18 de junio de 2009

"El carril bus daña al ya castigado sector del comercio", el presidente de la Federación Provincial de Comercio de A Coruña, Miguel Agromayor dixit.

El presidente de la Federación Provincial de Comercio de A Coruña, Miguel Agromayor, insistió ayer en su postura en contra del carril bus, al que considera muy perjudicial para los pequeños establecimientos. De hecho, el portavoz de los comerciantes aseguró que los que tienen carril bus en su calle “han perdido mucho negocio” desde su colocación.

“Seguimos pensando que A Coruña no tenía necesidad de carril bus, aunque si se pone tiene que ser en conjunto, y no una línea de norte a sur”, explicó Agromayor, que pidió responsabilidades por la pérdida de negocio de los establecimientos que se encuentran en estas zonas: “Los beneficiarios tendrían que resarcir en cierta manera a los perjudicados, que son los comercios”.

Del mismo modo, recalcó que lo que buscan no es “un enfrentamiento”, sino que “es sólo que no estamos de acuerdo”. Agromayor cifró la pérdida de valor de los negocios situados en calles con carril bus en un 50%: “Si el valor de esas tiendas era de 100 millones, ahora es de 50”, informó. Por eso, demostró su malestar por el hecho de que estos comercios ya estaban ahí antes de que pusieran los bolardos”.

El presidente de la Federación de Comercio explicó que A Coruña no necesita carril bus porque “es una de las ciudades con mejor calidad de vida de España” y “se recorre en 35 minutos, incluso cuando está lloviendo”.

Miguel Agromayor presentó ayer el Día del Comercio, que se celebrará el 25 de junio en Palexco a partir de las 20.30 horas. Durante este acto se reconocerá la labor y esfuerzo del pequeño comercio coruñés y se premiará a los empresarios cuyos negocios lleven abiertos más de 50 años.

La organización, que tiene previsto que acudan a este acto unas 1.400 personas, entregará todo el dinero recaudado con las entradas, a un precio simbólico de dos euros, y las donaciones a la Cocina Económica. Además, también se premiará con menciones especiales a aquellas entidades y personas que con su trabajo y su buen hacer han prestado su apoyo y servicio al colectivo que representa la Federación de Comercio y todos sus asociados.

Durante este acto, Miguel Agromayor afirmó que el comercio tradicional tiene “mucho que decir” y que ha “hecho ciudad antes y ahora”, algo que no logran los grandes centros comerciales, a los que calificó como “islas”. El presidente de la federación hizo referencia a la crisis, que obliga a cerrar tres o cuatro pequeños comercios al día, pese a lo cual dan trabajo a una media de 29.000 empleados.

El portavoz de los comerciantes aseguró que en “la comparación con los grandes centros comerciales” les “fastidia que se diga que dan empleo a mucha gente”, algo que en la asociación que preside consideran que no es cierto. Agromayor, además, auguró un negro futuro a estos centros: “Se hacen la competencia entre sí y dentro de cinco años la mitad tendrá que cerrar”.

De la misma manera, reconoció que desde 2001 la cifra de comercios ha descendido en A Coruña de los 7.000 a 3.500 porque, además de la crisis, “eran demasiados comercios por habitante debido a los que montaron los inmigrantes”. En cualquier caso, el presidente de la Federación Provincial demandó “subvenciones del Estado como las que se dan al sector del automóvil y algunos otros sectores”. “Pediría a la administración que en el próximo presupuesto hagan una partida para estos comerciantes en situación difícil”, aseguró.

Fuente: El Ideal Gallego

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: