9 de abril de 2013

El ayuntamiento -en boca de J. Flores- admite una caída de usuarios del bus "de un 2,6%" en 2012.

Hace unos días nos hacíamos eco de unas cifras que rondaban el cuatro por ciento de descenso de usuarios del bus urbano en Coruña en 2012; las sacaba a la luz el grupo socialista. Las novedades en cuanto este tema son las siguientes:

 El edil de área de Seguridad y Movilidad, Julio Flores, admitió en el pleno de ayer un descenso del 2,6 % en el número de usuarios del transporte público durante el año pasado.

Flores restó gravedad al dato señalando que el descenso del 2012 fue mayor en Galicia, donde se perdió un 3 % de pasajeros de media, y que se venía de un aumento del 2,4 % en el 2011.

Además, explicó que el descenso se produjo entre viajeros «ocasionales», ya que bajó la venta de billetes ordinarios mientras que se registró un aumento del empleo de las tarjetas Millennium.

(Este movimiento es de lo más lógico, ya que es absurdo pagar 1,27€ cuando con una tarjetita que funciona ocasionalmente nos podemos ahorrar 45 céntimos; pero dudamos del enfoque referido...
Además, ahora, con el cierre de la Fábrica de Armas, las tiendas Darty -el antiguo San Luis-, y los despidos de más de cien personas de la Plataforma de Atento de Juan Flórez, además del cierre del Opencor de esta misma calle, quizá vea "una oportunidades" de que esta gente se entretenga paseando en bus, ya que a trabajar en él, difícilmente podrán ir... Y así no subirán las cifras de viajeros.)

Los datos que ofreció Flores son los primeros que se conocen por boca del gobierno acerca del funcionamiento del bus urbano durante el 2012. Los hizo públicos en respuesta a una pregunta de la socialista Yoya Neira, que afirmó que el descenso no es mayor gracias a la alta demanda de la línea 11 y al «descenso de circulación de los vehículos privados», lo que favorece la puntualidad del bus.

Neira criticó la eliminación de la mediana de General Sanjurjo y del carril bus, y destacó que las mayores bajadas se habrían producido en las líneas afectadas por esas obras, según los datos a los que ha tenido acceso el PSOE, que volvió a exigir al gobierno que haga públicos todos los datos.

También criticó la falta de seguridad de la circulación de buses por rúa Alta. Flores contestó que su paso por Cordelería «sí ponía en riesgo a los peatones».

También que la colocación del carril bus causó caídas «del 30 %» de pasajeros en las líneas que circulaban por él.

(Si este dato que aporta Julio Flores se refiere a las primeras semanas o meses de la historia del Carril Bus, parecería que está caduco, ya que la vidilla que daba este vial específico era valorado en sumo grado por los usuarios de las líneas que por él circulaban, pero, en fin...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: