2 de junio de 2013

No compartimos el titular que reza "Comerciantes y vecinos avalan el éxito de la Vía Prioritaria Vigilada" [Nosotros, busurbanamente, para nada]

Estos días venideros recuperaremos algunos contenidos publicados por los medios de comunicación locales -no en orden cronológico- acerca de lo que se está comentando sobre la Vía Prioritaria Vigilada, un año después de su "inauguración", puesto que no se puede hablar de "puesta en marcha" total; véase el llamativo caso de la (polémica) Calle de San Juan, o la Avda. de General Sanjurjo, ambas con el título honorario de VPV, pero sin cámaras, sin policía y con una doble fila igual de habitual que antaño. 
No cabe más comentario en este instante...) 


Ciudades amigas de las Esmarcitis...,¿copiaréis nuestro "concepto" de VPV?
Quede dicho de antemano que nosotros no tenemos esa visión tan "positiva e ideal" del título sobre lo que es la Vía Prioritaria Vigilada, con respecto a los aspectos que la definen, y en relación con los que cumple. Queremos dejarlo claro, ya que nuestro enfoque es bastante explícito: hablamos en relación con el transporte público, su agilidad, calidad de servicio y afectación al usuario. Es en estos términos en los que podemos afirmar que no nos gusta que se nos tome el pelo, vendiéndonos una "moto" que ya no tiene vial exclusivo.

En próximos posts, recuperaremos de la radio las palabras de Julio Flores, en la medida en que nos sea posible, para comentarlas con elementos de juicio directamente audibles. También os recordaremos los razonamientos pertinentes que justifican nuestra decepción para con este sistema, mejor vendido que ejecutado.

El Ideal Gallego plantea así el contenido del titular:


Después de un año en funcionamiento, la vía prioritaria vigilada no solo se ha convertido en motivo de orgullo para el gobierno local, sino que se ha ganado los aplausos de comerciantes y vecinos de aquellas zonas en las que se ha instaurando.

Mientras que el viernes, el concejal de Movilidad, Julio Flores, explicaba el “éxito” que había cosechado la medida en sus doce primeros meses de existencia en Federico Tapia y San Andrés, ayer eran los residentes y los propietarios de negocios los que secundaban las palabras del gobierno local. Ambos colectivos argumentaban que la vía prioritaria vigilada y, a su vez, el párking exprés, habían logrado convertirse un revulsivo para las zonas.

Pasadas las primeras semanas de confusión inicial, los usuarios están ya completamente familiarizados con el funcionamiento de este tipo de vías y le sacan el máximo rendimiento al aparcamiento regulado, que limita el estacionamiento a un máximo de veinte minutos.

Lo notan los comerciantes, que aseguran que los establecimientos “han revivido”. Y aunque son conscientes de que esta no es la solución definitiva para lograr un gran impulso del comercio, agradecen que este tipo de iniciativas logren repuntar la actividad comercial.

En la zona centro, donde existen este tipo de plazas y de vigilancia en la calle de San Andrés, han notado cómo la medida les reporta más beneficios que el antiguo carril bus. El presidente de la zona, Antonio Amor, explica que
...en las inmediaciones de esta calle comercial se han abierto nuevos negocios y la rotación obligatoria cada 20 minutos favorece que sean cada vez más compradores los que se animan a acudir a esta zona, “porque ya no les cuesta tanto aparcar

El empresario argumenta que de esta forma se eliminan los “coches ventosa” que ocupan la misma plaza durante varias horas y señala que sería necesario ampliar el número de estacionamientos para que se diera cobertura al incremento de la demanda que ven que existe.

Los vecinos tampoco tienen ningún tipo de queja al respecto. Es más, desde la asociación del Ensanche, donde se convive con la vía prioritaria en Federico Tapia, hacen un balance muy positivo después de un año en funcionamiento. Gerardo Crespo:
“Ahora la calle se puede usar; con el carril bus era imposible. Hay muchas más plazas de párking y la gente rota más”

Además, señala el portavoz, con la vía prioritaria se habría erradicado por completo la doble fila, uno de los principales problemas que afectaba a esta zona, y con lo que los vecinos están “más que satisfechos”. “Se agiliza y se da fluidez al tráfico en el barrio”, explica Crespo, que añade que se han recuperado zonas de aparcamiento que antes prácticamente no podían usar los vecinos, porque los coches, dice, no rotaban, y porque existía el carril bus.
...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: