8 de agosto de 2011

De obstaculizaciones al bus urbano, grúas y cámaras en buses de Otros Lugares: San Sebastián.

Vamos un momentito al Pais Vasco...: Un coche estacionado en una parada de bus urbano. ¿Sabéis quién la ha puesto la multa? Pues le denunció el mismo autobús que llegó a la parada y lo filmó con su cámara frontal.

Pues sí, los buses de San Sebastián pueden procesar multas automáticamente. Su cámara graba todo lo que el vehículo se encuentra por delante y detecta con perfecta precisión a los coches estacionados en las paradas o a aquellos otros que circulan por los carriles destinados sólo a buses (en Coruña, con las horas contadas... a falta de anuncio de alternativas).

El sistema de grabación permite registrar las coordenadas donde se ubica el vehículo, la fecha y la hora en que comete la infracción, así como cuadrar la imagen para poder leer la matrícula. El autobús tiene automatizado el proceso de generación de multas a partir de las grabaciones, que llegan a Cocheras, donde se tramitan.

«Una resolución del Ayuntamiento de Donostia de abril de 2011 encomienda a DBUS la colocación de cámaras en vehículos y paradas.
No se trata de una medida recaudatoria, sólo interponemos una multa cuando un vehículo entorpece gravemente la trayectoria del autobús
, que tiene que detenerse unos metros antes o después de su lugar de parada para dejar a los pasajeros, con los riesgos que puede conllevar, como obstáculos en la salida, por ejemplo».

Y no solamente son útiles para las circunstancias ocurridas en el exterior del vehículo, sino que unas cámaras interiores sirven también para cazar al chorizo de bolsos, al mocete graffitero pinta-asientos que se queda sólo al fondo del bus, a los listillos que se cuelan de cuando en vez o a los pícaros ocasionales que simulen caídas en el autobús.

Comprendemos que esto de las cámaras de vigilancia trae consigo un dilema implícito, pero nos da qué pensar en positivo cuando realmente su función cumple con los resultados para los que se aplica: seguridad, atajo a la pillería y el delito y aclaración de circunstancias complejas. Vaya, si hasta cada bus se convierte en una fuente continua de información sobre el tráfico!

Y es que esto de las cámaras nos hace sonreir de envidia sana un rato. ¿Os acordáis del post sobre las gamberradillas encarnadas en pintadas dentro de los buses? Con una camarita se podría haber pillado a los "artistas" que pintan, o a los que queman y chamuscan, rayan y destrozan... Multa al canto, que los paguen ellos o sus papás y a seguir, vida...

Por poner otro ejemplo, es frecuente que en San Andrés, justo donde termina el Carril Bus a la altura de la Iglesia Castrense, haya turismos aparcados excediendo la zona de carga y descarga. Así, esa pequeña cola de aparcados llega a obstaculizar la desembocadura de los buses al carril único.


Durantes estas últimas semanas hemos sido alertados varias veces sobre este particular, que se salda en ocasiones con el "derribo" del pivote por parte del bus, que sobrepasado este, vuelve a su posicición inicial cuan tentetieso (si hay suerte). Otros días es un articulado del 11 en su último viaje hacia Montealto el que tiene que jorobarse y esperar 20 minutos por la grúa... Por un coche![*] ¿No es faena? ¿No es despreocupación y falta de respeto? ¿No es mucho morro? (...) ¿No sería vuestro?

[*] Por un coche, no. Por una persona. Que es distinto.

Claro, este caso ya no se va a dar en 2012, ya que se cargan pues el Carril Bus va a ser... suprimido (según lo anunciado). Ni siquiera habrá que esperar meses, ya que hay novedades sobre el servicio de grúa:

Desde la pasada semana, habrá tres "localizaciones base" de estos vehículos, que estarán al acecho desde tres zonas de la ciudad. Concretamente...
> en el cuartel del 092, en Orillamar;
> en la Estación de Autobuses;
> y una tercera base en Riazor, en la explanada del Pabellón de Deportes.

Así pues, es de suponer que su efectividad y rapidez a la hora de plantarse en el lugar de la infracción será mayor...

En su "equipamiento", se sustituye el Policía Municipal que iba dentro acompañando por un sistema de comunicación con GPS. Estos agentes del 092 saldrán ahora a la calle en forma de patrullas de control de la doble fila y otros aparcamientos prohibidos, como las paradas de autobús, los vados, las zonas de carga y descarga y otros lugares reservados para el estacionamiento. Con esto se busca esa mayor agilidad y eficiencia del servicio, mejorando la coordinación y el tiempo de actuación.

Y es que el censo de automóviles creció más de un 5% en la última década y ya supera los 127.000 vehículos, mientras que los viales no aumentan, sino que incluso se reducen. Por si fuera poco, la documentación del nuevo plan general pronostica un aumento del 30% en la densidad del tráfico.

Los desplazamientos en automóvil privado en la ciudad coruñesa multiplican por cuatro los que se cubren a bordo del transporte público, lo que se traduce a diario en un abuso del estacionamiento indebido, especialmente de la doble fila, que aboca a la circulación por las calles coruñesas a un insufrible caos. Un problema que tenderá a agravarse con la probable retirada del carril bus.


El mensaje dado a la opinión pública mantiene que esta reorientación del celo por el "bienaparcar" no va por el sendero de la recaudación por la recaudación, sino que busca garantizar la fluidez del tráfico en las calles de una ciudad que registra un automóvil por cada dos vecinos, lo cual es uno de los pilares básicos para mejorar la calidad de vida de los coruñeses.

Fuentes: Diario Vasco, Editorial de La Opinión de A Coruña,
Imágenes: Diario Vasco, Google Street View, Blog Busurbano

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: