17 de marzo de 2009

Las obras de San Andrés convierten al Carril Bus en común para todos los vehículos.

Las obras de la calle Pórtico de San Andrés zanjaron por unos días la polémica por la instalación del carril bus en la zona. Todos los conductores utilizan unos metros del vial habilitado para taxistas, motoristas y autobuses y los transeúntes pasean por la zona que está cortada al tráfico.

Los trabajos provocaron el corte del carril de la calle San Andrés más cercano a la iglesia castrense, por lo que los turismos están obligados a circular por el carril bus durante unos metros. "¿Qué le vamos a hacer?, hay que compartirlo", comenta un taxista que espera a un cliente. La mayoría de los conductores se sorprende al ver que la calle está cortada y algunos incluso continúan su marcha por el vial prohibido tras pasar las obras.

La Policía Local desplegó un dispositivo especial en la zona para evitar atascos. Los agentes aseguraron que no hubo "ningún problema", salvo algunos peatones, sobre todo personas mayores, que preguntaron por el cambio de las paradas de los autobuses, que ahora se desvían por la calle Cordelería en el sentido de la circulación hasta ahora prohibido. Desde allí salen al paseo marítimo, donde se ubica una parada nueva, y regresan a su itinerario habitual en la plaza de Pontevedra.

"Estuve esperando en la parada de siempre y como no venían los autobuses pregunté y ya me dijeron que la cambiaron", cuenta Aurora M., una de las muchas usuarias de los autobuses a las que las obras cogieron desprevenidas.

Los policías locales confesaron que son "comprensivos" con los conductores despistados que siguen su marcha por el carril bus en la zona que no está en obras y afirmaron que ayer por la mañana no multaron a nadie por circular por el vial prohibido.

Fuente: La Opinión de A Coruña

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: