21 de mayo de 2013

Inicio del levantamiento de los raíles del (mutilado recorrido del) tranvía en las Esclavas.

Los trabajos para levantar los raíles del tranvía y sustituirlos por unos nuevos ya están en marcha desde hace unos días. A la altura de las Esclavas, las obras arrancaron ayer lunes 20 de mayo, después de que del miércoles de la semana pasada concluyesen todas las catas necesarias antes de la reparación del trazado que discurre entre colegio y la Torre de Hércules.


Aunque la mayor parte de la actividad se concentró en la parte más próxima al estadio de Riazor, a lo largo del Paseo Marítimo se pudo ver a diferentes operarios trabajando sobre los tramos de vía en mal estado. De acuerdo con el plan de obra elaborado por la Concejalía de Tráfico con la adjudicataria del proyecto, primero se desmontarán los raíles, para, a continuación proceder, a la limpieza del carril y, en último lugar, colocar los tramos de vía nueva.

El proyecto incluye cambios a la altura de la Torre de Hércules y frente al edificio de Hacienda, en Riazor. En estas dos zonas se procederá a la retirada de los desvíos existentes, que serán cubiertos con una losa de hormigón. En el caso del apeadero de Riazor, durante las obras de reparación del pavimento del Paseo Marítimo, el año pasado, ya se eliminó parte del trazado.

Por el momento, los trabajos en las vías del tranvía turístico solo afectan a la parte que discurre paralela al paseo peatonal. Pese a esto, en los avisos de cortes de tráfico de la Policía Local se anuncia el cierre a la circulación de uno de un carril hasta el 29 de junio, en el tramo comprendido entre la fuente de los Surfistas y el faro romano.


En un principio, el Ayuntamiento tenía previsto que las obras estuviesen listas para la noche de San Juan. Por el momento, se mantiene la fecha de finales de junio para concluir unos trabajos que deberían haberse desarrollado ya durante el año pasado, ya que el proyecto para la reparación de las vías del tranvía formaba parte de los presupuestos municipales de 2012.

El convoy dejó de circular por el Paseo a principios de junio de 2011. El Ayuntamiento decidió suspender temporalmente el servicio al constatar que existía riesgo de descarrilamiento en numerosos puntos del trazado. Tras encargar un estudio para analizar el estado de los carriles, el gobierno local decidió abordar solo la reparación de una parte del trayecto, el que discurre entre Las Esclavas y la Torre.
Según aseguró en su momento, reparar las vías del tranvía entre el monumento Patrimonio de la Humanidad y el castillo de San Antón tendría un coste de dos millones de euros, por lo que se descartó su remodelación.

Fuente: El Ideal Gallego 
Imágenes: El Ideal Gallego  y La Opinión de A Coruña

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: