7 de agosto de 2013

"En tiempos de crisis, el transporte urbano de viajeros en A Coruña se mantiene como un buen negocio" (La Opinión de A Coruña).

Segunda entrega de la compilación monográfica de la prensa local -uno de los tres diarios de referencia de Coruña que reunimos en el blog junto con La Voz y El Ideal- con un monotema periódicamente recurrente: los afortunados beneficios de la Compañía de Tranvías de Coruña.
A este respecto, aparte de la oportuna y acertada imagen del diario, insertamos -a modo de separación-, un retuiteo y un tuit que nos han resultado particularmente simpáticos vistos en nuestro tuiter busurbano. En fin, esto cuenta La Opinión de A Coruña:


En tiempos de crisis, el transporte urbano de viajeros en A Coruña se mantiene como un buen negocio. La Compañía de Tranvías de La Coruña, en manos de la familia, Prada, registró el año pasado un beneficio líquido, después de impuestos, de 2,7 millones de euros, a los que se sumaron unos 2 millones más por un pleito que le ganaron a Hacienda. En total la familia obtuvo unos beneficios de 4,6 millones de euros, de los que destinó 2 millones a dividendos, a repartir entre los socios, mientras que los 2,6 restantes se destinaron a reservas, engrosando los fondos propios de la sociedad.

Este reparto de ganancias del ejercicio de 2012 procedentes de la explotación del transporte urbano, que incluyen una subvención del ayuntamiento de A Coruña, se acordó en la junta general ordinaria de accionistas de la compañía celebrada el pasado 29 de junio. Los socios acordaron también repartirse los dos millones de dividendos antes de terminar este año 2013.

Tranvías afirma en su informe de gestión que en 2012 el número de viajeros cayó un 3 %, pero se compensó con la subida de la tarifa en un 5 %, por lo que los ingresos derivados de esta actividad aumentaron un 2 %.

La compañía de los buses urbanso insiste en que redujo los beneficios el año pasado respecto a 2011, porque pasó de 2,9 a 2,7 millones, un 6,7 % menos.

La empresa cerró 2012 con un beneficio añadido de 2,2 millones de euros (sumados a los 2,7 de beneficio líquido) al vencer en la batalla que mantenía con la Agencia Tributaria desde 2003, fecha en la que Hacienda les abrió un expediente sancionador tras un acta de inspección. En 2004 este expediente se paralizó pero se reanudó meses después y concluyó con una sanción a Tranvías de 416.966 euros. La Compañía recurrió la resolución pero en 2005 la Agencia Tributaria se lo rechazó, y también después, en 2008, el recurso de alzada, por lo que el desacuerdo terminó en la Audiencia Nacional.

La Audiencia en julio de 2011 sentención a favor de la Compañía de Tranvías y anuló la resolución de Hacienda sobre el acta de inspección y la sanción.

La Agencia Tributaria acudió entonces al Tribunal Supremo pero al final desistió y no presentó recurso de casación, por lo que la sentencia de la Audiencia que le daba la razón a la empresa de la familia Prada se convirtió en firme y Hacienda les comunicó el año pasado el pago por el acta de inspección y los intereses de demora. Tranvías en 2003 ya había provisionado fondos por si perdía el pleito. Tranvías bate así su récord de beneficios con 4,6 millones al ganar un pleito a Hacienda.


La ayuda municipal aumenta cada año.

La cifra de negocios de Tranvías en 2012 fue de 21,9 millones de euros, pero quitando salarios de personal, precio del combustible y reducción de pasajeros, al final el resultado de explotación fue negativo en 3,7 millones. Es la subvención al precio del billete que otorga el Concello (para cubrir la diferencia entre la tarifa oficial y la fijada para colectivos, como el bonobús) lo que convierte los números negativos de la empresa en positivos: en 2012 el ayuntamiento aportó a la compañía 8.043.915 euros (un 2,4 % más que en 2011, cuando fueron 7,8 millones).

El ejecutivo sube la ayuda a Tranvías cada año mientras que la ayuda que A Coruña recibe del Estado para este concepto baja: en 2011 fueron 1,9 millones y el año pasado, 1,4. El porcentaje de negocio de Tranvías también aumentó:
_____el 33,84 % en 2010,
_____el 36,28 % en 2011, y
_____el 36,66 % en 2012.

El sistema tarifario acordado en 1986, que obligaba al concello a fijar el precio del billete en función de la evolución de costes de la empresa, y la propia subvención municipal al precio que aumenta a pesar del descenso de viajeros, garantiza beneficios seguros a la empresa a la compañía, tal y como demuestran las cuentas de los últimos años.


Personal / Indemnizaciones por tres despidos

El precio del billete del bus urbano subió un 5,48 % en 2011 y un 5 % en 2012.

Mientras aumenta el coste del viaje, se reduce el número de empleados. De los 238 de 2011 se pasó a los 235 de 2012. Tranvías tiene una reserva para abonar indemnizaciones por despido. Dos despidos de 2011 (55.000 euros por cada uno) y otro de 2010 (48.000 euros), ya tienen sentencia condenatoria contra Tranvías pero la compañía recurrió y están pendientes. El año pasado aceptó abonar una indemnización de 51.000 por un despido de 2008.
_

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: