1 de julio de 2008

Crece un 40% el uso del bonobús social en este semestre.

La utilización del bonobús social -reservado para jubilados, desempleados, minusválidos y escolares- creció un 40% entre los usuarios del transporte público, en el primer semestre del año. La Compañía de Tranvías, empresa de titularidad municipal encargada del servicio de autobuses, explica el crecimiento de esta modalidad de tarjeta de transporte por la bajada del precio del bono y por el cambio desde el bonobús tradicional al indicado para determinados colectivos sociales.

La disminución del precio del bonobús social
efectuada por el Ayuntamiento en el mes de septiembre -pasó de costar 52 céntimos a hacerlo 25- es, según José Prada, gerente de la Compañía de Tranvías, uno de los motivos por los que se ha producido el trasvase de clientes entre las dos modalidades de transporte. Prada añade que antes la diferencia de precio entre los dos tipos de bonos no era significativa: el bonobús convencional costaba, y sigue costando, 60 céntimos de euro y el social pasó de los 52 de antes de septiembre de 2007 a los 25 céntimos. "Como la diferencia era de 8 céntimos y hay que justificar la renta, la edad y demás requisitos que pone el Ayuntamiento; la gente no se preocupaba demasiado por saber si podía acceder al bonobús social", indica José Prada.

Entre los requisitos establecidos por el Concello para la expedición de bonobús social, más estrictos que para el general, para el que sólo hay que presentar el DNI y acudir a una entidad bancaria, los escolares tienen, en su caso, que acreditar encontrarse matriculados en algún curso de enseñanza no universitaria y justificar que su familia no supera una renta mínima fijada por el Gobierno local. Los desempleados tienen a su vez que estar empadronados en A Coruña, como el resto de posibles beneficiarios del bonobús social, y demostrar que poseen una antigüedad de seis meses en el Inem desde la última fecha de inscripción.

El auge del bonobús social en los primeros seis meses del año ha contribuido a que el transporte urbano haya crecido un 1,5% en lo que va de ejercicio, pese a que el resto de modalidades del servicio han registrado un ligero descenso, según la Compañía de Tranvías. "Los datos son: hay más bonobuses sociales, menos generales y menos billetes ordinarios", resume el gerente de la empresa, José Prada.

El responsable de la concesionaria, conforme al incremento de la utilización del bonobús social y el crecimiento en el número de viajeros, elude reconocer cualquier tipo de relación con el periodo económico que se está produciendo ni con la subida de los precios de los carburantes experimentada durante los últimos meses. "Otros años subimos un 1,5%, sin que hubiera crisis del petróleo", señala Prada.

El gerente de la Compañía de Tranvías también indica, para defender que el incremento guarda escasa relación con los combustibles, que durante otros momentos del año, con una situación económica más benévola, el incremento en el número de pasajeros fue incluso mayor al registrado en el cómputo global del primer semestre. "A principios de año, el crecimiento experimentado en el número de pasajeros era del 2%", comenta José Prada sobre la posible influencia de la crisis.

Fuente: La Opinión de A Coruña

1 comentario:

Comentarios busurbanos...: