de los 1,7 kilómetros restantes del vial preferente.

En estos momentos, cuatro agentes de la Policía Local vigilan el tráfico en las calles por las que discurre el carril bus, es decir, desde Federico Tapia a la altura de los Capuchinos, Rosalía de Castro, plaza de Pontevedra, San Andrés y calle San Juan. Además de advertir a los conductores de vehículos particulares, también asesoran a los transportistas sobre dónde se ubican las zonas de carga y descarga.

Aunque anteriormente se podía aparcar en este tramo de la calle Francisco Mariño, que estaba regulado por el servicio de la ORA, ya solo se distingue la línea amarilla que prohíbe el estacionamiento.

Desde la Concejalía de Seguridade Cidadá e Circulación Vial ya se había anunciado, a principios de este año, el inicio de una campaña para la erradicación de la doble fila y los estacionamientos irregulares en la ciudad. También habían explicado que las sanciones serán especialmente duras para los reincidentes.

La zona centro es siempre la más vigilada por las patrullas policiales, especialmente aquellas calles en las que hay más actividad y tránsito de autobuses urbanos. De todas formas, en días alternos se extiende la vigilancia y el ámbito de actuación a los barrios de la ciudad.

Fuente: La Voz de Galicia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: