27 de enero de 2013

Turismo de cuatro aros los estrella contra puerta trasera de bus urbano... Sólo daños materiales.

En la tarde noche de ayer se producía un pequeño accidente en el cruce de la Ronda de Outeiro con la Avenida de Arteixo, entre un turismo y un bus urbano de la línea 20, sin víctimas ni heridos entre los ocupantes del coche y los usuarios del bus, afortunadamente.

Se ve que el conductor del turismo arrancó cuando su semáforo todavía no había abierto; el bus circulaba por la Ronda de Outeiro y aunque se percató de la acción -e incluso tuvo tiempo para alertar del peligro de la maniobra del turismo con el claxon-, no fue suficiente, y el coche acabó "empotrándose" con el bus a la altura de la puerta de en medio del transporte.

Parte del morro traspasó la puerta, destrozándola con el impacto, y eso que el coche prácticamente estaba arrancando. El coche "era" un Audi 80 con muy buena pinta, conducido por un hombre con una edad: la defensa quedó arrancada, la aleta y el capó destrozados, hasta se le debió mover el motor...

Pudo haber sido un despiste de esos que se dan de cuando en vez, en el que en vez de frenar, el conductor pisa más todavía el acelerador; en caso contrario, no se entiende muy bien cómo se produce este suceso...

Cabe destacar especialmente la colaboración y el excelente comportamiento de los pasajeros y de los transeuntes que fueron testigos del suceso. Todos se pusieron amablemente a disposición del conductor del bus urbano para dejar constancia de lo sucedido, y evitar así situaciones que a menudo redundan en otorgar generosamente la responsabilidad de los accidentes en el contrario. En este caso, el amparo de inocencia recaía en el busero, que agradeció sinceramente este comportamiento de la gente.

Que todo lo malo sea esto.

1 comentario:

  1. Y decir que ya hemos visto circular al bus 392 a los dos días. Sin mayor novedad...

    ResponderEliminar

Comentarios busurbanos...: