26 de agosto de 2018

Los buses de Tranvías registraron en 2017 más de un accidente al día. ¡No los recogemos todos aquí!

La Opinión hace un resumen de los datos que Tranvías pone a disposición sobe la siniestralidad de su flota en el ejercicio 2017, que resumen con el titular "Los autobuses de Tranvías registraron más de un accidente al día el pasado año".
Obligados estamos a recoger estos datos:

Evolución.

Aunque los datos revelan que en 2017 se produjo más de un accidente al día (477), la cifra ha disminuido considerablemente en la última década. Los siniestros se han reducido un 40% con respecto a 2010, cuando hubo 794 accidentes. La Compañía de Tranvías achaca esta disminución a la implantación del Sistema de Gestión de Seguridad Vial y a la elaboración del Plan de Seguridad Vial en 2015. También se redujeron los accidentes con terceros.

Tipos de accidentes/incidentes.

La Compañía de Tranvías establece tres categorías entre los 477 accidentes contabilizados el año pasado.
  • Los accidentes con terceros, que implican accidentes con otros vehículos y lesiones en pasajeros y terceros. El 80% de los siniestros son de este tipo.
  • Los accidentes e incidentes internos, que en 2017 fueron 76. Se trata de aquellos que no implican daños a otros vehículos ni lesiones. Estos pueden suceder tanto en la vía pública como en las instalaciones de la empresa.
  • Los accidentes laborales, que suponen una lesión para el trabajador en el desarrollo de su trabajo. El año pasado se registraron 12.

Un toque entre un bus y un turismo, con solamente daños materiales
Causas.

Para determinar las causas de los accidentes, la empresa elimina en su análisis los accidentes laborales por lo que el total quedaría en 465 siniestros. La mayoría de estos (182) se produjo por colisiones entre el autobús y otro vehículo. Una cifra que se ha reducido con respecto a 2016, cuando se contabilizaron 234 choques; y aunque en el total global fueron menos (se contabilizaron 474), hubo más lesionados, un total de 22 más.

El golpe del bus contra el poste de la parada o de la marquesina es otra de las causas más habituales, con un total de 60 siniestros de este tipo.

El bus urbano paró... contra la marquesina
[Nota del blog busurbano:
Si se consideran los toques leves contra marquesinas o postes, que dañan, por ejemplo, el espejo derecho, nuestra impresión es que lo que fallaría -en gran número de casos- es la ubicación de esos elementos en la acera, no previendo que el bus pueda necesitar invadir ese espacio para un correcto posicionamiento de recogida de pasajeros. Pivotes en la acera, bordillos con una altura algo excesiva, postes o papeleras o contenedores... demasiado al borde también darían pie a daños menores -creemos- innecesarios y evitables. Lo que desconocemos es si como solución se maneja el "aprendizaje" del conductor con la experiencia vivida o la posible reubicación de esos elementos problemáticos cuando esta sea posible]

Pasajeros.

Ciñéndonos a cifras concretas sobre los accidentes que afectan a los pasajeros, el balance va como se relata:
  • Golpes al subir o bajar del autobús (42): Los resbalones o tropiezos suponen un 30%. Y en este punto, aprovechamos para recordar que es peligroso echarse a correr en paralelo al bus cuando este ya arrancado. Es mejor asumir que lo habéis perdido que no caeros al pie de las ruedas, como casos ha habido.
  • Frenazos del chófer (23): En cuanto a estas situaciones, Tranvías intenta concienciar a sus conductores en el hecho de mantener una conducción lo más suave posible, dentro de lo que supone conducir un autobús por la ciudad.
  • Mareos o desmayos (26): En el Blog Busurbano las relacionamos más directamente con las temperaturas de los días más "veraniegos" (malestares puntuales aparte). Hace alguna temporada se dieron casos aislados en los que fueron los propios conductores los afectados.En ese punto nos situamos cuando comentamos la carencia de sistemas de climatización en los vehículos de tranvías...
  • Además, el año pasado se produjo una agresión física o verbal al conductor. Y este apartado nos lleva a recordar una brutal agresión a un conductor que por poco no lo deja sin visión de un ojo. Un indeseable -además de reincidente, por lo que sabemos- le atizó con un bastón.

José María Otero, conductor de bus urbano agredido por un viajero en 2014
El 56% de las caídas registradas en el vehículo se producen en la mitad del autobús. En esa zona es donde se apelotonan los pasajeros, a pesar de que se les insiste para que vayan al fondo y no obstaculicen la puerta central de salida. Esto lo saben bien los de la Línea UDC... Es en esta zona donde se suele viajar de pie -agarraos bien, por favor!-. Y a la hora de prepararse para bajar, observamos que gente mayor -un colectivo a mimar y a mimarse a sí mismos... - se suele levantar con el bus en marcha antes de llegar a su parada, con todo lo que ello implica de arriesgado.

Aclara Tranvías que la mayor parte de las lesiones se produce cuando el autobús está en marcha, aunque apenas hay diferencia entre los pasajeros que viajan de pie (33%) o sentados (25%). Esto es lógico en el caso de una colisión o un frenazo brusco. Nadie está completamente a salvo...

Edades.

En su análisis, la Compañía de Tranvías también aclara qué tramos de edad cuentan con un mayor número de lesionados:
45% > de los heridos por  un accidente de autobús supera los 60 años
40% > tiene una edad entre 18 y 59 años.
15% restante > Menores y personas con movilidad reducida se encuentran entre los menos afectados. Entendemos que por su menor afluencia en el uso del transporte, en comparación con las demás franjas...

Culpabilidad.

En más del 50% de los casos, la culpabilidad de los siniestros, tanto internos como externos, es ajena. De los 465 registros del año pasado, señala Tranvías, 253 fueron culpa de otros conductores o viandantes mientras que 148 fueron por causa propia de la Compañía.

En más de un 10% de los siniestros no se ha podido determinar de quién es la culpa. Es la única cifra que ha aumentado con respecto al año anterior, de 41 a 64 accidentes sin conocer al culpable.

Los siniestros tanto por causa propia como ajena han disminuido.

Un ciclista impacta contra la luna de un Línea 2
Otros datos.

En su Plan de Seguridad Vial, la Compañía de Tranvías también ha hecho una comparación sobre los días y meses en los que más y menos accidentes se registran.
  • Los siniestros se suelen concentrar en la parte central de la semana, siendo el miércoles el día con más accidentes. La empresa entiende que esto se debe a que los fines de semana se realizan menos servicios por lo que la probabilidad de que ocurra un siniestro disminuye.
  • Los meses con menos accidentes con julio y agosto, que coinciden con el periodo vacacional escolar.
  • Debido a que el estado de la carretera también influye, lo lógico sería que los días de lluvia se contabilizasen más siniestros. Sin embargo, es al contrario. El año pasado se registraron 423 accidentes en días no lluviosos y el resto, 42, fueron con el asfalto mojado. Unos datos que demuestran que durante los días con meteorología adversa se extreman las precauciones.

Abre la puerta sin mirar y le lleva la puerta un bus urbano...
La Línea 14 y otras.

La ruta del 14 más parece un recorrido turístico que una línea de bus urbano... Con todo lo extenso de su recorrido, y aparte de ser la que más viajeros traslada, se entiende fácilmente que sea la que más incidencias acumula. En 2017, de las 465 incidencias registradas, según el Plan de Seguridad Vial de la Compañía de Tranvías, se contabilizaron 55 incidencias en estos trayectos cruzando la ciudad entre O Castrillón y Os Rosales (esto supone un 11% del total), 16 más que en el año anterior (39 incidencias en 2016).

Líneas 4 y 11, 6, UDC, Búho y ... "33"

>>> También con recorridos extensos y bregando frente al tráfico, las líneas 4 y 11 se ven en zonas de riesgo.
#Lín4 > En la ruta de Hércules al Barrio de las Flores se contabilizaron 41 accidentes (38 en 2016)
#Lín11 > La línea más "comercial" que une As Lagoas con Marineda City sufrió 38 incidentes.

>>> Por detrás de la línea 14 -en términos de demanda de usuarios- tenemos a la línea 6 [Hércules - Meicende], aunque se nos da por suponer que se incluye también a su variante, la línea 6-A [que se queda en Bens]. La cifra de incidencias asciende a 32.

>>> La línea universitaria -denominación oficial: Línea UDC- ha aumentado su pasaje y la cifra de siniestros adjudicada el año pasado es de 23. La siguiente imagen es de un accidente en el que un turismo "se esnafró" contra el bus en el vial Intercampus.

Un turismo pierde el control y colisiona frontalmente con un Línea UDC

>>> En cuanto al Servicio Nocturno -Búho-, el hecho de que circule en las madrugadas del fin de semana y festivos, hace prácticamente no registre ninguna incidencia; de hecho, en 2017 solamente hay contabilizada una. Y tendríamos que añadir "afortunadamente", basándonos estrictamente a los testimonios que nos trasladan usuarios de la línea...

>>> En la línea 33, que traslada a los empleados de la Compañía de Tranvías (el "bus de los obreros", nos decía una amiga que así le llamaban; no lo habíamos oído nunca...), hubo tres siniestros.
Sobre este servicio, apuntar que podéis aprovecharlo y utilizarlo si se adapta a vuestros desplazamientos matutinos, a primeras horas de la mañana. Pero para aclarar cualquier duda o que os especifiquen, llamad a la empresa (981.250.100).

[Nota del Blog Busurbano:
Muy bien por referir todos los datos: Nos interesan! Pero también es verdad que lo de la "línea 33" es una "terminología interna" que a los lectores "mortales" no les dice nada. De hecho, el bus de personal que recorre parte de la ciudad -al menos de mañana temprano- está "rotulado" como línea 3; con lo cual, bastaría citarlo como "bus de personal" a secas :-) A nosotros sí nos vale y agrada pero... podría considerarse como irrelevante y superfluo. Por esta regla de tres, al Búho habría que denominarlo como "18", si no recordamos mal... y carece de sentido]

En general, son los autobuses que atraviesan las zonas de Cuatro Caminos y plaza de Pontevedra, dos de los puntos más conflictivos de la ciudad, los que registran una mayor accidentalidad.
___________

Para finalizar, avanzaros un próximo post, en el que La Opinión entrevista a Alberto Couselo, presidente del comité de empresa de la Compañía de Tranvías, sobre esta misma temática.

A mayores, queremos dejaros a mano un interesante documento: El Plan de Seguridad Vial, actualizado a 2018, que Tranvías pone a disposición pública, si bien se centra el aspectos más propios de la propia empresa. Un plan que se desarrolla para un período de 3 años (2018, 2019 y 2020) con lo que tendrá validez hasta enero de 2021.

Tranvías de Coruña se marca como líneas estratégicas de este Plan de Seguridad Vial...:
  > Trabajar para la reducción de accidentes en todos los niveles.
  > Eliminar conductas entre el personal de la organización que pongan en riesgo la seguridad vial.
  > Mejorar la identificación de los autobuses en caso de situación de emergencia (la comentada rotulación de los techos con el número del vehículo).
Así, el objetivo estratégico que marca la Compañía es lograr reducir en un 2% los accidentes en los accidentes registrados en la empresa (accidentes externos, como en los internos y accidentes laborales).
Interesante.

Fuentes:
La Opinión de A Coruña, 22-08-2018, 23-08-2018, Ana Carro
Tranviascoruna.com
Imágenes:
(para fuente, ingresar en el enlace correspondiente, por favor)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: