10 de diciembre de 2011

El Concello confía plenamente en la Vía Prioritaria Vigilada. Pero con vigilancia de la buena, neno...!

El Concello confía plenamente en la puesta en marcha de la vía prioritaria que sustituirá al carril bus en varias calles de la ciudad y que se pondrá en marcha a partir del día 17, pero el concejal de Movilidad, Julio Flores, reconoce que el tramo inicial de Federico Tapia es "un tapón" y que se tendrá que extremar la vigilancia para evitar colapsos.

Tramo de Plaza de Galicia
De las 244 plazas de aparcamiento que se recuperarán en todo el trayecto, esta parte es la única en la que se ha mantenido toda la calzada para la circulación de vehículos, como previsión de que la entrada de coches desde Alfonso Molina y Cuatro Caminos pueda causar retenciones.

El control del aparcamiento indebido será constante en todo el trayecto, pero será especial en esta parte inicial porque, dice Flores, "si tenemos un coche en doble fila ahí montamos un lío importante". Las multas no solo partirán de los agentes de la Policía Local, sino que las 18 cámaras de videovigilancia podrán sancionar de manera "automática" desde la sala de pantallas y, además, la grúa tendrá un tiempo de respuesta de retirada de automóviles de diez minutos. "No necesitamos un policía en cada calle", avanzó el edil, que recuerda que la vigilancia se extenderá 24 horas para no permitir "en ningún caso" el estacionamiento fuera de las plazas habilitadas.

El 092 dispondrá de un operativo especial -de agentes a pie y en moto- en cuanto se ponga en marcha la instalación de la vía prioritaria vigilada, a partir del día 17, aunque el responsable de Movilidad prevé que no haya problemas de circulación durante las obras de cambio de señalización e instalación de las cámaras porque se realizarán durante la noche. Tampoco teme los problemas de circulación debido al periodo de compras de Navidad que, año tras año, provoca retenciones de tráfico en el centro de la ciudad. "Si funciona en un periodo de dificultad como este, malo será que no funcione después", explicó Flores, que confía en los estudios de los trabajadores municipales para evitar complicaciones.

"Los técnicos han estudiado metro a metro todo el trayecto y la mayoría da para tener aparcamiento y dos carriles", aseguró el concejal de Movilidad, que destaca que durante un mes se harán todas las pruebas necesarias para que haya "garantías de fluidez de la circulación". El edil no descarta que se puedan hacer cambios sobre el proyecto inicial pero considera que todas las decisiones tomadas son viables y, aunque no da plazos, recuerda que se extenderá a las 14 vías de la ciudad que concentran el 80% del tráfico.

Fuente e imagen1: La Opinión de A Coruña

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: