5 de julio de 2011

El Ayuntamiento evitará la doble fila -sin el Carril Bus- con "plazas de aparcamiento para estancias cortas". ¿Eso es... ORITA?

El Gobierno local impulsará una nueva modalidad de estacionamiento para evitar que la retirada del carril bus provoque la reaparición de la doble fila en las calles por las que pasa actualmente. "Paradas limitadas" es el nombre que le pone el primer teniente de alcalde, Julio Flores, que explica que serán unas plazas de aparcamiento para estancias muy cortas, "para que la gente pueda parar un momento para bajar una persona o cargar un paquete". Si el espacio exclusivo para transporte público indignaba a los comerciantes, este nuevo espacio podría, según el concejal, beneficiar la actividad de los establecimientos de las calles de Federico Tapia o San Andrés.

"Hay que utilizar la imaginación y nuevas fórmulas para buscar soluciones", expone Flores, que descarga en los expertos de movilidad que trabajan en la concejalía la responsabilidad de buscar la manera de que la eliminación del carril bus no dificulte el tráfico en la zona.

Otra de las ideas que tiene en mente el Gobierno local, a expensas de realizar un estudio pormenorizado, es ampliar las zonas de carga y descarga para que los negocios puedan tener garantizado el reparto de la mercancía. Para que estas dos medidas funcionen será necesario, reconoce el concejal, programas de sensibilización para que los ciudadanos respeten los espacios reservados y también vigilancia.

Por esa razón, Flores promete un plan especial para evitar la doble fila y desarrollar una "lucha sin cuartel" contra los que realicen estos estacionamientos ilegales. "Vamos a ser implacables porque no pueden pagar los ciudadanos comportamientos incívicos", denuncia.

Y es que la imagen habitual de las calles por las que ahora circulan en una zona exclusiva buses o taxis era la ocupación de la parte derecha del vial tanto para estacionar sobre un carril o al lado de los coches aparcados, en doble fila. El Gobierno local se compromete a que, antes de fin de año, cuando se retire el carril bus, no volverá a vivirse esta situación. "Las vías principales no pueden estar congestionadas", defiende el teniente de alcalde.

Al margen de medidas concretas para las calles donde se elimina el espacio de tránsito exclusivo, Flores garantiza que se estudiará la potenciación del transporte público y también la implantación del carril bus en algunos otros viales de la ciudad: "Se hará si hay alguna vía que cumpla los requisitos que dicen los técnicos, en amplias avenidas donde no haya los efectos colaterales que tuvo hasta ahora".

El PP insiste en que las dos únicas opciones para instalar un carril bus pasan por avenidas con más de dos carriles o en lugares donde los vehículos privados tengan alternativas de paso y reprocha que el actual sistema se pusiera en marcha "sin un estudio serio, que valorara los pros y los contras". Y con los resultados en la mano es cómo ha decidido el equipo de Gobierno, justifica el primer teniente de alcalde, retirar la infraestructura viaria desde Federico Tapia hasta la calle San Juan. "El carril bus ha beneficiado a una serie de ciudadanos y ha perjudicado a otros y el precio para estos últimos ha sido muy alto, porque se ha pagado en empleos", denuncia, en referencia a los comerciantes, principales enemigos del paso reservado al transporte público. Aunque el edil también apunta como afectados a las empresas de reparto o a los ciudadanos, en general, "que se quedaron sin un montón de plazas de aparcamiento en superficie".

La austeridad que promueve el Gobierno local puede parecer incompatible con otro de los grandes retos de la movilidad en A Coruña: el metro ligero. Pero el responsable de Movilidad no descarta que pueda ser una realidad en este mandato, a través de la financiación público-privada. "Este mecanismo ha permitido echar a andar muchos proyectos, como el AVE, y lo que los ciudadanos quieren son realidades, no excusas ni quejas, sino soluciones imaginativas a los problemas que tienen", expone Flores.

El primer teniente de alcalde dice estar "esperanzado" con el director xeral de Mobilidade, Miguel Rodríguez Bugarín, por ser un experto que "conoce las necesidades de la ciudad y el área y que lleva muchos años trabajando en este campo".

Los responsables de Ayuntamiento y Xunta se han puesto a disposición mutuamente para poder desarrollar este proyecto "con sentido común y plazos plausibles", puntualiza Flores. El edil reconoce que se ha perdido mucho tiempo en discusiones y también con el estudio realizado por el bipartito autonómico "que no conectaba la ciudad y el área y pretendía que la trayectoria pasara por calles estrechas como Panaderas".

Fuente: La Opinión de A Coruña
Imágenes: Blog Busurbano, La Opinión de A Coruña, y... (metro)

Bien, en principio se nos ocurre una primera circunstancia adversa para los cientos/miles de usuarios del bus que utilizaban la rapidez del Carril Bus para desplazarse:

Esas "plazas de aparcamiento para estancias muy cortas" vienen a significar que va a haber un mayor número de coches aparcando y desaparcando en menor tiempo. O sea que Federico Tapia y San Andrés no tendrán doble fila, pero sí un trasiego de estacionamientos continuos que previsiblemente taponará el paso de los buses... al no ser estas unas vías amplias en las que elstos puedan evitar esas posibles continuas maniobras de aparcamiento.

Así que imaginamos -deseamos- que será un factor que ya lo habrán barajado y tenido en cuenta de cara a agilizar el "traspaso" de los buses a otras vías sin comercios con más amplitud...
Por otro lado, este aparcamiento "breve"... ¿será gratuito? ¿será de pago? ¿será la nueva ORITA? ¿habrá agentes de policía en cada esquina pitando faltas y sacando tarjetas?

Imaginación sí, por favor, pero antes de eliminar el Carril Bus esperamos que se tenga lista la alternativa de movilidad del bus por esas amplias avenidas anunciadas. Miren ustedes que en diciembre... el tráfico se pone como se pone. Y si motivamos a las personas humanas a acceder al centro en coche para un momentito (si nos dejan, allá vamos todos!), y "penalizamos" al bus (que para muchas personas no es una opción, sino su único medio para ir a trabajar o comprar o hacer recados), la situación se puede convertir en todo menos en bonita...

Instamos a que los cambios se apliquen a más tardar en el mes de octubre o noviembre. como hemos leído por ahí, si se va a hacer, que sea cuanto antes. La piedra de toque debería ser el mes de diciembre. Si se supera la prueba -diciembre, enero y cuatro o cinco meses más- se tendríauna visión de análisis para considerar la idoneidad de la medida o para descartar el cambio vistos los resultados.

Valgan estas últimas líneas para reflexionar sobre un aspecto final: No nos metemos en argumentos extraños y peregrinos que no sean los referidos a cómo y cuánto afectará a los usuarios del Carril Bus: Taxistas, moteros, ciclistas y usuarios del bus urbano (>> horarios y frecuencias de los buses, abur). El temor que mostramos en el blog busurbano ante esta decisión trascendental es que los usuarios sean los grandes perjudicados y que los comerciantes no sean los beneficiados. Si ese temor se cumpliese y no favoreciese a nadie... ¿qué?

En fin, sacad vosotros vuestras propias conclusiones. Como bien decían en algún foro, no dejéis que nadie saque conclusiones por vosotros -ni nosotros, ni ellos, ni nadie-. Sopesad la situación, pros y contras, promesas y temores, ideas, ocurrencias y circunstancias...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: