19 de enero de 2010

Las -peligrosas- paradas con/sin marquesinas de parada de Alfonso Molina. Era cuestión de tiempo...

Hace unos días ocurría un accidente en la Avenida de Alfonso Molina. Un coche se salía de la vía y finalmente acababa empotrándose en una marquesina de parada del bus urbano, causando heridos, dos personas que estaban en la marquesina. Era de madrugada. No había servicio de bus urbano. Una verdadera suerte. Así quedó la marquesina:



Como veis por su situación, las paradas de la Avenida de Alfonso Molina suponen un "territorio de fortuna", la que hace que te salves si ocurre algún accidente.

Desde hace unos meses teníamos pendiente realizar un análisis de paradas de esta vía de acceso a la ciudad. Vemos que ya no es necesario, que como ya ha ocurrido algo, la alarma ya ha saltado, a pesar de que todo el mundo coincide en el peligro de las velocidades excesivas de los vehículos que circulan por Alfonso Molina.


Es ahora cuando los usuarios del trasporte urbano y las Federaciones de Vecinos alzan la voz, ponen el grito en el cielo y critican el estado y la ubicación en que se encuentran estas paradas, saltando el tema en los medios de comunicación locales:
Las marquesinas, a pesar de estar ubicadas en una vía de alta velocidad, no disponen de las medidas de seguridad necesarias. Creen que deberían de contar con dispositivos de protección para los peatones que esperan por el autobús con el fin de evitar posibles riesgos.

Los accidentes de tráfico en esta vía han aumentado con respecto a otros años. El último de ellos tuvo lugar en la madrugada del domingo, cuando un turismo se salió de la carretera arrollando a dos peatones en la marquesina situada frente al concesionario Seat, entrando a la ciudad.

Según los vecinos de Palavea, existen paradas que no están debidamente señalizadas. Algunas se hallan en los arcenes de Alfonso Molina, totalmente desamparadas. Este es el caso de la parada de autobús que está localizada en la salida de la autopista AP-9.


No cuenta con marquesina o señal horizontal alguna, tan sólo un poste clavado en el talud del margen de la calzada advierte de la presencia del apeadero (*).

En este sentido, llama la atención el estado de las paradas situadas en el concesionario Seat y en la fábrica de Begano, donde los usuarios esperan al autobús en el propio arcén, poniendo en peligro sus vidas.

Demandan más espacio entre las estructuras de descanso y el vial, que a veces no supera el metro de largo, una mejora en la señalización vertical y horizontal, mayor iluminación, marquesinas en todas las paradas y bolardos que protejan los posibles impactos de los turismos.

(*) Nota del Blog Busurbano:
Esta es la suerte que correrá la parada 280 citada


Todas esos detallitos que desde el blog busurbano ya veíamos claramente desde hace tiempo -y los propios conductores de buses urbanos también-, ¿por qué no se criticaron antes con esta fuerza? (...) Pues porque no había ocurrido nada que resaltar como lo de esa madrugada. Esto nos decepciona un poco.


En el terreno político, la concejala de Trasportes, Eudoxia Neira, indicó que no piensa eliminar la parada de autobús que resultó dañada en el accidente del domingo. “La parada es necesaria, da servicio a los residentes del Castro de Elviña y a decenas de estudiantes, además el suceso se produce por un exceso de velocidad, no porque esté mal ubicada”, explica la edil socialista.

La presidenta de la Federación coincide en el primer punto. Es consciente de que «el lugar en el que está esa señal y otras de la avenida de Alfonso Molina no es el más adecuado», pero entiende que no tiene sentido dejar sin servicio a toda esa gente:
«Esos son los buses que van a Alfonso Molina, Matogrande y la Universidad y la verdad es que no hay otro lugar en donde ubicar las paradas»


Este argumento es lógico, pero visto lo sucedido, se imponen prioridades con respecto a esta parada, y a algunas otras distribuídas en zonas menos "urbanas".

Asimismo, Neira anunció que su departamento está llevando a cabo un estudio para saber en qué estado se encuentran las paradas urbanas con el objetivo de conocer sus deficiencias, saber si necesitan marquesinas y analizar si están bien ubicadas. “Se trata de un estudio necesario para mejorar el servicio y la accesibilidad”, sentencia la edil de Transportes, que se ha puesto en contacto con los responsables de Seguridad Viaria para conocer de primera mano las insuficiencias de estas infraestructuras. En este plan va a tocar también el aspecto de la modernización de la señalización de la ciudad; promete incluir notables mejoras en el terreno de las paradas de buses.

Insiste en que hará todo lo posible para mejorar los accesos al trasporte público, así como reubicar las paradas que lo necesiten. “Si hay que trasladar una de estas marquesinas se hará de un día para otro, ese no es el problema”, señaló Eudoxia Neira, que al mismo tiempo insistió en la obligación de los conductores de circular con precaución y sin sobrepasar los límites de velocidad.

Por su parte, la federación vecinal entiende que el accidente no se debió, efectivamente, a la señalización, sino al hecho de que un vehículo estuviera estacionado en ese momento en un lugar prohibido (os remitimos a la noticia original del accidente):
«Nosotros lamentamos que se produjera el atropello y esperamos que no se vuelva a producir»


Por ello, Luisa Varela considera que la solución más acertada pasa por una mejor señalización para que «los coches sepan que hay una parada más adelante». Esta podría ser «de tipo luminoso o de cualquier otro elemento que las haga más visibles».

En el blog busurbano nos consta que, efectivamente, se está procediendo en buena dirección con respecto a ese estudio al que hacía referencia la concejala Neira. Y a la vez, esperamos fervientemente a que se afiance como el gran primer paso que acabe por modernizar, actualizar, humanizar -y demás verbos de la primera conjugación que ahora no se nos ocurren- el transporte público y todo lo que atañe al usuario en cuanto a aspectos de usabilidad, comodidad y eficiencia de uso de este servicio.

Final de línea.

(bonito nombre para una sección, no?)

Bien. No por dejarlo para el final es menos importante. Hace casi cinco meses, en el blog busurbano reproducíamos un decálogo -que no era tal- con el título de "la sugerencia 25", precedido de otras 24 sugerencias que recogíamos del blog de Troleros&Buseros. Los comentarios en cursiva era del blog busurbano.

Aunque os recomendamos su relectura completa, solamente vamos a recuperar para el día de hoy una de ellas, que esperamos que sirva como un "ya te lo dije" -o si lo queréis con música, "ya lo sabía"-.

Es la sugerencia 19 -con fecha, recordemos, de septiembre de 2009-:


Debería de intentarse proteger las paradas que se encuentran en vías rápidas como por ejemplo Alfonso Molina. En las paradas situadas en esta avenida los usuarios se encuentran totalmente expuestos ante el tráfico rodado ya que no existen aceras ni barrera de ningún tipo que los protejan si un vehículo pierde el control. Lo ideal sería situarlas en isletas separadas del tráfico donde haya sitio, poner aceras o como mínimo algún tipo de barrera protectora ya que la marquesina sólo protege del agua a duras penas.

(Las paradas de Alfonso Molina son un suicidio...
1.- para el usuario -que está expuesto a cualquier accidente que se produzca en esta "vía libre al exceso de velocidad-;
2.- para el automovilista -que ve como un bus ocupa parado parte de su carril y no puede esquivarlo porque el otro carril va ocupado; y si se detiene se puede armar y ocasionar un choque en cadena-;
3.- para el busero y viajeros, ya que la ubicación de las paradas, las maniobras de detención y arranque y otras circunstancias hacen de su presencia un peligro involuntario para la circulación por esta avenida, repetimos, con excesos de velocidad y riesgos altos de accidentes. SOLUCIONES POSIBLES: Vías de servicio paralelas.
Busquets, a estudiar!)



Deseando que no se vuelvan a producir sucedidos como el que ha dado origen a la polémica del día, os dejamos un rato tranquilos. Buen descansar.

3 comentarios:

  1. Bastantes veces esperé por el bus en esas paradas.. al cabo de 15m te empezaba a doler la cabeza por el ruido de 6 carriles de coches a casi 100km/h... no me pasó nada peor afortunadamente. Luego protestan por un avión cada hora en Alvedro... nada que ver!

    Que os parece la idea de convertir Alfonso Molina en una avenida al estilo de la Castellana en Madrid? Busquets comentó esto en la exposición del PXOM y me pareció una idea muy interesante.

    Es que el problema no es solo en que las paradas sean peligrosas, es que hay que llegar a ellas! Y también desplazarse, actualmente todo eso ya es zona urbana y rodeada de la universidad y de muchos centros educativos...

    ResponderEliminar
  2. A mi me da un miedo espantoso esa prada,cuando me tocaba en el 20 y en el 24 cruzaba los dedos pra que no hubiera nadie esperando,al coincidir con la salida de la autopista vienen como balas y hay que andar con mil ojos para salir de ella...y ya no te digo nada con un coche metido en ella,rezas para que nadie se traiga el motor del bus al pupitre.
    Yo particularmente la eliminaria por lo peligrosa que es.

    ResponderEliminar
  3. Toda la razón chicos del blog... etc :-p, desde luego que ahí hace muuuuuuuuuuuuuucha falta una vía de servicio, es indignante que aun estemos asi, y gracias a dios que aun no ha pasado nada mas grave... Si un día por desgracia viene un coche por la avenida, a una velocidad totalmente adecuada, y le estalla una rueda, por ejemplo, y se empotra en la marquesina al perder el control del coche, tambien la concejala le va a echar la culpa del accidente al conductor del coche como ha hecho en este caso diciendo ..."nsistió en la obligación de los conductores de circular con precaución y sin sobrepasar los límites de velocidad..." ¿Que pasa, que los accidentes solo se producen por exceso de velocidad?.

    Vamos es que es de coña, la culpa es de los conductores no de que este mal ubicada esa y TODAS las marquesinas de Alfonso Molina...

    ResponderEliminar

Comentarios busurbanos...: