21 de julio de 2011

Frecuencias mucho menores a cambio de más transbordos. ¿Os apuntáis a un bus urbano más eficiente? Claves del Plan de Movilidad.

Un post bastante largo, pero desconfiad: Es de sumo interés! La Opinión de A Coruña se sumerge en los profundos abismos del plan de movilidad y demás proyecciones futuras, muchos aspectos pero que muy aptos sobre los que pararse a reflexionar:

Las altas frecuencias de paso que poseen en la actualidad las líneas del transporte público -con una media de 24,6 minutos- lo hacen poco atractivo para los ciudadanos, según los autores del plan de movilidad, que proponen la reorganización de este servicio para conseguir una reducción hasta los 20,2 minutos.La red actual, que cuenta con 17 líneas y 5 variantes, sería sustituida por otra formada por 12 líneas y 4 variantes, con un diseño en el que se potenciarían los transbordos, de forma que pasarían del 5,8% de los viajes que ahora se realizan al 21,8%.
Propuesta de Red de Buses con las características de las nuevas líneas.

El plan propone llevar a cabo la reordenación del transporte público aprovechando el proceso de implantación de las supermanzanas -conjuntos de calles en cuyo interior solo podrían circular los vehículos de los residentes y de los servicios públicos-, ya que considera el sistema vigente como una mera "suma de líneas", en la que aprecia una excesiva redundancia de las mismas en el centro de la ciudad y una falta de atención a las demandas vecinales.

La futura estación intermodal que se construirá en San Cristóbal, que concentrará las terminales del tren y los autobuses interurbanos, es el punto neurálgico de la red que propone el plan de movilidad, ya que se pretende que en torno a este lugar se pueda conectar con todo el resto de la ciudad, así como el casco urbano con el área metropolitana y el resto del territorio gallego y estatal.

En la nueva red de autobuses urbanos, las líneas pasarían por las principales calles y avenidas del municipio con el fin de trazar ejes verticales y horizontales que estarían unidos entre sí mediante un recorrido circular.


Otra de las propuestas que se efectúan es la "simplificación" del sistema de paradas, de manera que se sitúen de forma preferente en las conexiones entre los ejes formados por las líneas y con una distancia máxima entre ellas de 400 metros. El objetivo es conseguir una reducción del número de paradas y una extensión de la red a todos los puntos del municipio. También se busca que los usuarios puedan realizar el mayor número posible de transbordos entre las diferentes líneas, así como el acceso a otros medios de transporte.

El plan de movilidad destaca que sólo 4 de las líneas de autobús actuales tienen una frecuencia de paso inferior a los 15 minutos, lo que disuade a muchas personas de utilizar este medio y a decantarse por el vehículo privado. En el sistema en funcionamiento, la línea 23 tiene una frecuencia de 60 minutos, aunque su variante, la 23-A, alcanza los 90, mientras que la línea 2 es la que disfruta de una frecuencia menor entre las regulares, con 10 minutos, ya que la de la Especial Universidad, con destino a los campus, es de 5 minutos, pero solo durante el horario lectivo.

Frente a estos tiempos, la red de líneas que propone el plan tendría en los recorridos 9 y 9-A (ver gráfico de líneas de arriba y el Mapa Adjunto) las frecuencias más elevadas, con 60 minutos, mientras que otras 8 estarían por debajo de los 15 minutos y una de ellas, la línea 10, sería de tan solo 3 minutos. Con el fin de conseguir este objetivo, los autores del proyecto aconsejan el incremento de la flota de la Compañía de Tranvías en 6 autobuses, de forma que puedan mejorar las frecuencias de las líneas en las que se prevé una mayor demanda.

También en colores las diferentes líneas propuestas

(Nota del Blog Busurbano:
Hace décadas que la flota de autobuses urbanos no aumenta;
simplemente sustituye unidades antiguas por unidades nuevas...).

Otra de las medidas que plantea el estudio es la implantación del carril bus en las calles con una media de paso de un autobús de 4 minutos. Según los autores del plan, este sistema favorece la reducción del tiempo de viaje y el aumento de la velocidad de los autobuses, en especial si se adopta el modelo de prioridad semafórica (la denominada "Onda Verde") para estos vehículos, lo que repercute en la mejora del atractivo de este medio de transporte para los ciudadanos.

El modelo de red de autobuses diseñado por el plan de movilidad tiene en las plazas de San Cristóbal y de Pontevedra sus puntos de paso más importantes, ya que pretende que ambos lugares se transformen en los intercambiadores entre las diferentes líneas y medios de transporte.

La futura Intermodal, para comunicarse tanto dentro como fuera de la ciudad, mientras que la Estación de Autobuses serviría para conectar con la mayoría de las líneas urbanas. El proyecto advierte de que este sistema implica la necesidad de remodelar ambas plazas para que puedan cumplir su nueva función, una propuesta que también se extiende a la de Cuatro Caminos por el alto número de líneas que pasan por ella y las abundantes paradas.

También se plantea que la avenida de Finisterre tenga doble sentido en el tramo que enlaza con la plaza de Pontevedra, así como que la calle Modesta Goicouría (la que une el Paseo con la Plaza de Pontevedra, por donde el Hotel Riazor) lo tenga solo para el bus.

El plan propone trasladar además el carril bus desde Federico Tapia a Juan Flórez para que allí tenga doble sentido, además de conectar la avenida de Os Mallos con la de Arteixo en su tramo final, de forma que sea posible girar a la izquierda para salir de la ciudad.


Fuente: La Opinión de A Coruña
Gráficos: BCN Ecología, Agencia d´Ecología Urbana de Barcelona,
publicados por La opinión de A Coruña

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: