30 de abril de 2009

Los cambios del bus tensan la relación entre Los Rosales y la federación vecinal.

La relación entre la asociación de vecinos de Los Rosales y la federación que engloba a las entidades de cada barrio se encuentra, en este momento en su momento más crítico. “La gota que ha colmado el vaso”, como explica el presidente de la primera, Fernando Carrillo, ha sido la postura de la agrupación de dirige Luisa Varela acerca de la última reorganización de las líneas de bus urbano, presentada la semana pasada por la concejala de Transportes, Eudoxia Neira.

Según el portavoz de Los Rosales, “la federación debería haberse interesado por qué esta asociación no firmó esos cambios, en vez de afirmar que no perjudican a nadie”. Y es que Carrillo señala que, desde un primer momento, la entidad que preside se negó a rubricar la propuesta del gobierno local, pues, según entiende, “no presta un servicio completo o, al menos, como el que había antes”.

Los residentes habían manifestado su oposición a la supresión de la línea 12-A llevada a cabo por el anterior responsable municipal, José Nogueira, y, ahora que se ha tomado la decisión de retomarla, critican que se haya suprimido el barrio del itinerario. Con todo, el respaldo a esta propuesta aún está pendiente de la celebración de una asamblea vecinal, en la que, además, los socios decidirán sobre su marcha de la federación. “Es algo que se ha planteado ya en asambleas anteriores, porque a menudo vemos como a través de este organismo no se representan nuestros intereses”, indica su representante.

Este anuncio cogía desprevenida a la propia presidenta de la federación, quien ya ayer se puso en contacto para conocer de primera mano las causas. Varela resta importancia a las discrepancias entre las dos entidades y confía en que el abandono de Los Rosales no llegue a hacerse efectivo. “Para tomar esa decisión (la de abandonar) debe existir un motivo grave y consideramos que no lo hay, que más bien es un malentendido”, explica.

En este sentido, ambos portavoces han acordado para la semana que viene una reunión en la que abordarán “cara a cara” la problemática. La presidenta de la federación es optimista sobre alcanzar un consenso “satisfactorio” que evite la ruptura entre las dos entidades.

Se muestra dispuesta, asimismo, a defender las reivindicaciones del barrio sobre las líneas del bus, que incluían conexiones con Matogrande, la Universidad y el Materno. No obstante, Varela apunta que, “esta vez, no tocaban cambios de este tipo, aunque siempre quedó claro que sus peticiones se iban a estudiar de manera detallada”.

Sobre su positiva valoración acerca de la reorganización propuesta por Neira, que molestó a Los Rosales, la representante vecinal entiende que “la federación debe apoyar a la mayoría, a aquellos que más problemas tenían”. Según cree, esta modificación atiende las necesidades “de aquellos barrios que quedaba más desfavorecidos con la primera que se llevó a cabo, donde hay una población claramente envejecida”. Además, Varela señala que “quedan resueltos los problemas con los transbordos, que claramente, no estaban funcionando”.

Fuente: El Ideal Gallego

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: