15 de agosto de 2009

O Castrillón advierte de que las fiestas de María Pita agravan el retraso de la línea 1.

La afluencia de gente y, en particular, de vehículos que generan las fiestas de María Pita en el centro de la ciudad provoca consecuencias negativas sobre el transporte urbano. En este sentido, la asociación de vecinos “IAR” de O Castrillón señala que durante el mes de agosto la línea 1, que conecta el barrio con Puerta Real, ha empeorado el cumplimiento de las frecuencias, debido a los embotellamientos que se producen en el entorno de O Parrote en horas punta.

Según su presidente, Domingo Verdini, “se trata de una zona de mucho movimiento que impide la circulación normal de transporte urbano y que, al final, provoca retrasos”. De hecho, en los días más conflictivos, la demora acumulada es tal que la línea 1 “llega a perder un viaje”. Así, su portavoz explica que un día como el jueves “algún vecino llegó a esperar hasta 31 minutos en la plaza de A Palloza, cuando el bus debe pasar cada 15 minutos, según la frecuencia oficial”.

Con todo, el representante de O Castrillón puntualiza que los problemas ocasionados por el aumento del tránsito en los meses estivales no hacen más que empeorar una situación “que se viene produciendo desde la entrada en vigor de los últimos cambios aplicados por la Concejalía de Transportes”.

Desde un principio, la entidad se había opuesto a la reordenación propuesta por la edil Eudoxia Neira, que contemplaba la recuperación del itinerario de la línea 1 anterior a la reforma llevada a cabo por su antecesor en el cargo José Nogueira. Ahora, dos meses después de la entrada en funcionamiento de la medida, los usuarios de O Castrillón opinan que el tiempo les ha dado la razón. “Nosotros ya vimos sobre el papel que iba a resultar imposible cumplir las frecuencias, debido al amplio recorrido que se planteaba para esta línea”, comenta Verdini.

Ante esta situación, la entidad ha trasladado un informe a los responsables municipales en el que se exponen todas las deficiencias detectadas tanto en la línea 1, como en la 12 y la 14, que también conectan con el barrio. Según el portavoz, estas dos últimas tampoco cumplen los horarios, algo que repercute directamente en los transbordos que afectan al entorno.

El gobierno municipal se comprometió a estudiar el dossier elaborado por “IAR” y, en base al documento, plantear una solución a la problemática. No obstante, no será hasta principios del mes de septiembre cuando se produzca una reunión entre los técnicos de la concejalía y los responsables de la entidad vecinal.

De no obtener una respuesta satisfactoria, Verdini prefiere “no adelantar lo que sucederá, porque habrá que pensarlo bien”, aunque en varias ocasiones ya manifestó su intención de agotar la “vía del diálogo” para conseguir que las negociaciones lleguen a buen puerto. Con todo, no descarta “emprender otro tipo de medidas”, con el objetivo de alcanzar “mejoras en la calidad de servicio”, que en la actualidad “ha empeorado con las últimas decisiones municipales”.

Fuente: El Ideal Gallego

3 comentarios:

  1. ¿Y eso es una novedad que durante el mes de Agosto en dias de fiesta no se cumplan los horarios?,va vieja la noticia,eso paso SIEMPRE y por si no se dieron cuenta suele pasar en muchas ciudades con fiestas,aunque si quieren mantener sus frecuencias es facil,o montan carriles bus por el centro o aprovechando la crisis anulan nuestras fiestas de Agosto,pasamos la bola al exacmo. ayuntamiento.

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente, señores, no es una novedad. La novedad es darlo a conocer públicamente. Y como no es novedad...

    ResponderEliminar
  3. Sr Verdini no se da cuenta que en agosto incluso en su coche llegaría tarde.
    Pero hace muy bien en protestar pero creo yo que ni quemandose a lo bonzo delante de Maria Pita va a solucionar nada

    ResponderEliminar

Comentarios busurbanos...: