12 de diciembre de 2011

"El nuevo sistema para dar prioridad a los buses en los semáforos supera la prueba", eso se dice...

Uno de los tres ejes en los que se basa la primera vía prioritaria vigilada, la sustituta del actual carril bus, ya está prácticamente instalado. Según el Ayuntamiento, el nuevo GPS que se empleará para permitir que los semáforos se pongan en verde al paso de los buses, en caso de que estos vayan con retraso, funciona correctamente.

El dispositivo ya está siendo probado en los autobuses.
Por el momento, el resultado es el esperado, a diferencia del anterior sistema de “onda verde” que se había instalado en diferentes cruces semafóricos alternos de la ciudad, los cuales presentaban algunas zonas de sombra a la hora de captar las señales emitidas.

¿Vais en los vehículos de la izquierda o de la derecha...?

El gobierno local explica que ha tratado de buscar el mejor dispositivo para evitar que se produzcan fallos cuando el sistema esté en funcionamiento. El nuevo mecanismo de “onda verde” está prácticamente instalado tanto en todos los cruces que recorren el actual trazado del carril bus, como en los propios autobuses. Los semáforos de Federico Tapia dan buena cuenta de ello, ya que de los mismos sobresalen unas pequeñas antenas que forman parte del dispositivo.

El siguiente paso, una vez lista la implantación del GPS, será la colocación de las 18 cámaras de videodetección
a lo largo de todo el trazado, el segundo de los ejes de la primera vía prioritaria vigilada. El objetivo del Ayuntamiento es poder empezar con estos trabajos a partir de esta semana. Además de instalar los dispositivos, la Concejalía de Movilidad deberá comprobar que el sistema de vigilancia funciona correctamente antes de proceder a la retirada de las aletas de tiburón.

Según explicó el teniente de alcalde responsable del área, Julio Flores, las barreras de plástico que actualmente delimitan los carriles entre Federico Tapia y la calle de San Juan se retirarán una vez el Ayuntamiento dé el visto bueno a todos los dispositivos electrónicos. Su desaparición de la vía pública será progresiva, ya que los planes del gobierno local pasan por retirar las barreras y proceder al pintado y a la colocación de las nuevas señales naranjas por tramos. Tal y como apuntó Flores durante la presentación del proyecto a finales del mes pasado, los trabajos se realizarán en horario nocturno para no entorpecer la actividad diaria de las calles afectadas.

Al mismo tiempo, el Ayuntamiento deberá llevar a cabo la reordenación de las plazas de aparcamiento, así como la creación de los 244 nuevos estacionamientos en Federico Tapia, Rosalía de Castro, Francisco Mariño, San Andrés y San Juan.

Una vez implantada la vía prioritaria en el actual trazado del carril bus, el Ayuntamiento tiene previsto habilitar un dispositivo especial de vigilancia para evitar que su entrada en funcionamiento suponga un problema para la circulación, en especial en una época de gran afluencia como es la Navidad.

El teniente de alcalde espera que en menos de un mes esté listo el proyecto del PP para mejorar la circulación y garantizar las frecuencias de los autobuses en las calles por las que ahora discurre el carril bus. De hecho, la intención de Movilidad es extender el modelo a otras 14 vías de la ciudad –las que soportan el 80% del tráfico–, y crear así la Red Urbana Eficiente.

La administración local invertirá 18.000 euros en la retirada de las aletas de tiburón, y 250.000 euros en el sistema tecnológico, aunque está a la espera de saber si la Unión Europea concede una subvención para el desarrollo del proyecto de los populares.

Fuente: El Ideal Gallego 
Imágenes: Blog Busurbano, Dossier Red Urbana Eficiente 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: