21 de septiembre de 2013

"La movilidad que disgusta", buen título de La Opinión para las actitudes de "ahora sí, ahora no" que se están sucediendo en la movilidad coruñesa.

Nos estamos acostumbrando peligrosamente a ciertas actitudes casi de carácter esquizofrénico por parte de ciertos sectores con autoridad competente. Esta es la segunda que vamos conociendo en pocas fechas, y aunque se la podría tildar de anecdótica -es lo que preferimos pensar...-, las trazas no las tiene. Los protagonistas son nuestros colegas de la Plataforma pola Mobilidade y los hechos los detalla la prensa local:

Un coche = doce bicis
No tuvieron ningún problema desde las ocho de la mañana hasta las cuatro y media de la tarde. Los miembros de la Plataforma pola Mobilidade ocuparon ayer unas plazas de aparcamiento de la plaza de Lugo y montaron algo así como un jardín informativo.

«Con tanto despliegue pensé que regalabais algo», comentó ayer una mujer al descubrir un cámping improvisado en la plaza de Lugo. Y lo cierto es que no le faltaba razón: todos los que circulaban en bicicleta por la zona estuvieron invitados a un desayuno. Daniel Díaz explicaba:
«Celebramos el Parking Day, con motivo de la semana de la movilidad. Es una fecha que se celebra a nivel mundial y decidimos traerla aquí para resaltar la importancia del uso de la bicicleta y el transporte público. Encontrar un sitio en el centro es complicado, y en el espacio que ocupa un coche entran doce bicis.Ya no es necesario compararse con Europa. Burgos, Sevilla o Vitoria recurren a este transporte con regularidad. Aquí todavía hay mucho trabajo por hacer »

Uno de sus compañeros en la plataforma, Francisco García, argumentó las razones por la que la ciudad está «totalmente capacitada» para su uso:
  • las suaves temperaturas, 
  • el número reducido de cuestas y 
  • la baja velocidad a la que se circula por el centro.
En este sentido, su compañero Daniel hizo alusión al elevado número de ciudadanos del área metropolitana:
«Podrían llevar su bicicleta en el autobús y utilizarla una vez lleguen al centro»

(Nos da que de momento eso no deja de ser un utópico deseo..., pero todo se andará :)

Hablaban sobre las medidas que tomaban de contaminación acústica:
«A partir de las once y media rebasa los 70 decibelios, cifra considerada perjudicial para la salud»

Mostraban también los niveles de partículas suspendidas en el aire que acompañan a los vecinos en sus paseos.

Pero todo esto se acabó cuando unos agentes de la Policía Local les dijeron que la plataforma no podía seguir haciendo actividades sobre otras maneras de transporte, aun cuando se celebra la Semana Europea de la Movilidad.

"Estuvimos por la mañana y la Policía Local pasó varias veces y nos dijo que estaba todo bien y conocían datos del permiso que se nos había concedido"

Es lo que explicaba Marcos Ulloa, uno de los miembros de la plataforma. A las cuatro y media de la tarde, sin embargo, tuvieron que irse porque les dijeron que se les había denegado el permiso que tenían hasta las 21.00 horas, aunque no recibieron ninguna notificación ni pudieron confirmar la información.

¿Normal? (...) ¿Escuece a la vista de alguien influyente? (...) No acabamos de comprender. Ya nos lo explicaréis los que lo sepáis de buena tinta, que alguien siempre se entera y al final todo se sabe.

En fin... Hoy, hay más. Los ciudadanos podrán participar en un paseo a pie para pasar revista a la viabilidad de la calle para los peatones.

Feliz fin de Semana de la Movilidad!

Fuente: La Opinión de A Coruña, La Voz de Galicia,
Imagen enlazada: La Voz, La Opinión

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: