29 de junio de 2011

La CIG reclama que la flota de buses urbanos tenga climatización (y más consideraciones).

El sector de transportes de la Fgamt-CIG reitera la necesidad de que los autobuses urbanos estén provistos de un sistema de climatización, después de lo que sucedió el pasado sábado cuando un conductor de la Compañía de Tranvías tuvo que ser evacuado al hospital al desmayarse por un golpe de calor mientras trabajaba en la línea 22.

Según informa el sindicato, lleva años demandando ante la dirección de la empresa que presta el servicio de transporte urbano y ante el comité de seguridad de la misma que los buses cuenten con un sistema de climatización o de aire acondicionado para luchar con las altas temperaturas que se registran en verano en el interior de los vehículos.

La CIG advierte además que este exceso de calor no solo lo padecen los clientes, sino que puede tener consecuencias negativas en la salud de los conductores y “causarlles indisposicións como a rexistrada o sábado co risco que isto supón tanto para a seguridad dos traballadores do servizo como para os usuarios dos autobuses e resto de vehículos”. Para evitar que se repita una situación similar, la central sindical vuelve a presentar esta demanda.

A esto añadimos desde el blog busurbano -como usuarios- que se agradece también para el pasaje. Es bien cierto que en otros medios de transporte se dispone de climatización, y no creemos que haya quejas desmedidas... Muy al contrario. Y no solamente en verano; insistimos que los sistemas de climatización no es mero "aire fresco para el calor"... Estamos en el siglo XXI, y gracias a Dios la tecnología pone a nuestro alcance avances en bienestar global, como lo puede ser este. Antes, décadas atrás, porque no había. Pero hoy en día, habiendo... (aunque hay casos en que ni siquiera habiendo, por ejemplo en el edificio Proa...). Y además, a tener en cuenta que en el automóvil ya se considera un elemento que influye y afecta a la seguridad del conductor.

Pero como todo, se debe regular convenientemente y según las recomendaciones o reglamentos que rijan en cada caso.

Encima, en España tenemos empresas de renombre en el ramo que nos ocupa, con lo cual...



Todo en la vida es cíclico, y hace justamente un año y una semana tocábamos el mismo tema, con el título: Los veranos de los 42... No es el Sur, ya lo sabemos... Feliz verano!.

La imagen que acompañaba era esta de arriba, que se estará repitiendo a cada día caluroso. También traíamos a colación - y lo recuperamos para hoy- un remedio para las personas que, como Anxo, manifiestan reacciones adversas a los "aires". El purificador eCo3 de Hispacold:

Se trata de un purificador de aire que limpia, desinfecta y purifica el aire de los autobuses urbanos, de forma que mejora los problemas respiratorios y reduce la posibilidad de contagio de enfermedades, jaquecas, sensación de mareo y fatiga para el conductor y los pasajeros.

Quizá sea difícil y complicado la instalación del sistema en los autobuses urbanos actuales, o poco rentable -lo desconocemos- , pero al menos, el esfuerzo, la intención, debería pasar por que las nuevas unidades que vayan llegando lo traigan incorporado. Claro, serán vehículos que pasen a "lucir" por las líneas céntricas -seguramente no irán a los Especiales Universidad-, pero al menos sería un pequeño paso para el hombre...

Como ya se ha tocado el tema en los comentarios del post al que enlazamos al inicio y nuestra opinión la hemos plasmado suficientemente, no os vamos a aburrir más con ello, que pecamos de pesados.

Eso sí, para rematar, os recomendaríamos la lectura de este post que en agosto de 2009 escribieron los Troleros&buseros en su blog, posiblemente afectados por los calores veraniegos...: "¡¡¡Bufff, me falta el aireee!!!"
no es el título de una canción de Raffaella Carrá, ojo. Pero como ese blog se cerró "repentinamente", pueees... nanai.

Fuente: El Ideal Gallego, Youtube, Nexobus.com
+info: "
Golpe de calor"

2 comentarios:

  1. Continuamos leyendo comentarios -en los artículos originales de los respectivos diarios locales, por ejemplo- que nos hacen dudar de si somos muy señoritos en esta ciudad (al considerar solicitable lo que en otras es habitual, no sabemos a qué viene ese "temor"); o si somos víctimas del síndrome de Estocolmo (lo que somos es usuarios con inquietudes de mejora de servicio urbano, eso sí); o si nos hemos vuelto tarumbas y tienen razón los que dicen NO a todo...

    A ver si va a ser esto último... Entonces cerraremos el chiringuito, nos vamos a la playita -que es verano y somos unos orgullosos sons of the beach- y cada cual que se cave su propia tumba agusto y sin que haya quien opine con fundamento alguno...

    ResponderEliminar
  2. Quisiera saber yo cuantos de los "opinantes" de estos periódicos son usuarios y cual sería su rendimiento al frente de un bus durante ocho horas a las temperaturas que soportamos nosotros. Y aún siendo usuarios, no es lo mismo ir 10 o 15 min. de trayecto, que las horas que nos echamos los conductores.
    Sí, es cierto que en A Coruña es difícil pasar de 25 grados, pero no es menos cierto que dentro del bus la temperatura sube mucho más. En un recinto cerrado en el que van un nº de personas elevado al mismo tiempo, si le sumas que el motor desprende calor y que el bus está 16 horas en la calle, es decir, todas las horas de sol, no es muy difícil saber que ahí hará calor. Y no hace falta llegar a 25 grados, con menos también sudas.
    Decir que el aire acondicionado es malo, es lo mismo que no tener ni idea de lo que se dice. Lo que es malo es estar con el aire demasiado frio, o con la calefacción demasiado caliente. Eso provoca un desfase térmico que puede desencadenar, cuando menos, en un catarro. Pero es igual de malo beber agua fría cuando hace calor.
    El aire acondicionado en verano o la calefacción en invierno, están considerados elementos de seguridad, no extras para fardar.

    ResponderEliminar

Comentarios busurbanos...: