18 de marzo de 2009

El Concello: C-Bus viable en General Sanjurjo, pero no en Linares Rivas.

El carril bus que recorre Federico Tapia y San Andrés hasta Orillamar sirvió de prueba piloto en la ciudad y supuso más de un disgusto para el Ayuntamiento ante las críticas ciudadanas, sobre todo de los comerciantes, que se vieron afectados por los nuevos emplazamientos para carga y descarga. La Concejalía de Tráfico ha encargado estudios sobre movilidad en la ciudad que han determinado que el vial exclusivo para autobuses es viable en otros puntos de la ciudad, como General Sanjurjo, ronda de Outeiro, Juan Flórez y un tramo de la avenida de Finisterre, entre la plaza de Pontevedra y ronda de Nelle.


Todas las posibles ubicaciones que plantea el departamento municipal de Tráfico dependerán ahora del grado de interés que tengan desde María Pita en ampliar el carril bus. El único lugar estudiado donde los técnicos descartan implantar el vial para transporte público es en Linares Rivas, ya que sólo se instalaría en la manzana comprendida entre plaza de Ourense y la calle Menéndez Pelayo.

Una de las zonas para ubicar el carril bus que entraña más dificultad, según el informe, es la avenida de Finisterre. El primer tramo, entre la plaza de Pontevedra y la ronda de Nelle, es "viable", afirman fuentes municipales. Sin embargo, el segundo trecho, entre las rondas de Nelle y de Outeiro, sí que presenta problemas: "El ancho de la vía no es suficiente para contar con un carril bus y dos carriles para vehículos particulares [uno en cada sentido de circulación]". En este último tramo, en la actualidad, existen sólo dos carriles en casi todo el trayecto. El resto de puntos analizados para implantar el carril bus no presentan tantas dificultades, salvo la calle Panaderas, que ya quedó fuera del proyecto inicial para comunicar Federico Tapia, plaza de Pontevedra y plaza de España.

Tráfico defiende que la ronda de Outeiro es una vía en la que es factible implantar la circulación exclusiva de buses por uno de los carriles. El estudio técnico se realizó entre la estación de tren de San Cristóbal y el cruce con la avenida de Gran Canaria, a la altura del centro comercial de Os Rosales. El único problema importante que queda por resolver es el de suprimir los giros a la izquierda, como en el cruce de la ronda de Outeiro y la avenida de Arteixo: "Muchas veces el carril del centro va a tope [de vehículos] y el que se utiliza para girar sólo lleva dos coches", justifican desde el Ayuntamiento para eliminar los giros a la izquierda y apostar por soluciones alternativas, como en el cruce de la ronda de Outeiro con la avenida de Finisterre, donde los conductores, por ejemplo, para desplazarse hacia O Ventorrillo, cuando vienen de Os Mallos y Sagrada Familia, tienen que girar primero a la derecha. "Es una zona [la ronda de Outeiro] que nos preocupa muchísimo, porque no se le está sacando el rendimiento que se le tendría que sacar", afirmó en septiembre el edil de Tráfico, el socialista Florencio Cardador.

El informe encargado por el Concello también destaca que la avenida General Sanjurjo es un lugar apropiado para que el bus urbano cuente con un carril. Cuando la Concejalía de Tráfico contrató el estudio, su intención era que el carril bus conectase en el futuro esta avenida con la plaza de Cuatro Caminos y con el carril bus que empezó a funcionar durante el pasado verano entre Federico Tapia y la calle San Juan, en el cruce con Orillamar. Juan Flórez es la otra calle coruñesa que aspira a tener carril bus, lo que facilitaría la circulación de los autobuses desde la plaza de Pontevedra, uno de los puntos neurálgicos del transporte público.

Fuente: La opinión de A Coruña

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: