13 de noviembre de 2008

Dos multas al mes por invadir el C-Bus (de media).

El carril-bus no ha multiplicado el trabajo del 092; más bien al contrario. Desde su entrada en funcionamiento a finales de agosto, entre Federico Tapia y la calle San Juan (por donde discurre el vial) cada mes se imponen una media de dos multas, según los primeros datos facilitados por la Policía Local.

Los que sí tienen más trabajo son los usuarios del carril-bus (conductores de bus, taxistas, motoristas y ciclistas) que aseguran que los sancionados deberían ser "bastantes más" y que se pasan gran parte del día "esquivándolos".

Un recorrido realizado por 20 minutos a los largo de los 1.400 metros de carril no acaba de confirmar la versión policial de que los conductores "se han adaptado rápido al vial", de ahí el bajo número de multas, según la Policía Local. De hecho, se cometen decenas de infracciones al día y en las intersecciones se roza la colisión en varias ocasiones a lo largo del carril.

Federico Tapia es el punto negro, tanto en percances como en multas. Sólo en tres horas de recorrido, este periódico fue testigo de cuatro infracciones (tres paradas de descarga y una invasión) y un accidente. Todas ellas dejaron una estampa que se repite a diario en sus carriles vecinos: retenciones.

La picaresca con el carril-bus sale cara a los conductores. Las sanciones por uso indebido del vial van de los 90 euros (infracciones leves) a los 300 (graves). En este último grupo se encuentran las paradas de carga y descarga en la ruta, y en el primero, la utilización de algún tramo por parte de conductores de vehículos no autorizados. El Ayuntamiento estudia ahora la ampliación del vial.

Los presupuestos municipales contemplan una partida de 80.000 euros para el proyecto, que podría empezar por el tramo final de Juan Flórez. Los comerciantes auguran una "guerra" si se añaden nuevos tramos.

Fuente: 20minutos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: