9 de marzo de 2008

Los buses sin tornos, entre la sorpresa y la nostalgia

Reproducimos este artículo de La Voz, en el que describe las primeras reacciones ante la novedad:

Hay quien ni se entera, otros que notan mucho su falta, y aquellos que se alegran de que ya no haya barreras en los buses

Como nunca llueve a gusto de todos, no era de extrañar que la retirada de los tornos de los autobuses urbanos no contara con el apoyo de todos los usuarios. El conductor de la línea 20, Miguel Ángel Penas, explicaba ayer que todos los pasajeros estaban encantados con la eliminación de estas barreras, «aínda que os nenos son os que máis os botan de menos, porque lles gustaba o ruido que facían».

También un pasajero de esta autocar considera que era mejor que se mantuviesen los tornos, «porque eu non vexo ben, y non sei onde recoller o tique», explicaba ayer. Precisamente, una de las principales novedades que introduce la eliminación de estas barreras es que todos los pasajeros deben recoger un billete al entrar, que previamente habrán abonado. De hecho, la Compañía de Tranvías ha anunciado que en los buses sin torno viajará un controlador para comprobar que todas las personas lleva su correspondiente ticket.

Lorena Marín y su compañero consideraban muy positiva esta medida, no solo «porque es una cosa fabulosa que los hayan retirado, porque eran un estorbo, sino porque ahora te dan un billete, y, en caso de accidente, puedes demostrar que ibas en el autobús». Maricarmen López Fernández también ve con buenos ojos la retirada de los tornos, aunque confiesa «que ni me fijé cuando entré. De todas formas, tampoco eran tan molestos», apunta.

Los que más agradecen la supresión de estas barreras son, según explica el conductor Miguel Ángel Penas, la gente que viene del supermercado cargada de bolsas, y los que cogen el autocar en la estación de autobuses, «porque sempre veñen con algunha maleta e antes tiñan dificultades para pasala polo torno».

La supresión de esta barreras se ha realizado ya en siete buses de la flota de la Compañía de Tranvías, y, en concreto, ya no cuentan con ellas un autocar de las líneas 3 , 4 , 6 , 7 , 11 , 20 y 21. Según anunció el pasado viernes el alcalde coruñés, Javier Losada, esta iniciativa también se aplicará durante las semanas próximas en el resto de vehículos de la flota de autobuses urbanos, que está compuesta por 30 buses de piso bajo y rampas, 32 autocares de piso bajo y arrodillamiento, y 30 autobuses estándar.

El regidor "se preocupó de recordar"(*) que esta medida formaba parte de su programa electoral, en el que prometió que promovería un proyecto para mejorar la movilidad de los ciudadanos en todos los ámbitos.

Fuente e imagen: La Voz de Galicia
(*) busurbano opina -en tono desenfadado- que es lo que en realidad debería poner..., no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: