8 de diciembre de 2011

«El aumento en la subvención no supone beneficio adicional ni corrige ningún déficit de Tranvías».

La prensa local sigue incidiendo en la actualidad sobre las tarifas, la concesión y la polémica en cuanto a las subvenciones a Tranvías y unos presuntos beneficios excesivos:

Lo que empezó como una discusión sobre la subida de cuatro céntimos en todas las tasas de los buses urbanos, se convirtió en un debate sobre la idoneidad o no de revisar la concesión del servicio municipal de transporte público
a la Compañía de Tranvías. Pese a la insistencia de la oposición, en especial del BNG, el Ayuntamiento descarta por el momento modificar el contrato con la empresa, en el que se establecen las fórmulas a seguir a la hora de calcular los precios anuales de los buses.

"El Ayuntamiento implantó un sistema de bonobús en el Pleno el 19 de abril de 1991 para subvencionar a los usuarios del transporte público, por el que abona al concesionario la diferencia entre el precio del bonobús y la tarifa ordinaria", ha aclarado Flores.

En este sentido, y tras las acusaciones vertidas por PSOE y BNG, matizó que los más de siete millones que el Ayuntamiento transfirió a la Compañía de Tranvías durante el año pasado no fueron destinados a enjugar el déficit de la empresa (que cerró el 2010 con más de cuatro millones de beneficio), sino que son solo el pago de las subvenciones a los usuarios del bonobús, ya que al Ayuntamiento le corresponde abonar la diferencia entre la tarifa ordinaria y la reducida. Por ello, insistió en que «este incremento de la subvención no supone beneficio adicional ni corrige ningún déficit de explotación de la empresa».

Así, ha criticado la actitud de las dos formaciones políticas que, a su razón, responde a una estrategia de demagogia, cinismo e irresponsabilidad". "Exigen que el Ayuntamiento rompa unilateralmente un contrato que desembocaría en elevadas indemnizaciones a la empresa concesionaria", ha precisado.

En rueda de prensa, Flores destacó que la revisión de las tarifas del bus urbano para 2012 "ha sido elaborada mediante el procedimiento recogido en el Convenio que regula la concesión del servicio y en el Reglamento de funcionamiento del Servicio de Transporte Urbano Colectivo de Viajeros, aprobados en 1986". Al respecto, el responsable municipal ha señalado que se trata del "mismo procedimiento" de revisión que el utilizado por el anterior gobierno municipal al que acusó de haber subido la tarifa ordinaria en un 20 por ciento durante su mandato.

Uno de los aspectos destacados por el responsable de Movilidad es el aumento en 1,1 millones de euros de la cantidad destinada en los presupuestos municipales para subvencionar el bonobús en 2012, con el fin de que se mantengan las condiciones actuales.
Mediante esta decisión, el Ayuntamiento aportará...
  • ...el 37% -0,44 céntimos- del coste de cada viaje con el bonobús general, con el que se realizan más de 10 millones de trayectos al año,
  • ...así como el 75% -0,89 euros- en cada uno de los más de 3 millones de viajes realizado con el bonobús social;
y todo, "a pesar del agujero de 140 millones dejado por el anterior bipartito -PSOE-BNG-", ha acusado.

Además, ha destacado que la Compañía de Tranvías asumirá la mitad de la subida de la nueva tarifa, "4 céntimos de los 8 que le correspondía", quedando el precio final de la tarifa general en 1,20 euros.

El interventor advirtió, en su fiscalización de los presupuestos municipales, de que la cantidad reservada para el bonobús resultará insuficiente. El Ejecutivo asume que, en caso de ser necesario, se aprobará un modificativo de crédito, un sistema que habían criticado desde la oposición.

Flores declinó comentar los beneficios de 4 millones de euros obtenidos por la Compañía de Tranvías durante el pasado año con el argumento de que se trata de la actuación de una empresa. El edil defiende que los 1,27 millones de euros reflejados en el balance de la empresa y cuyo destino el BNG consideró poco claro se trata de la cantidad reservada para el pago del Impuesto de Sociedades, insistiendo en que ese incremento de la subvención concedida al bonobús no implica más beneficios para la empresa concesionaria ni reduce su posible déficit de explotación.

«Hemos buscado con insistencia la auditoría  realizada a la concesionaria en los cuatro años del anterior mandato y  no hemos encontrado nada», ironizó Flores, que ve injustificadas las  críticas de socialistas y nacionalistas a la subida del precio del bus y  los beneficios obtenidos por la Compañía de Tranvías, que en el 2010  repartió dos millones de euros en dividendos entre sus accionistas,  mientras que la alta dirección percibió 723.000 euros en salarios.

Por otro lado, y en relación a la revisión del contrato con la Compañía de Tranvías, la concejala del PSOE Silvia Longueira asegura que la misma  figuraba entre los planes de su formación de haber repetido gobierno. «Podía ser un tema a tratar en el futuro, de hecho lo teníamos en nuestra agenda», comentó al tiempo que lamentó el cambio de escenario: «Antes teníamos un plan innovador, testado y que iba más allá del carril bus. Lo que hay ahora no tiene nada que ver con aquello. Todo se desechó y se ha optado por otras medidas diferentes».

Fuentes: La Voz de Galcia , El Ideal Gallego,
La Opinión de A Coruña
, y La Opinión bis 
La Voz de Galicia
I

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: