13 de enero de 2022

¿Recordáis el caso del octogenario "golpeado" por el espejo de un bus urbano? ¿Qué pasó realmente?

Hace justo un mes, el 13 de diciembre de 2021 se producía un incidente con un bus urbano y una persona mayor como protagonistas. El titular que todos leímos y escuchamos, relatado en los medios, fue que "el hombre había sido golpeado con el espejo retrovisor" de uno de los buses urbanos que paran en el Mercado de Hércules, cayendo e hiriéndose considerablemente al golpearse con el bordillo.

Nada supimos en los días posteriores sobre este hombre, que entró bastante grave en la UCI. Ante esta ausencia de novedades, lo habitual en estos casos es imaginar ingenuamente una recuperación, más o menos progresiva. Es lo que queremos imaginar...


Pero nos llama la atención la facilidad con la que las noticias -casi como titulares- desfilan ante nuestras narices, tanto a nivel general como local, y luego desaparecen, sin mayor seguimiento ni conclusión. Dejando de por medio, eso sí, las opiniones y comentarios espontáneos y gratuitos de cualquiera que pulule por las redes y decida ejercitar el poder del teclado. En estos casos, ya imagináis el talante más habitual de esas reacciones...

OTRA VERSIÓN

Lo que hemos de contaros ahora es que, posteriormente, nos llegó un comentario en el que se nos informa de que la cosa no fue exactamente así.

Lo que nos comentan por esas otras vías es que el hombre, que aguardaba por su autobús en Montealto y acabó en la UCI, sufrió una caída ajena al movimiento del bus urbano, que habría sido "testigo de excepción" en esta historia. Lo que ocurrió fue que a esta persona le dio un mareo o algo repentino similar, que le hizo perder la verticalidad. En el intento por no caer, habría intentado apoyarse en el autobús que tenía delante, no pudiendo evitar lo inevitable y sufriendo las heridas por las que tuvo que ser trasladado al CHUAC.

Es cierto que lo comunicado inicialmente por los medios responde a la versión de la Policía Local, en la que el hombre habría sido golpeado por el retrovisor del bus al acercarse a la parada, por estar pegado al bordillo. Pero cubierto el trámite, parece ser que habría quedado así en la versión oficial que llegó a los medios.

CERRAR EL CÍRCULO

Por tanto, nos gustaría abogar por dos cuestiones, para nosotros, importantes, en cuanto a las noticias de los "medios de comunicación de verdad" -y no sólo los locales-.
  • La primera es un ruego a esos medios de comunicación locales, escritos y audiovisuales (los locales, por proximidad, lo tendrían que tener más fácil y accesible): hagan lo necesario para  hacer llegar la versión verdadera y real de los hechos, ya que -a todos nos pasa- en ocasiones los titulares tienen ese poder de arrastre instantáneo que hacen que la primera versión no sea la auténtica.
  • Y la segunda, que nos parece si cabe más necesaria a todos los niveles, es pedir que se "per-sigan" las historias hasta el final. A menudo esos titulares podrían ser el inicio del recorrido en la noticia; pero se quedan ahí. Si lo que nosotros aportamos hoy -y que damos por cierto por los datos que nos remiten-, hubiese sido añadido en horas/días posteriores, es obvio que la calidad de la información tendría otro valor. Con la aclaración, complemento y continuación del suceso, el círculo se cerraría satisfactoriamente, dejando a cada uno en su lugar. ¿No opináis que ese "algo más" aportaría mucho en la información de actualidad local?
Entendemos que, en incidentes como estos, se pueda dar por buena la versión oficial de un atestado (¿quién dudaría?), de un testigo, o de cualquier otra vía, aparentemente fiable. No habría por qué dudar... Pero en los tiempos actuales, lo más obvio y evidente parece hasta susceptible de ser interpretado; y si se trata de otros hechos menos claros, imaginaos...

En todo caso, declaramos nuestro apoyo y credibilidad a los medios locales de información. Sabemos que lo hacen lo mejor que pueden y son el sostén informativo de cientos de miles de ciudadanos por doquier; entre ellos, los que siguen este blog, que a su vez se nutre de todas esas informaciones. Por lo que contribuyen a construir la Historia Busurbana local a lo largo de esta época, consideramos interesante darles un eco más focalizado en este "especio no profesional"

PD: Por cierto, ¿alguien sabe cómo evolucionó el señor...?

_____________________________________________
Fuentes:
La Opinión de A Coruña