28 de noviembre de 2008

Los vecinos desconfían de las frecuencias prometidas.

La reordenación de algunas de las líneas de los buses urbanos de La Coruña, efectuada por el Ayuntamiento, que comenzará a aplicarse el 6 de diciembre, suscita las dudas de las asociaciones de vecinos afectadas por los cambios, que dudan de que las frecuencias de paso anunciadas puedan cumplirse.

Los colectivos se muestran satisfechos en su mayoría con los nuevos recorridos planteados por la Concejalía de Transportes, a excepción del de Peruleiro-Mariñeiros, que considera que la supresión del 12A causará un grave perjuicio a los residentes en este barrio, ya que quedarán sin una relación directa con el Hospital Universitario.

La falta de confianza acerca de la disminución efectiva del tiempo de paso por las paradas se extiende a todos los recorridos en los que el Gobierno local anunció el pasado miércoles que se producirá este hecho mediante la incorporación de más vehículos.

El intenso tráfico que soportan algunas de las zonas por las que transitan los autobuses afectados es la razón por la que las asociaciones vecinales recelan de que sea posible cumplir la promesa realizada por el edil José Nogueira.

"Habrá que esperar a ver cómo funcionan los nuevos servicios", declara el presidente de la asociación de vecinos de Os Rosales, Fernando Carrillo, quien afirma que los residentes en este barrio no dudarán en protestar si comprueban que no se cumplen las frecuencias prometidas.

Carrillo explica que, pese a la desaparición de la línea 12A, su colectivo piensa que no perderán servicios y que además mejorarán las frecuencias de las líneas que comunican el barrio, por lo que cree que la reforma es positiva, aunque será necesario esperar a su puesta en práctica para verificar que produce el efecto esperado sobre esta zona de la ciudad.

Los atascos que se producen en algunas zonas hacen que los usuarios vean muy difícil que el transporte público aumente su velocidad.

Mesoiro, tanto en el antiguo núcleo de población como en el nuevo barrio surgido en los últimos años, es una de las zonas de la ciudad a las que va destinada la reestructuración del transporte diseñada por el Ayuntamiento.
Las tres líneas que circulaban hacia este sector se refunden en dos, por lo que la 21 desaparece.

José Lamazares, presidente de la asociación de vecinos de Mesoiro Vello, manifiesta su desconfianza en que pueda cumplirse la frecuencia de 20 minutos establecida por la Concejalía de Transportes para los recorridos 23 y 23A.

Este dirigente vecinal recuerda que la longitud de estas líneas es considerable, por lo que en su opinión será muy difícil que los vehículos puedan pasar en tan poco tiempo, ya que ahora lo hacen cada 40 minutos, lo que ha motivado numerosas quejas de los residentes en estos barrios.

Otro de los inconvenientes que aprecia Lamazares es que los autobuses suban y bajen a Novo Mesoiro en las dos líneas, ya que estima que así se alargan todavía más los recorridos, aunque piensa que con esta medida se trata de beneficiar a los residentes en esa urbanización de reciente creación, que reúne a un elevado volumen de población.

"No aceptaron nuestras alternativas", señala el presidente de la asociación de Peruleiro-Mariñeiros, Enrique Valcárcel, acerca de la negativa del Ayuntamiento a modificar su plan para suprimir la línea 12A, iniciativa con la que este barrio perderá la conexión directa con el Hospital Universitario.
Los vecinos de Mariñeiros afirman que el Concello no escuchó sus propuestas para evitar la desaparición de la línea 12A en el barrio.

Valcárcel destaca que este autobús es utilizado por numerosas personas que residen a lo largo de toda la ronda de Outeiro a su paso por O Ventorrillo y el Agra do Orzán, quienes ahora se verán obligadas a desplazarse hasta la ronda de Nelle para tomar otra línea.

El Gobierno local les propuso también como solución la línea 14, que llega hasta Os Castros, donde los viajeros pueden hacer transbordo con los vehículos que llegan hasta el complejo sanitario público, pero esta propuesta no es del agrado de los vecinos.

"El Ayuntamiento dice que no hay muchas personas que usen esa línea, pero nosotros recogimos 1.200 firmas en una semana cuando nos lo anunciaron", recuerda Valcárcel. El dirigente vecinal anuncia la convocatoria de una asamblea del colectivo para exponer la nueva situación y acordar las medidas de protesta que llevará a cabo, aunque rechaza comentar cuáles serán, ya que debe ser una decisión de los residentes.

Otra de las quejas de esta asociación se refiere a la actitud de la Compañía de Tranvías, ya que durante las negociaciones que mantuvieron ambas partes acerca de los nuevos recorridos, sus responsables se comprometieron a informar en una reunión a los vecinos con el fin de exponerles la nueva situación, aunque desde entonces no han vuelto a tener noticias acerca de ese encuentro.

Los cambios en las siete líneas afectadas por la reforma se aplicarán en un fin de semana que el Ayuntamiento espera que cuente con más tráfico del habitual, ya que habrá tres días festivos seguidos y está situado a corta distancia de las fechas navideñas, por lo que es previsible que muchas personas lo aprovechen para efectuar sus compras.

A lo largo de los próximos días la Compañía de Tranvías y el Concello informarán a los usuarios sobre las modificaciones que se producirán en las líneas remodeladas.

  • Domingo Verdini Presidente de la Asociación de Vecinos de O Castrillón: "La línea 12A era insalvable porque sus frecuencias no se podían cumplir"
En O Castrillón, la asociación de vecinos Iar realizó dos asambleas para analizar la propuesta municipal y asegura estar satisfecha porque se recogieron sus propuestas.

Cuando el Ayuntamiento les planteó su primer plan antes del verano, se pretendía que los autobuses dejaran de circular por la calle Vicente Aleixandre para hacerlo por otras vías menos angostas, pero este colectivo lo rechazó al entender que se privaría del servicio a numerosos usuarios.

El presidente de la agrupación, Domingo Verdini, destaca que a partir del día 6 de diciembre pasarán 11 autobuses por este barrio frente a los ocho actuales y afirma que la línea 12A "era insalvable porque sus frecuencias no se pueden cumplir".

Verdini recuerda que su asociación se mostró partidaria de que la Compañía de Tranvías diseñe líneas con recorridos más cortos para que se puedan reducir las frecuencias y de que se conecten mediante transbordos para evitar la pérdida de conexiones.

El dirigente vecinal expresa sin embargo sus dudas sobre la efectividad de la 15, la nueva línea que comenzará a funcionar el próximo mes entre San Cristóbal y Os Castros, ya que teme que el intenso tráfico existente en Matogrande y la estación del ferrocarril haga imposible que se cumpla la frecuencia anunciada por el Ayuntamiento.

  • Francisco Graña Presidente de la Asociación de Vecinos del Agra do Orzán: "El transporte público es un desastre y las medidas aprobadas son raquíticas"
El funcionamiento del servicio municipal de transportes recibe una dura crítica por parte de Francisco Graña, presidente de la asociación de vecinos del Agra do Orzán, quien suele ser poco complaciente con la política del Gobierno local.

Para Graña, la decisión de exponer las reformas en las líneas a cada asociación de residentes por separado fue premeditada y tendría por fin evitar una contestación global a la actuación de la Compañía de Tranvías y que los colectivos se organizasen en este sentido.

"El transporte público es un desastre y las medidas aprobadas ahora son raquíticas", se lamenta Graña, para quien la reforma que pondrá en marcha el Ayuntamiento es tan sólo parcial, ya que él es partidario de una nueva concepción de este servicio que no tenga en cuenta únicamente el beneficio de la empresa concesionaria.

"Sólo se quedan con las líneas que les resultan rentables", manifiesta el presidente de la entidad del Agra do Orzán, quien no obstante reconoce que la reestructuración que se aplicará no tendrá efectos negativos en su barrio.

Graña recuerda a unos vecinos próximos a su zona, los del barrio de Peruleiro-Mariñeiros, que sí perderán un enlace en la ciudad con los cambios anunciados y a quienes da su apoyo al afirmar: "No se puede beneficiar a unos y perjudicar a otros".

  • Francisco Mourelo Presidente de la AVV Castrillón-Urbanización Soto "Tengo mis reservas sobre cómo funcionarán las frecuencias"
Otro de los colectivos vecinales existentes en O Castrillón, el que preside Francisco Mourelo, también se había opuesto al planteamiento inicial diseñado por el Gobierno local para el transporte público en este barrio, por lo que se opuso a que se aplicase durante la negociación desarrollada en los últimos meses.

La asociación está de acuerdo con el nuevo trazado de las líneas que atraviesan la zona, pero Mourelo expresa sus "reservas sobre cómo funcionarán las frecuencias". El Ayuntamiento ha anunciado que se reducirá el tiempo de paso por las paradas, pero este dirigente cree que habrá que esperar a comprobarlo para que se demuestre que la reforma es efectiva.

Mourelo considera que el barrio conserva los enlaces de los que disponía anteriormente y que los transbordos le permitirán más conexiones, aunque destaca que el cambio de autobús no es del agrado de las personas que tienen problemas de desplazamiento, como los mayores o los padres con hijos pequeños.

Comentarios al respecto en el Diario La Opinión de A Coruña aluden a la falta de confianza y los perjuicios para los usuarios de estas maneras:

"Como van a cumplir as frecuencias, se estan todas as ruas cheas de doble fila. Vas pola Ronda de Outeiro e donde ten dous carrils un esta cheu de coches parados. Un pouco de civismo e menos chorradas.
Xesus

"Verdini como siempre mirando sus intereses adulando al poder establecido, desde cuando el Castrillon ha salido beneficiado con este cambio? Seguimos sin tener ningun bus que nos acerque al Hospital Abente y Lago ni a Monte Alto, los vecinos que trabajamos en Pocomaco , La Gela etc, seguiremos dependiendo de nuestro vehiculo. Señor Verdini usted es el cancer de este barrio, sus ansias de medrar no tiene limites.
Chucho do castrillon

"¿Y para cuando un bus que pase por la avenida de la universidad? ¿para qué esta obra faraónica si no se va a utilizar? ¿cómo van a aumentar la frecuencia a mesoiro quitando buses? ¿para cuando un bus que una los varrios cercanos (matogrande, birloque, mesoiro) con la grela?.
Decepcionada

Fuente: La Opinión de A Coruña

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: