29 de agosto de 2008

Carga y descarga sobre el carril bus (sobre todo carga...)

«Es que no puedo aparcar aquí; voy a dejar la furgoneta en la esquina y ya le dejo la mercancía». Un agobiado repartidor de paquetería hablaba por teléfono en la mañana de ayer con su cliente. Minutos después de las nueve, dejaba su coche sobre un paso de peatones de la calle Federico Tapia y descargaba cuatro cajas para un local cercano. La falta de un espacio donde estacionar era el principal problema con el que se encontraban las furgonetas y camiones de reparto. Claro que más de uno se desesperó al ver que el espacio de carga y descarga estaba ocupado por vehículos particulares y optó por utilizar el carril bus, circulando justo detrás de uno de los autobuses.

Los lugares destinados a carga y descarga eran especialmente codiciados e incluso negociados: «A ver si puedes apartarlo un poco que tenemos que salir ya», le decía un camionero al conductor de una furgoneta que más que aparcar tiró su vehículo en el primer hueco que encontró.

En la entrada al aparcamiento de la plaza de Vigo había una cola que llegaba hasta más allá de la esquina, a pesar de un cartel que decía claramente que el párking estaba completo.

La novedad del carril bus desconcertaba a más de un conductor, mientras agentes de la Policía Local y personal de la concejalía de Transportes veían la posiblidad de ampliar el ancho de la zona de carga y descarga en la entrada de Federico Tapia, donde ya se dio el caso de que al estar descargando un camión no podía pasar el bus.

Uno de los vecinos de la zona, viendo el aparente caos que parecía vivirse en la zona, apuntaba que en realidad la situación no ha variado tanto: «Antes había un carril a cada lado para aparcar, y dos para circular, pero como uno siempre estaba atascado por la doble fila solo quedaba uno, como ahora: un carril igual que antes». No piensan así los comerciantes y hosteleros con locales a todo lo largo del nuevo carril bus, desde Federico Tapia hasta la calle San Juan, que continuaban ayer con la recogida de firmas que tienen previsto hacer llegar a los responsables municipales para mostrar su desacuerdo con el nuevo vial: «No podemos tener esto aquí», resumía uno de ellos.

De todos modos, tanto ayer como hoy, personal municipal continúa con las tareas de señalización de los espacios de carga y descarga o de varias plazas que estaban destinadas a minusválidos y que ahora están en la zona del carril bus.

Fuente: La Voz de Galicia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: