9 de abril de 2009

La Xunta suprime del trazado del metro ligero a los barrios de Eirís y Os Castros.

El trazado del metro ligero propuesto por la Xunta deja sin conexión a algunos barrios de la ciudad que el Ayuntamiento incluía en su proyecto, elaborado por el urbanista catalán Joan Busquets. Eirís y Os Castros son las zonas más perjudicadas por el estudio realizado por la Consellería de Política Territorial, ya que las paradas más cercanas a estos barrios serían las de Cuatro Caminos y la estación de autobuses.


El informe presentado por el Gobierno autonómico en funciones a finales de marzo propone que el nuevo tranvía tenga tres líneas, que unirían Monte Alto con la Universidad y Os Rosales con la estación de autobuses y la plaza de Pontevedra. El estudio de la Xunta recomienda que se creen intercambiadores en la plaza de Pontevedra y en las estaciones de tren y autobuses. En estos puntos se enlazarían las líneas de metro ligero con otros transportes.

Busquets, sin embargo, opta por crear en San Cristóbal una estación intermodal porque asegura que desde ese punto de la ciudad se puede ir "andando a todos los lugares, excepto a Monte Alto" y una estación intermodal en San Diego para conectar A Coruña con el área metropolitana.

El proyecto del arquitecto aprovecha la totalidad del trazado del tranvía turístico, mientras que el de la Xunta sólo lo hace en el tramo que va desde Riazor hasta las Esclavas.

Mientras el urbanista recomienda que el metro ligero circule por el interior del puerto para que no afecte al tráfico de vehículos, la Xunta apuesta por utilizar gran parte del carril bus en el trazado de la línea que une Monte Alto con la Universidad, la más larga de las tres previstas para la ciudad.

El tranvía moderno discurriría por el vial habilitado para los autobuses urbanos, desde Federico Tapia hasta San Juan. El estudio también proyecta instalar los raíles para el metro ligero en la calle Panaderas, una vía en la que el Ayuntamiento optó por no colocar el carril bus para evitar problemas de regulación del tráfico.

Tanto el estudio de Política Territorial como el del Ejecutivo local incluyen una línea del nuevo metro por la ronda de Outeiro. Busquets defiende la puesta en marcha de una línea circular que aprovecharía el trazado del tranvía turístico y comunicaría la estación de San Cristóbal con la Torre de Hércules por los muelles, por un lado; y con el paseo y la ronda de Outeiro, por otro. Las alternativas del arquitecto para cerrar el metro ligero son ir por Os Castros o por Elviña.

Busquets destaca en su informe que para ejecutar sus trazados no sería necesario "ningún tipo de expropiación" y que en "muchos casos" la construcción de nuevas vías sería "mínima". El proyecto del Ayuntamiento también prevé que haya una conexión en San Diego entre el metro ligero y un tren de cercanías que uniría la ciudad con la comarca. La Consellería de Política Territorial excluye de su proyecto la conexión con el área metropolitana y propone que el nuevo tranvía pase sólo por el caso urbano.

El portavoz del Partido Popular de A Coruña, Carlos Negreira, anunció que encargará otro estudio al nuevo Gobierno autonómico. "Lo que hay que hacer es un proyecto ambicioso que conecte la ciudad con la comarca", recalcó Negreira, quien aseguró que el PP revisará la propuesta de Busquets antes de elaborar otro informe. El Ayuntamiento acusa a la oposición de "paralizar" un proyecto "importante para la ciudad". En el pleno celebrado el lunes, el Gobierno local volvió a exigir al Partido Popular que ejecute el plan del metro ligero presentado el 26 de marzo por el Ejecutivo en funciones de la Xunta.

La línea de tranvía moderno tiene una longitud de 12,2 kilómetros, de los que 8,4 son de vía doble, y 27 estaciones. Dispone de plataforma reservada al transporte público con zonas de separación para peatones y tráfico rodado. Este tipo de plataforma permite establecer un camino prioritario para vehículos de emergencia.

La línea cuenta con plataforma reservada en el 100% de su recorrido, salvo en los cruces con viales perpendiculares, que están regulados por semáforos que le dan prioridad al tranvía. La práctica totalidad del recorrido discurre en superficie y sobre vías públicas, con excepción de dos pasos inferiores.

Fuente e imagen: La Opinión de A Coruña

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: