4 de junio de 2008

Novo Mesoiro, aislado y mal conectado con la ciudad.

Los vecinos de Novo Mesoiro han transmitido su descontento por el funcionamiento de la única línea de bus, la 21, que actualmente es la que llega hasta el barrio. Según sus portavoces, las escasas conexiones están provocando su “aislamiento” de la ciudad.

Es por este motivo que exigen una solución tanto para ellos como por los que consideran afectados indirectos, que son los usuarios que a diario utilizan el servicio hasta el Polígono de Pocomaco.
Para ellos, resulta “irrisorio” que la administración local “presente un plan de transporte público para unos barrios de la ciudad que garantice su movilidad y que discrimine a otros por ser críticos con su gestión”, señalan.

Según explican, esta situación se debe a que la frecuencia de la mencionada línea es de 30 minutos (Nota del blog busurbano: Tenemos entendido que la frecuencia de la línea 21 es de 20 minutos...; no sabemos si se trata de una errata o de una información errónea).

Debido a que sólo hay dos autobuses para este servicio, los vecinos consideran “imposible” que se cumplan los tiempos de llegada fijados por la Compañía de Tranvías. Denuncian que los retrasos suelen ser superiores a los 20 minutos. La asociación de vecinos asegura que por este motivo, muchos residentes llegan tarde a su puesto de trabajo.


De esta forma, creen que la línea es “totalmente insuficiente” y aseguran que a su aislamiento del resto de la ciudad contribuye la falta de aceras en los viales, así como la carencia de infraestructuras, algo que provoca que los vecinos tengan que utilizar el vehículo particular para todos sus desplazamientos.

Asimismo, denuncian que la duración del trayecto entre el barrio y lugares tan comunes como el centro de especialidades del Ventorrillo, el hospital Juan Canalejo o Puerta Real supera la hora, debido a los diversos transbordos que se ven obligados a realizar.

En los días festivos se elimina uno de los dos buses de la línea.

Fuente: El Ideal Gallego

2 comentarios:

  1. No es que sea una errata o información errónea... me da igual lo que diga la compañía de tranvías, ya que nosotros vivimos en la realidad, no de lo que pone en un papelito... y la realidad es que yo he estado esperando el 21 hasta 40 minutos en días de semana... y no 1 vez, ni 2, ni 3, sino muchísimas...

    ResponderEliminar
  2. El papelito no va a misa, estamos de acuerdo contigo. Y no queremos que nos malinterpretéis; lo que queríamos dejar constancia es que la frecuencia "oficial" del 21 de lunes a sábado es de 20 minutos, no de 30 (los domingos, que hay un solo bus, sí es de 30); pero sabemos de primera mano que los retrasos en la línea son en ocasiones escandalosos. Y las conexiones -ya no directas, sino asequibles- con zonas de trabajo de mucha gente -la Grela, por ejemplo- son inexistentes (o con transbordos muy poco prácticos para no tener que levantarse uno tres horas antes...)

    Tampoco queremos disculpar a nadie, pero bien es cierto que a las horas punta, la zona de Cuatro Caminos y los accesos a POCOMACO son una verdadera guillotina para los horarios. Ojo, eso sí: no olvideis nun ca que el conductor no es quien tiene la culpa! ¿Remedios? El blog busurbano no los tiene. Los tendrá la Compañía o el Ayuntamiento, que son los responsables de encontar remedio o de inventarlo.

    Sólo que sepáis que apoyamos a los barrios en la intención de que se toman nuevas iniciativas que ayuden a que el transporte de bus urbano de esta ciudad sea cada día un poco más efectivo y satisfactorio.

    Ya te digo, Ana, conocemos el recorrrido y las esperas. Hasta que las cosas cambien...

    Un saludo y gracias por participar.

    ResponderEliminar

Comentarios busurbanos...: