16 de diciembre de 2011

Rosa Gallego salió del Pleno para no votar dos mociones sobre Tranvías, por vínculos familiares.

Ayer jueves hubo pleno en el concello. Y la sorpresa de la sesión plenaria de ayer se produjo cuando la concejala de Hacienda, Rosa Gallego, abandonaba la sala para evitar la votación de dos mociones en las que se exigía la revisión de la concesión del servicio de transportes a la Compañía de Tranvías, presentadas por Esquerda Unida y BNG.

Su salida tenía un motivo: la edil popular quería abstenerse en estos dos puntos, ya que, según informó al finalizar la sesión, existe “una vinculación familiar” entre ella y la empresa. Esta situación ya se había repetido en la junta de gobierno en la que se aprobaron la subida de las tarifas, un asunto que fue puesto de manifiesto al inicio de la sesión por el portavoz del BNG, Xosé Manuel Carril, que pese a pedir una justificación al alcalde, Carlos Negreira, sobre esta situación, no obtuvo más respuesta que la dada por la propia edil. “No voy a tomar ningún acuerdo, ni que perjudique ni que beneficie a la Compañía de Tranvías, simplemente, en un acto de transparencia, yo me puedo marchar de la sala, como lo hace otra gente”, aseguró Gallego en relación al movimiento de concejales que se produce habitualmente en las sesiones como consecuencia de la duración de las mismas.

La edil popular recordó que ya había mantenido la misma postura en la junta de gobierno, por una cuestión de “imparcialidad y objetividad”. Su salida de la sala hizo que, ante la ausencia de Ana Fernández, el PP se quedase en igualdad de votos que la oposición, ya que esta contaban también con un voto menos al faltar la socialista Gloria del Valle.

Esto hizo que a la hora de votar si se debatían por el procedimiento de urgencia las mociones que exigían al Ayuntamiento, tanto que se crease una comisión de movilidad, como que se revisasen las cuentas de Tranvías ante sus beneficios millonarios y el contrato de concesión, se produjese un empate entre el PP, que rechazaba su debate, y los tres grupos de la oposición, que sí lo querían. Para evitar que el proceso se alargase y se tuviesen que someter ambas mociones a varias votaciones, el BNG cedió uno de los votos de sus concejales, y las iniciativas fueron finalmente rechazadas.

Fuente e imagen: El Ideal Gallego 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: