22 de julio de 2008

Tranvías estudia el caso del conductor que perdió los nervios.

La Compañía de Tranvías de A Coruña está revisando el suceso que ocurrió el pasado jueves en un autobús de la línea 7. La Compañía asegura que hoy se pondrán en contacto con los afectados para explicarles las medidas que van a tomar con el conductor, que amenazó a una pareja después de que ésta le recriminase que no había detenido el transporte para recogerlos. Por el momento, Tranvías no se ha puesto en contacto con los denunciantes del suceso, que aseguran que la Compañía les prometió que tomaría medidas.


El incidente se produjo el pasado jueves alrededor de las 21.00 horas, cuando un matrimonio de avanzada edad le exigió al conductor que se disculpase porque, según ellos, “ya era la segunda vez que les hacía eso”.

Los afectados aseguran que en ese momento el chófer perdió los nervios y amenazó al varón de la pareja, de 74 años, con pegarle “dos hostias” y golpeó la mesa donde guarda las monedas gritando: “Estoy harto de aguantar a la gente, os voy a expulsar a todos fuera y empotraré el bus”. Además, los usuarios de la línea 7 indicaron que el chófer condujo de manera temeraria hasta que terminó su carrera.


Los afectados denunciaron el viernes el hecho a la Compañía de Tranvías, que les pidió sus datos personales y les aseguró que les informaría de las actuaciones que llevarían a cabo, pero por el momento no se ha dirigido a los usuarios del transporte.

Muchos de los afectados creen que todo se debió a un proceso de de ansiedad que sufrió el conductor del autobús. “No le deseamos nada malo, pensamos que nuestra protesta debe valer para que, por lo menos, no se vuelva a repetir este desagradable suceso”, aseguró una de las afectadas.

Fuente: El Ideal Gallego

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: