7 de octubre de 2011

En Vigo también suspiran por su Carril Bus, anulado provisionalmente en 2009 por unas obras cercanas.

Autobuses y taxis reclaman la recuperación del espacio perdido en Gran Vía. La decisión del gobierno local en mayo de 2009 de permitir la circulación de todo tipo de vehículos por el carril bus entre Plaza de América y Plaza de España sigue vigente pese a haber pasado ya más de dos años y medio.

El entonces edil de Tráfico, Xulio Calviño, anunció que la medida sería "provisional" hasta que finalizaran las obras de humanización del entorno de Povisa y Castelao. Estos trabajos terminaron a finales de 2010, pero los carteles que permiten circular a todo tipo de turismos por los tres carriles de Gran Vía siguen en pie.

"Vamos a solicitar al Concello que vuelva a restablecer el carril bus de inmediato. Primero, porque se dijo que era algo provisional por obras y todavía sigue igual pese a haberse terminado; y segundo, porque estamos teniendo problemas de circulación", asegura un portavoz oficial de la concesionaria del transporte público, Vitrasa.

La misma demanda lanzan desde la Asociación Cooperativa de Taxis de Vigo. Su presidente, José Eladio, asegura que ya transmitió esta petición a la Concejalía de Tráfico, ahora dirigida por Carlos López Font. "Que cualquier vehículo pueda circular por él está dificultando la fluidez de nuestro trabajo. Nosotros ya transmitimos nuestras quejas, pero por ahora sigue todo igual", lamenta.


Si nos vamos al año 2010, acabadas esas obras, podemos leer en Atlántico Diario las quejas relativas a lo que afecta la supresión del Carril Bus vigués.

‘El gobierno local está dejando morir el transporte urbano en la ciudad’, criticó Antonio Coello (PP), que señaló que un informe del Valedor do Cidadán le da la razón. ‘Hemos pasado de tener un transporte que cumplía las frecuencias, que sumaba miles de pasajeros a tener uno en el que desciende el 14% de usuarios’, dijo el edil popular.

‘No sabemos el número de usuarios que ha perdido el autobús en Vigo porque ese dato está escondido en un cajón, pero creemos que en torno a 700.000, y es porque al bus lo han metido en el atasco’
, aseguró Coello, que puso como ejemplo de la falta de eficacia del gobierno bipartito el carril bus de Gran Vía. ‘Dijeron que iban a abrir el carril mientras durasen las obras pero ya se inauguraron y todavía no se ha restringido el tráfico’, señaló el edil popular, que aseguró que este retraso se debe a que ‘temen que se colapse la avenida porque no planificaron bien las humanizaciones del entorno de Povisa’.

(...) Entre sus reproches incluyó las quejas sobre el incumplimiento de las frecuencias y, por todo ello, aconsejó a Calviño que ‘se suba al autobús, y también el alcalde para comprobar desde dentro lo que está pasando’. ‘La gente se está bajando del autobús en esta ciudad y la próxima semana van a presentar unos autobuses nuevos que serán magníficos, como todos los de Vitrasa, pero que irán vacíos’, lamentó.

Con esto queremos resaltar que para una ciudad que crece, madura y se desarrolla (pongamos que hablamos de Coruña), la asignatura de la movilidad y el transporte público es muy importante y no conviene demorarla ni consentir tropiezos ni trompicones en su devenir.
Lamentablemente los desencuentros políticos van siempre en contra de los ciudadanos, habitantes y usuarios, que sufrimos apenados las consecuencias.
Lo del Carril Bus en Coruña, el no continuar con un plan de movilidad ya iniciado (es irrelevante por quién, y quién debería retomarlo) no va en benficio político de ningún partido, sino en contra del avance de toda una ciudad, de toda La/A/Coruña.

Esperemos que no nos pase factura como ciudad.

Quien no quiera verlo... no arreglará nada cerrando los ojos.


Fuente: Faro de Vigo, La Voz de Galicia, Atlántico Diario
Imágenes: La Voz de Galicia, Altántico Diario

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: