29 de septiembre de 2007

Medio siglo sin tranvía a Sada

El tranvía a Sada tardaba hora y media en cubrir el trayecto entre A Coruña y la villa mariñana. Cuando se inauguró, el viaje costaba 1,2 pesetas en primera clase y 1 en segunda

Es en este mes cuando se cumple medio siglo de la desaparición total de la línea de tranvía a Sada, evocada estos días por el alcalde de la villa mariñana, cuando dijo «en los años 20 estábamos mejor comunicados que ahora». Exageró un tanto, pues cuando se inauguró esa línea el recorrido se cubría en hora y media. En septiembre de 1957, el tranvía deja de prestar servicio entre la Palloza y los Castros. El trolebús ocupó su lugar. De este modo, Tranvías cerraba el último tramo de la línea a Sada.

Lejos quedaba el 15 de junio de 1922, cuando se inauguró el primer tramo, el que llegaba a Fonteculler. Millares de personas siguieron el viaje inaugural desde la vía «entre salvas de aplausos entusiastas», cuentan las crónicas. El 16 de julio de ese año se prolongó hasta San Pedro de Nós, hasta O Seixal. Fuegos artificiales y actuaciones musicales recibieron al tranvía. El 31 de diciembre el servicio se amplío a Sada, cuyo Ayuntamiento decretó cuatro días de fiesta popular.

La prensa de la época pronosticaba que los coruñeses tomarían las «aldeas vecinas» durante el fin de semana, impulsados por «la sana tendencia de amor al campo que cada día arraiga más en los coruñeses». También que «el problema de la vivienda se solucionaría» ya que la «rápida y cómoda» conexión entre la urbe y sus municipios limítrofes incitaría a los coruñeses a mudarse «a los agradables parajes de las cercanías».

El flujo de obreros y el intercambio comercial abarrotaban los tranvías. El de las ocho de la mañana iba lleno de currantes. A los lados de la vía, viajaba gente andando o en bici. No se podían permitir pagar un asiento en primera (1,20 pesetas) ni en segunda (1). En primera, los asientos eran forrados; en segunda y en los remolques, de madera. Cuando había fiestas en Sada u Oleiros, el cobrador tenía que entrar por la ventanilla.

Fuente:La Voz de Galicia

1 comentario:

  1. Joder, despues nos quejamos que ahora vamos como latas de sardinas... :-O

    ResponderEliminar

Comentarios busurbanos...: