15 de julio de 2011

"El Tranvía en peligro de extinción en Coruña". Cronología de la semana 1.

Intentaremos resumir la primera semana de revuelo en torno a la supresión del servicio del tranvía turístico. Todas son referencias a informaciones de medios de comunicación locales, además de opiniones del blog busurbano.
_____________________________________

Jueves 7 y viernes 8 de julio
> Las primeras noticias las vemos asomar por Twitter. Se declara la suspensión "cautelar" del servicio del tranvía turístico de La Coruña a causa de la detección de algunos daños en las vías, en la zona del apeadero del Paseo Marítimo, enfrente a Hacienda. La noticia causa sorpresa inicial hasta conocer el motivo. Leeremos la nota en La Voz, El Ideal y La Opinión.

_____________________________________

Sábado 9 de julio
> Después de los dimes y diretes, se empieza a hablar de una posible suspensión definitiva del tranvía turístico en su recorrido por el Paseo Marítimo. El criterio de rentabilidad económica planea sobre esta posibilidad. Surge una polémica con la existencia o no de un informe que daría cuenta de esos daños en las vías y el riesgo para las personas que esgrime el Ayuntamiento. Yoya Neira, la anterior concejala socialista de Movilidad y Transportes conocía el problema y se sometía a revisión y reparación todo aquello que se precisaba cuando se hacía necesario. La inversión "gorda" para una completa puesta a punto estaba pendiente todavía. De todos modos se incide en que nunca existió peligro para los viajeros o para el personal del tranvía y tampoco un informe que así alertase.

Julio Flores acaba reconociendo que fue el descarrilamiento de uno de los tranvías el domingo 2 de julio pasado lo que propició la elaboración de un informe que propicia la suspensión del servicio, al citarse en él el estado de las vías.

El tema de las pérdidas económicas continúa siendo esgrimido como una justificación para presumiblemente acabar con la vida del tranvía, conforme a que las que acumula son continuas. Por otro lado, el BNG anima a que se aproveche la infraestructura existente para implantar el metro ligero en este medio y unir este trazado con el del tren de cercanías para comenzar con la conexión con el área metropolitana.
_____________________________________

Domingo 10 de julio
> La guinda es que los hosteleros se unen al ayuntamiento en el ánimo de retirar definitivamente el tranvía de la ciudad. Carril Bus, tranvía... ¿qué será lo próximo en que se llegue a acuerdo...? ¿Las corridas de toros? (...) Este argumento saltará en lugares varios de comentarios en los que se compararán gastos de un año de corridas frente a los del tranvía. Ahí dejamos a cada uno que opine lo que tenga a bien opinar.
Con el paso de las horas va aumentando en intensidad el argumento de cuánto tiempo ha estado en riesgo la vida de la población por la potencial desgracia causada por los daños existentes en las vías, dañadas desde 2009... (¿...?) A ver: Si llega a ser el AVE, se comprendería de todo punto, pase, pero no creemos que este "estado de emergencia" sea equiparable...
BNG y PSOE piden a al alcalde Negreira “valorizar el tranvia como medio de transporte alternativo”, indicando que los atractivos turísticos no han de ser baremados siempre por condiciones de rentabilidad económica. De ser así, probablemente habría que cerrar otras instalaciones que tampoco afloran en beneficios excesivos… La Xunta, por su parte, propone usar el tendido eléctrico para el futuro metro ligero.
_____________________________________

Lunes 11 de julio
> La polémica del tranvía continúa estrenando semana. Se insiste en que el criterio económico no debería ser la puntilla para el fin del tranvía y se exige el aprovechamiento de la supresión para redefinir su función por parte del BNG, que solicita la revisión de la concesión y la creación de nuevas líneas de bus urbano. También se recrea su historia en los medios; 14 años podría ser la vida del tranvía en esta nueva era. Moriría joven; habría vivido intensamente entre polémicas; desde luego, un bonito cadáver… Negreira redunda en los medios con el tema de la puesta en peligro de las gentes...
_____________________________________

Martes 12 de julio
> "Cosas que no te puedes perder"; en este apartado figura el tranvía como elemento turístico publicitado y la identificación de la ciudad con este medio en la imagen del Paseo Marítimo y la Torre de Hércules. Otra reflexión, también en clave turística: Un histórico recuperado, aparcado. Entretanto, el Ayuntamiento insiste en el argumento de la “seguridad para las personas”, y por poco no ve tintes de otra índole en la continuidad del servicio hasta este momento, hablando de “insensatez” en el obrar de la ejecutiva anterior. Desde el PSOE inciden en que no se les presentó ningún informe y que habrían actuado cesando el servicio de haber cualquier riesgo palpable. Ya hay polémica de nuevo. Innecesaria a nuestro modo de ver...
_____________________________________

Miércoles 13 de julio
> La prensa hace hincapié en las condiciones de la concesionaria, la Compañía de Tranvías de La Coruña, que tenía premisa de cesar el servicio ante cualquier circunstancia de peligro o riesgo en el funcionamiento del tranvia. La nueva ejecutiva municipal acusa a la anterior de “poner en riesgo vidas humanas” y estos responden que tenían conocimiento de la delicadeza del tramo de vías afectado, puntualizando que no había informe a tal efecto que destacara un grave peligro de descarrilamiento en esa zona ni en otras.

Si bien existen informes de tres “salidas de vía”
: el 2 de julio, en la parada de enfrente de Hacienda (la zona “delicada”), en 2009 a resultas de un toque con otro vehículo y en 2006, por una gamberrada en un cambio de vías. Como se mencionó anteriormente, parece ser que estaba en proyecto una actuación de mantenimiento, finalmente pendiente.

Como se decía arriba, Julio Flores reconocía fue el primero de los descarrilamientos citados el que origina la elaboración del informe que propicia la suspensión del servicio.

Durante estos días se anuncia la contratación de una empresa para que someta a estudio y examen el trayecto y la seguridad del tranvía, que “estará lo antes posible”, y entretanto, Julio Flores insiste repetitivamente en que “no van a permitir que se ponga en riesgo la vida de los usuarios, trabajadores del tranvía y vehículos próximos a las vías” (otra vez…), y clarividentemente “ve difícil que el tranvía vaya a funcionar este verano”. (…)

La Voz rescata el tranvía mallorquín de Soller como ejemplo de funcionamiento, rentabilidad (el billete, 4 euritos, el doble que en Coruña) y éxito de un recurso turístico. Este recorrido de 5 kilómetros en tranvía constituye “un innegable atractivo para el turismo en la zona, siendo los foráneos sus principales clientes”. Un viaje en el tiempo...

Es decir, que podría ser similar a lo que se oferta aquí…, que pasea a los que en él viajan por casi todo el litoral urbano, con sus principales playas (Riazor, Orzán), los modernos museos de referencia (Domus, Casa de los Peces), monumentos como la Torre de Hércules (patrimonio de la humanidad) o el Castillo de San Antón, finalizando (si las obras del Parrote no lo impidiesen) en el Paseo del Parrote, cercano a las famosa Galerías de Cristal de La Marina, en pleno centro.
_____________________________________

Reflexión busurbana
> ¿Cuántas ciudades más pueden ofrecer al turista este servicio, exclusivo y único en entorno? Parece obvio, y nada mejor que comprobarlo por uno mismo preguntando al turisteo. Los aborígenes (como nos denomina alguna que conocemos) no hacen uso habitual de él y solamente ven la cara menos amable, la de la no rentabilidad y la inutilidad de un tranvía viejo por el Paseo. Los que así opinan, ¿en cuántas ocasiones han entrado oficina de turismo en esta ciudad? ¿Cuántas veces no se han quedado sorprendidos de que alguien “de fuera” les acaba “enseñando” algo de su ciudad que desconocía? Lo más incoherente es que alguno iría a Soller y allí sí, pensaría ¡”Qué bonito lo tienen aquí, no como en Coruña…”. Será esa constante de que lo fuera siempre parece mejor…? Permitidnos la reflexión, compartida con bastantes personas con las que conversamos últimamente; nos parecía interesante plasmarla, y aunque convenimos en que muchos de vosotros no comulgáis con ella, lo comprendemos. Por supuesto, la hemos “des-adornado” de los aspectos políticos que la carga, cuan joroba de Quasimodo…

La otra cara de la reflexión podría radicar en variar la dinámica turística del tranvía y redirigirlo y aprovecharlo en la vertiente útil del transporte público... Merece análisis.
_____________________________________

Jueves 14 de julio
> En La Voz leemos las declaraciones del alcalde, Carlos Negreira, justificando en la emisora Radio Voz la decisión de suspender el servicio del tranvía: «Mientras yo sea alcalde, no permitiré que funcione ningún servicio público que signifique poner en riesgo la vida de la gente, de cualquier vecino”. Manido argumento, a todas horas reiterado. Entonces, recordamos un suceso –poco extendido– que aconteció el pasado día 12 de julio en la Torre de Hércules, desde la que una persona se precipitó al vacío.

En otro ejercicio de demagogia por nuestra parte, hemos extraído una mínima comparación (que por sentido común no procede, pero…) y concluimos que así las cosas sería necesario considerar la posibilidad de cerrar la Torre de Hércules, patrimonio de la humanidad, ya no por su no rentabilidad, si no para proteger la vida de las personas. Como dice el alcalde en una frase totalmente deseable en su cumplimiento, «los ciudadanos prefieren que su alcalde analice con rigor y planifique a la improvisación».

A punto de finalizar la "semana 1", el comité de empresa de Tranvías de La Coruña se pronunció, tanto en el tema del tranvía como en el del Carril Bus, en contra de la supresión de ambos. Es importante destacar lo que exponen en voz de José Puñal (presidente del comité): El comité de empresa de la Compañía de Tranvías asegura que en ningún momento ningún conductor les advirtió de deficiencias en las vías y se muestra contrario a la decisión adoptada por el Gobierno local. El grado de confusión con lo del "informe-sí/informe-no" sigue rayando en lo paranormal. Y ahí lo dejamos.
____________________________________

Viernes 15 de julio
> Los primeros ocho días de temática tranviaria terminan con algunas puntualizaciones extraídas de la reunión de Neira, Barcón y Nogueira con el comité de empresa de Tranvías. Frente al informe del director de Seguridad y Movilidad, Germán Lago, en el que se hace referencia a que la rotura de los raíles suponía un peligro para los usuarios del tranvía, el presidente del comité, José Puñal, aseguró ayer que los trabajadores “no tenían conocimiento de ese deterioro”, y que en todo este tiempo “no se recibió ninguna queja de ningún compañero por las vías”. En cuanto a este artículo de El Ideal Gallego, Troleros y Buseros expresa en su twitter la extrañeza que les causa el titular en el que se dice que los trabajadores del tranvía "desconocían el riesgo que provocaba el daño en la vía". (...)

La cuestión de la baja velocidad que mantenía el tranvía es esa zona delicada, bajo reflexión: ¿No es lógico que circulase a menos de 10 km/h si está llegando al apeadero ya ha de ir frenando para parar? (O saliendo de la parada, para lo cual el "reprise" no es de un Red Bull, precisamente...): FB de Troleros dixit:
Los conductores no tenian queja, el servicio funcionaba bien, y esa polemica zona SIEMPRE fue de circulacion lenta por ser una zona de intercambiador ferroviario regulada por semaforos, por si nadie se fija en ese PEQUEÑO detalle. (...) El servicio de mantenimiento es EJEMPLAR y muy orgulllosos que estamos de ellos los conductores de tranvia !

Con respecto al tema "informe", Mar Barcón criticó que el director de Seguridad del Concello firmase ahora un documento que señala la existencia de peligro cuando ya ocupaba ese mismo cargo en la anterior legislatura. Más polémica...
_____________________________________

Reflexión busurbana
> En cuanto al éxito en cifras del tranvía, un tema en boca de todos, las cifras no es que hayan sido benévolas en cuanto a una rentabilidad espectacular, es cierto. El análisis de las cifras que se expone en La Voz presenta, por ejemplo, un antes y después (en pasajeros e ingresos) del inicio de las obras del aparcamiento subterráneo del Parrote, desde 2008 (ralentizadas por el “descubrimiento” de las antiguas murallas del la ciudad).
Recordemos que el tranvía disponía de su cabecera en las proximidades de Puerta Real y la estampa de las Galerías de La Marina frente al mar, a la vista de los turistas que pasean por el centro o de los que llegan por mar. Las obras lo desplazaron a 250 metros “paseo adentro”. Parece un detalle nimio, pero seguramente no lo es.

Así, se habla de un crecimiento irregular pero ascendente de 2001 a 2007. Con todo esto, el tranvía vio duplicada su tarifa, de 1 a 2 euros, con intención de compensar en alguna medida la disminución en el número de usuarios. Sigue siendo un aspecto innegable que los números rojos son tónica predominante en el balance de cuentas anual del servicio. Más, ¿es posible variar esa tendencia con un nuevo planteamiento del servicio? Son bastantes las sugerencias que en el blog busurbano ofrecíais varios de vosotros en comentarios, seguro que bastantes de las propuestas con tanto sentido que asombra que a nadie se le haya ocurrido a posibilidad de aplicarlas… ¿Habrá que copiar de Soller? ¿O realmente no podemos ejercer comparación con los mallorquines? Lo cierto es que no hemos estado allí y no tenemos la respuesta.

Pero aunque nos mueva más ese otro aspecto que no es el político ni el económico, ¿a nadie le dice nada que el tranvía de La Coruña se haya convertido en una imagen más de la ciudad? ¿No es acaso un activo y atractivo turístico más para los visitantes? ¿Nunca habéis llevado a familia venida de otros lugares, a amigos, compañeros de empresa foráneos, a disfrutar del recorrido del tranvía, con un cierto orgullo? (…) Nuestra experiencia sí es esta, y confirmamos que les complació tanto como a nosotros lo hizo que les gustase…
“Estamos en crisis, no hay dinero, se malgasta en tonterías, el tranvía no sirve para nada…”. Todos hemos pronunciado alguna de estas frases –o todas…- en estos años delicados. Es cierto que lo pagamos entre todos. Pero si no hay otros gastos más inútiles o evitables, que baje Dios y lo vea…
Con algunas puntualizaciones y matices en los que no entraremos, podemos decir que esta es la opinión busurbana al 80%. Quizá mañana cambie…, como el tiempo. Lo escribiríamos.

Hasta entonces, los únicos tranvías que podremos ver son en fotos, en calendarios, en imanes para las neveras o en láminas, como las que regaló La Opinión (obra de Marcos Calo, la que arriba veis), o las que está regalando actualmente, reproducciones de las obras de la exposición "Los colores de A Coruña", en la que se podrán ver los originales de las obras de, por ejemplo, Manuel Gandullo, autor de esta otra del tranvía.

En fin, de haber alguna puntualización o aclaración que hacer, editaríamos convenientemente este post.

Fuentes e imágenes: La Voz de Galicia, El Ideal Gallego, La Opinión de A Coruña, Radio Coruña, El Blog de Marcos Sanluis, El Economista, sollernet.com, el Blog Busurbano

1 comentario:

  1. O novo goberno do Concello, xa empezou como en tódolos sitios que entrou a gobernar ca mesma leria, buratos nas contas, e así poder proceder a facer recortes "xustificados" de xeito "inxustificado".

    O tranvía é un ben turístico, como a Torre, os Museos Científicos, as Casas Museo, etc, e a ninguén se lle ocorre pechar ningún museo, o tranvía e un museo andante que non debemos deixar que o supriman.

    Se di que suprime como suprimirá calquer outro servizo público que poida causar danos na poboación, tamén suprimirá o servizo de transporte público, xa que en calquer momento poden sufrir accidentes o ben por colisión o por o mal estado dalgunhas rúas que poidan levalo a ter un accidente, quizáis e o que intentan ca primeira medida da supresión do carril bus.

    Chegou a hora de recortes, empezamos polo tranvía, seguiremos polo ascensor panorámico, quizáis seguirán o peche de parques polo seu perigo Santa Margarita, San Pedro, etc. En fin que o mundo dos recortes pode ser infinito cando as excusas poden ser tan absurdas e infundadas.

    ResponderEliminar

Comentarios busurbanos...: