24 de octubre de 2008

A Grela advirtió al Concello en 2006 del caos circulatorio del Dolce Vita.

El caos de tráfico que desde el pasado día 17 sufren los trabajadores de A Grela era previsible. En cuanto el grupo Chamartín-Amorim anunció su proyecto de centro comercial, la asociación de los empresarios del polígono llamó la atención hace dos años al Ayuntamiento de los problemas de tráfico que provocaría el centro comercial Dolce Vita, (a sumar a la circulación densa que ya se soportaba) que acaba de abrir sus puertas con un aparcamiento de 3.000 plazas y un único acceso para coches.

"Teníamos una preocupación lógica y preguntamos cómo se iban a ejecutar las infraestructuras para absorber ese volumen de circulación. Lo que vimos es que no había nada planificado ni una solución definitiva para resolver esta cuestión", explicó ayer el secretario general de la agrupación, José Bermúdez. Los industriales se brindaron a colaborar con el Ejecutivo municipal en la búsqueda de alternativas, pero como ayer detalló Bermúdez, "todo quedó en simples comentarios sobre posibles propuestas que nunca han salido adelante".
Los empresarios no creen que las tres mil plazas de parking del Dolce Vita acaben con el problema de aparcamiento que desde hace años padecen los trabajadores en A Grela, sino todo lo contrario porque al estar reservado para los clientes, los empleados del centro comercial se verán obligados a estacionar fuera del recinto.

La directiva de la agrupación empresarial aprovechó una reunión con el grupo municipal del PP para demandar más y mejor transporte público tanto urbano como metropolitano y medidas que ayuden a reducir la afluencia de coches.

El portavoz municipal del PP, Carlos Negreira, detalló que si antes el tráfico se colapsaba en horas punta, la llegada de Dolce Vita ha convertido el polígono en una zona "impracticable e intransitable". "El problema del tráfico en A Grela no es puntual, como pretende el alcalde. Es una cuestión estructural, de falta de planificación. Se ha dado una licencia para un centro comercial sin pensar en las consecuencias y ahora es un problema", destacó Negreira.

En A Grela entran cada día unos 15.000 trabajadores. El 63,5% de ellos se desplazan en su coche, mientras que un 2,68% se mueven en transporte público, según cifras que revelaron los empresarios al PP.

Una única línea de autobús, la 11, se adentra en el polígono y hay otras dos, la 6 y la 6A, que tienen varias paradas en la avenida de Finisterre.

A estas condiciones se une además que el tráfico de la AG-55 proveniente de Arteixo y Carballo desemboca en la avenida de Arteixo y en la Glorieta de Arteixo (rotonda Eduardo Diz), principal enlace de acceso al parque industrial.

"No tenemos una demanda para ahora mismo, sólo la mejora del transporte público -expuso José Bermúdez- El porcentaje de trabajadores que se desplazan desde el área metropolitana es muy elevado. Mejorar el transporte urbano puede ser más fácil para el Ayuntamiento, pero el transporte metropolitano tiene que coordinarlo con otros municipios y va a tardar mucho".
Ante las quejas de la asociación, el líder de la oposición apostó por incrementar las líneas y las frecuencias de los autobuses urbanos y criticó que en los tres años y medio de mandato del bipartito en la Xunta no se hayan dado ningún paso para implantar el transporte metropolitano. Negreira considera necesario "humanizar" el parque empresarial con aceras y zonas ajardinadas que permitan el desplazamiento a pie, una práctica casi imposible en opinión de los empresarios.
"No se puede decir que la solución será la tercera ronda, no podemos esperar hasta 2012 para resolver los problemas de los trabajadores y los empresarios que hacen negocio aquí", reclamó Negreira. El portavoz también criticó la inconcreción del Concello y la Xunta en la implantación de un metro ligero que el PP proponía hacer llegar a los polígonos industriales: "La Xunta encargó un estudio en 2006 que todavía no ha visto la luz. ¿Qué pasará con la ejecución?", se preguntó.

El Ayuntamiento presumió ayer del diálogo "fluido y continuo" que mantiene con los empresarios de A Grela mientras los industriales lamentaban el escaso peso de sus demandas en las prioridades de María Pita. En un comunicado enviado a los medios, el Gobierno local anunció la creación de nuevas plazas de aparcamiento, la mejora de la señalización y la construcción de nuevas aceras, demandas que ya le habían sido trasladadas por la asociación de vecinos. El Ayuntamiento no sólo presume en su nota de la buena relación que mantiene con los empresarios, sino de haber creado 280 plazas en las calles de A Grela desde 2006. La Concejalía de Infraestructuras invertirá 144.148 euros en las obras, que durarán cuatro meses. Además de aceras y plazas de aparcamiento, el Gobierno local también se propone asfaltar varias vías, entre ellas, Galileo Galilei.

Para solucionar el caos de tráfico provocado por Dolce Vita, la Concejalía de Tráfico iniciará una campaña para primar el uso de la calle Newton para acceder al centro comercial. "El Ayuntamiento realiza actuaciones para mejorar los servicios e infraestructuras del polígono, atendiendo a las propuestas de la asociación de empresarios", dice la nota.

Fuente: La Opinión de A Coruña

2 comentarios:

  1. Os problemas de circulación en Agrela non os provoca só Dolce Vita, fai anos que os que traballamos aquí sufrimos os problemas circulatorios, a asociación nunca fixo nada, nin demandar solucións de aparcamento, nin máis buses, etc. agora que dita asociación denomina ao Polígono Industrial como Parque Empresarial para darlle cabida a centros como Dolce Vita y Marineda Plaza y atraer máis comercio que industria ven las carencias que sufren estos establecementos e que aumentará e piden solucións a boas horas.

    O alcalde dí que e puntual, ten razón é puntual para a xente que ven a Dolce Vita, pero é crónico para os que traballamos diariamente no polígono.

    Solucións incrementar o transporte público, adecentar as beirarúas intrasitables (agora as limpan de maleza polo menos en Severo Ochoa dende que se achegaba a apertura do Dolce Vita), utilización da liña de tren existente para tren de cercanías.

    Moitas cousas se poden facer, pero como sempre ninguén fai nada.

    ResponderEliminar
  2. Temos que estar dacordo contigo nalgúns dos aspectos que comentas; de feito, algúns de nós tamén traballamos na Grela e sofrimos os problemas de ter que ir no coche por non ter medios alternativos...
    Un saudo.

    ResponderEliminar

Comentarios busurbanos...: