21 de febrero de 2017

La lucha del transporte público y los vehículos que invaden las paradas del bus urbano: Doblefilia, ocupación y "estorbamiento".

Nos despertamos ayer por la mañana leyendo en La Voz un artículo de tinte busurbano, de la pluma de Javier Becerra, del que ya estábamos prevenidos. Llega tocando fibra sensible en el ramo del transporte público y la movilidad. Algún dato lo hemos contrastado a la par en estos días previos. Pero podría dar para una entrega semanal durante una buena temporada. Apostillaremos nuestros comentarios aquí, a lo largo del desarrollo de la transcripción.

El título ya antecede contenido:

¿Son las paradas de bus los nuevos párking exprés?
Los conductores del transporte público se tienen que enfrentar con vehículos que aparcan en sus paradas a diario.

El 15 de marzo del 2016 la Compañía de Tranvías anunciaba que la totalidad de la flota activa de buses disponía de rampas para facilitar el acceso y la salida de los usuarios. Gracias a esta medida una persona que usa silla de ruedas, por ejemplo, puede bajar con ella directamente a la acera sin peligro. También un anciano con bastón evita el escalón que se forma entre la puerta de salida y la calzada. Y un papá puede deslizar el carrito de su bebé sin tener que bajarlo a pulso.

Esta imagen tuvo su historia. De vergüenza ajena...
Esta medida, aplaudida por los viajeros habituales del bus urbano, se tropezó con una realidad: la imposibilidad de llevarla a cabo en muchas ocasiones. ¿Por qué? Pues porque en las paradas hay coches estacionados que impiden que el bus se pueda acercar lo suficiente a la acera como para desplegar la citada rampa.

Si el bus no se puede aproximar a la acera...
Cuando afecta a alguna persona como las antedichas se las tiene que ingeniar como puede. En casos extremos, apelar a la solidaridad de la gente que en ese momento vaya en el autobús. Cuando no al propio conductor, que tiene que tirar de freno de mano, dejar su asiento y asistir a la persona que no puede bajar por sus propios medios.

Escena de un tiempo pasado que no está tan lejos de algún caso puntual hoy día: el conductor ayudando a subir o bajar un carrito de bebé. Veis que el aparcamiento en batería anulaba toda posibilidad de "parada". En ese punto no, pero hoy en día a lo largo de Novo Mesoiro sigue dándose este caso.
La plaga incívica y tolerada se extiende por toda la ciudad. Se da entre los conductores una cierta sensación de impunidad al respecto. Se descarta estacionar en un paso de cebra o en doble fila. Sin embargo, dejar el vehículo en la parada de bus no genera el mismo temor. No se suele multar esa práctica. Por tanto, se instaura. La cuestión se ha normalizado de tal manera que los conductores del bus ya ni pitan, aunque en ocasiones esté una persona dentro del coche.


Hay lugares donde la situación resulta especialmente grave. La ronda de Outeiro, por ejemplo. Entre los Mallos y Riazor estos aparcamientos se suceden de manera intermitente. En la rotonda del cruce con la avenida de Finisterre ya resulta sangrante: es más difícil ver la parada libre que repleta de coches.

La parada de la intersección entre la avenida del Finisterre y la ronda de Outeiro es una de las que más acusan esta práctica. Se ha convertido en algo así como el estacionamiento de los recados. Los coches se extienden por al calzada sin que el bus pueda parar de manera normal prácticamente en todo el día.

Ocurre lo mismo en la avenida de Novo Mesoiro, donde la permisividad con estos comportamientos es total.

A los coches de la siguiente imagen realmente no sabemos si poder achacarles nada:
Aparcan porque nadie ha prohibido aparcar ni existe plataforma ni zig-zag... Más que parada de bus, lo que hay es un mísero poste. De este modo, nos parece más grave la inacción de los ayuntamientos que la actitud de quien deja el coche en ese espacio no señalizado... Sin duda se tercia la construcción de un tramo de acera accesible.

Casos que se dan en muchos de los barrios por donde pasa el bus urbano...

Pese a existir toda una franja de aparcamiento en batería, en la Avenida de Novo Mesoiro resultan constantes los aparcamientos indebidos. Esto tiene un doble efecto: el bus no pude arrimarse en su parada y, por ello, bloquea la circulación, ocupando el único carril libre.
Y eso no sería todo...: en la única parada con plataforma "postiza" nos encontramos con que se convierte en el "estoy en el bar" de esa misma acera, con lo que la plataforma queda totalmente inutilizada. De nuevo esta relación tóxica entre parada de bus, bar al pie y gente cómoda, despreocupada, incívica... 

También existen problemas en la avenida de los Mallos. En fin de semana hay conductores que incluso dejan los coches aparcados en paradas como la del cruce con Vizcaya el día entero, sin que les ocurra absolutamente nada. Son apenas tres ejemplos de una tendencia generalizada.


El Ayuntamiento no contesta

Los usuarios de bus denuncian este hecho y constatan que va a más. El blog Busurbano recoge muchas quejas al respecto. Desde Tranvías son conscientes de la situación. Fuentes de la compañía indican que les preocupa, ya que es un problema diario que afecta tanto al tráfico como a la seguridad, dificultando el trabajo de los conductores.

Imágenes como esta son habituales en la parada de la avenida de Ejército situada donde empieza la ronda de Outeiro. Vehículos que desechan la opción de la doble fila por miedo a la multa, pero que sin embargo, estacionan ahí al confiar en que no van a ser sancionados.
La Voz ha preguntado al Ayuntamiento si se ha tomado alguna medida para combatir este fenómeno en los últimos meses y si planean hacer algo en el futuro inmediato. No hubo ninguna contestación al respecto.

_______________________

En este blog en que estáis leyendo encontraréis referencias a la "doblefilia", el eterno "misterio" de la calle San Juan, los aparcamientos indebidos -en días de partido del Dépor, por ejemplo-, el absoluto desprecio por las plataformas dedicadas a las personas con más problemas de movilidad, la lenta habilitación de todas las paradas para convertirlas en totalmente accesibles, etc. 

Y ya son unos cuantos años de blog busurbano. De ellos os iremos dejando estos días como muestra algunos pequeños "botones" 

03-09-2011 > ¿La "cura" para la "doblefilia" (mala para el bus) será... la cebolla (buena para la circulación...)?

20-12-2016 > De ciudad de tercera... Más concienciación y un poquito más de transporte público, de paso...

25-06-2016 > El Bus Urbano, el Animal en su hábitat. Por naturaleza! ¿O alguien lo pone en duda?


(...)

Por contra, si nos dedicásemos a recopilar los comentarios de reacción al artículo de La Voz, el primero sería este:
alam6494 de A Coruña > Si solo aparcasen mal en las paradas de bus... La tolerancia es total, puedes dejar el coche en cualquier esquina o acera molestando, quedarte con un carril de circulación para ti solo, y lo mejor que la Policía Local pasa de largo!!! Si a esto le añadimos que cualquier evento da barra libre para dejar el coche donde te de la gana, hace insufrible esta ciudad para el peatón. Y pensar que votamos marea para poner fin a estas actitudes y nos encontramos en que no se hace NADA, seguid así que vais bien.

Si queréis aportar alguna observación al respecto, o reclamar que en alguna de vuestras paradas se arreglen los problemas endémicos que nos asolan a todos, ponedlo por escrito aquí mismo, que algo queda.

Continuará..., porque detalles acerca de esta problemática, hay bastantes que comentar. Sólo concluir en un apunte sobre el título que encabeza el artículo:
Fuente:
La Voz de Galicia, 20/02/2017, Javier Becerra
Imágenes: 
Blog Busurbano, César Quián, Javier Becerra, Paco Rodríguez, @jvarela

19 de febrero de 2017

Incidente: Un bus urbano derriba una marquesina de la Rda. de Outeiro, en Os Mallos.

La Opinión destaca un incidente de la jornada del viernes:

Un autobús impactó (el viernes) a las 13.30 horas contra una marquesina acristalada situada en la ronda de Outeiro, a la altura de Os Mallos, y la derribó. En ese momento no había nadie en la parada.

Según testigos de los hechos, el autobús se detuvo y, al arrancar, se subió a la acera.


Nota del Blog Bus Urbano:

Se trata de la #Par121, Ronda de Outeiro 150, cruce con Avda. dos Mallos. Esta parada NO dispone de plataforma ni acera extendida; se puede decir que está en una "falsa bahía". Habitualmente no suele haber demasiado coche estorbando, pero en ocasiones hasta hay camiones de reparto y el bus puede llegar a no arrimarse del todo a la acera con todas sus puertas (y peor para los articulados del 12-A o 14, este último parece ser que es el que estaría "implicado" en el suceso).


El caso, y esto podría ser fundamental, es que la marquesina es la única -que recordemos ahora mismo- que se ubica a la altura tradicional del poste en disposición "diagonal" con respecto a la línea de la acera, y el bus acaba parando con su morro a poquísima distancia.


Se ha aprovechado el ancheamiento de la acera en ese punto como se ha podido para instalarla.


Y el bus, si se ha arrimado lo conveniente, luego al arrancar, no lo puede hacer hacia adelante en línea recta, sino que ha de actuar como si estuviese en una bahía, "esquivándola" al salir.


Entendemos que este sucedido ha sido fruto de un despiste merced a todas estas circunstancias.

Fuente/imágenes:
La Opinión de A Coruña, 18-02-2017, Casteleiro / Roller agencia /  @Silcerino / Google Maps 

10 de febrero de 2017

El aparcamiento disuasorio de Meicende [desde 2015, planificado] ¿es todavía un proyecto...?

Nos llama la atención este artículo, por la observación que a continuación leeréis. A la vez, vemos de utilidad un espacio de aparcamiento disuasorio en relación con una cabecera de línea de bus urbano; en este caso, en el final de la ida de la línea 6, que viene de Montealto. El artículo es de La Voz:

Poco a poco, Meicende va dando forma a sus múltiples parcelas desperdigadas a ambos lados de la travesía que atraviesa este barrio vecino de la refinería. Lo anunciado esta semana es de momento solo un proyecto, pero ya está en los despachos de la Xunta para su profundo análisis.

Así escrito y leído [el "es de momento sólo un proyecto"] se podría interpretar como que se trata de una "novedad", pero lo cierto es que ese aparcamiento disuasorio, junto con la creación de un espacio "multifunción", ya estaba planificado desde el momento en que se proyectó y se llevó a cabo la ampliación de la ruta de la línea 6 a Meicende... y dimos cuenta de ello en este mismo blog en el mes de febrero de 2015 (vía La Voz de Galicia también). Por eso nos extraña sobremanera esa idea de que "de momento es un proyecto", ya que nos imaginábamos que a estas alturas ya debería estar más que en activo... 

Plano busurbano elaborado a principios de 2015.
Se trata de la adaptación de un céntrico terreno en el cruce entre la Avenida do Butano y la calle principal -una superficie de algo más de 5.000 metros cuadrados- para zona de esparcimiento y que estará rodeada por un aparcamiento disuasorio en tres de los lados, con una superficie de 4.300 metros. La cifra estimada por el gobierno local es de sesenta plazas de aparcamiento, si bien el alcalde de Arteixo, Carlos Calvelo, confía en que la utilización de las zonas próximas podría elevar la cifra a unos 90 aparcamientos.

¿Por qué disuasorio?

Justo en este cruce (Avenida do Butano con travesía de Arteixo) gira el autobús urbano de la línea 6 del transporte urbano de A Coruña. La intención del Concello es que un goloso porcentaje de vecinos de otras parroquias aparquen aquí sus vehículos para hacer uso de ese autobús que atraviesa toda A Coruña hasta el barrio de Monte Alto. El alcalde indicó que...
«Es un bus urbano que tiene una frecuencia de diez minutos, creo que es algo muy interesante para la población de Arteixo»

Paralelamente y, si bien aún están pendientes de la asignación de los fondos europeos DUSI (Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado), el Concello confía en disponer de una ruta de transporte público circular que recorra la gran mayoría de las parroquias, donde este punto de la Avenida do Butano sería uno de los extremos de dicha línea.
«El otro polo estaría en el centro de salud de Arteixo»

De salir adelante ese proyecto de transporte municipal, «o 70 % da poboación de Arteixo estaría comunicada», según estimaciones del concejal de Urbanismo, Alberto Castro.

El Concello ha concebido esa parcela en dos partes diferentes, una de unos 3.200 metros cuadrados para uso público, «quizá con un polideportivo», y otro espacio más pequeño (1.100 metros) como ágora para días de fiesta.

El gobierno local pedirá la cesión anticipada a los 14 propietarios de la zona de actuación. Para hacer el trámite más ágil, el Concello de Arteixo solicitará a los propietarios de las 14 parcelas afectadas en esta actuación (alguna finca pertenecer ahora a varios herederos) la cesión anticipada para construir o adaptar la zona de esparcimiento, con un presupuesto previsto de algo más de 300.000 euros.  A los dueños se les compensará con una zona edificable justo en la otra acera de la Avenida do Butano. Alberto Castro, concejal de Urbanismo:
«Así podremos ir cerrando las medianeras. Queremos evitar o trámite máis longo da reparcelación, por iso insistiremos na cesión anticipada»

Este es el segundo anuncio en el plazo de una semana de una importante intervención en Meicende, después de presentar las características de la nueva piscina que se ubicará junto al embalse.Y dentro de unos días habrá un tercer capítulo con el levantamiento topográfico en la zona de As Eiras, donde el Concello comprará varias casas para derribar y eliminar así tapones urbanísticos.

Fuente:
La Voz de Galicia, 2017-02-10, Toni Silva
Gráfico:
Blog Busurbano 

9 de febrero de 2017

Los delicados 2,2 km de la Avda. de Finisterre que Tranvías certifica como "de tráfico más lento".

La avenida de Finisterre es una de las más largas de la ciudad. Sus cerca de 2,2 kilómetros parten de los límites del municipio, en San José y llegan directamente hasta la plaza de Pontevedra. Es una ruta directa al centro de la ciudad que, sin embargo, no es ni de lejos la más rápida. De hecho, el gerente de la compañía de Tranvías, Ignacio Prada, asegura que es
“una de las calles con mayores problemas de tráfico de la ciudad y de las que tenemos la peor velocidad comercial”

La avenida de Finisterre es una de las rutas de acceso natural al centro para el tráfico provenientes de municipios como Arteixo, pero el propio Prada señala que...
...es “una avenida entre comillas porque tiene doble sentido pero con un solo carril”

El resultado es que, cada vez que se detiene un bus en una parada, se paraliza de forma efectiva el tráfico. Fuentes de la Policía Local coinciden en que la avenida de Finisterre es una de las arterias menos fluidas de la ciudad:
“Hay demasiadas paradas de bus, demasiados semáforos, demasiados pasos de cebra”

Por supuesto, esta descripción hace referencia sobre todo a la zona más urbanizada de la avenida, entre su cruce con la ronda de Outeiro y la plaza de Pontevedra. En las horas punta, el tráfico que se dirige al centro se mueve tan lentamente que en ocasiones ocupa toda la avenida hasta la rotonda que regula el cruce con la ronda de Outeiro. Es entonces cuando la Policía Local tiene que regular el tráfico. “Aunque últimamente, hay menos tráfico”, señala un agente.


Más transporte público.

Sin embargo, esta pequeña mejoría en la situación puede tener sus días contados si se cumplen las predicciones de Prada sobre el plan de accesibilidad de la Xunta, que pretende llevar el bus metropolitano hasta puntos tan céntricos de la ciudad como la plaza de Pontevedra, la de Ourense o Entrejardines.

Los cálculos de Tranvías predicen que sumergir los buses del área en el tráfico coruñés, en arterias tan saturadas como avenida de Finisterre o Juan Flórez.
“Si un autobús tarda una hora, tardará una hora y media, porque su frecuencia va a aumentar un 50%”

El problema de la avenida de Finisterre afecta al tráfico del llamado “corredor oeste”.
“Hay algunos que entran por la avenida de Arteixo, por Marineda, pero el punto final de estas concesiones para la mayoría son la plaza de Pontevedra”

La Xunta tiene su propio informe que niega estos peligros, pero para Prada, el documento adolece de graves defectos. También aclaró en una intervención al semana pasada que está a favor de la accesibilidad y de una mejor interconexión entre el transporte urbano y el interurbano:
“Se puede y se debe mejorar, pero se tiene que hacer bien. No se puede plantear un estudio con estas omisiones y errores y afirmar que todo va a ir bien”.

Ayer mismo colgamos en este blog el documento de alegaciones de Tranvías al Plan del Transporte Interurbano elaborado por la Xunta. Y lo cierto es que nos escandalizaron algunas de las omisiones del estudio, que nos sugiere que no controlan al dedillo todo lo que debieran controlar. Nos atrevemos a decir que hasta alguno de nuestros colaboradores domina en holgada medida los conocimientos básicos busurbanos que se barajan en el estudio:




Fuente:
Artículo de 
El Ideal Gallego, 08/02/2017

7 de febrero de 2017

Tranvías deja en evidencia el estudio de la Xunta sobre el Transporte Metropolitano al centro de Coruña.

Por el interés que suscita y por ser una información obligatoria para este blog, justo después del artículo-resumen de La Voz de Galicia, reproducimos íntegro el documento de alegaciones que la Compañía de Tranvías presenta al Plan de Accesibilidad del Transporte Interurbano que ha ultimado la Xunta de Galicia.

Ese plan contempla principalmente la entrada de un gran número de autobuses metropolitanos al centro de la ciudad en una mayor franja horaria. Las consecuencias serán distintas según el panorama que exponga cada parte, cada interés. Esta que leeréis es la versión -razonada- de Tranvías de A Coruña que, finalizada su lectura, y en una evaluación convertida en titular resumidísimo, nos deja la impresión general y superficial de que NO se estarían planteando las cosas bien del todo. Aparentemente, estas alegaciones -permitidnos la expresión coloquial- dejan un poco "con el culo al aire" la seriedad, fiabilidad, criterio y base sólida de todo este proyecto [y hasta ahí podemos leer]. Es una lectura más; vosotros tendréis la vuestra. Por parte del Blog Busurbano solamente desearíamos que el final -de haberlo- sea feliz... para los usuarios y ciudadanos, ya que de ser fallido, las víctimas no vamos a ser pocas; y ya se sabe que "corregir errores" de semejante magnitud se lleva por delante años de avance, progreso y evolución, además de euros en cantidades que acumulan de seis ceros para arriba, tras un número abultado. Y no es que en Movilidad vayamos muy finos últimamente...

En fin, leedlo atentamente -es largo, sí, pero hacedlo- y a ver qué os parece. Pero antes, a modo de esquema previo, el artículo de La Voz:

Tranvías recurrirá al juzgado si la Xunta no modifica el plan de los autobuses metropolitanos: La firma dice que el texto se hizo sin los estudios necesarios.

El director de la Compañía de Tranvías, la empresa que gestiona el bus urbano en la ciudad, aseguró que está de acuerdo con que los interurbanos puedan hacer parada en el centro. Pero no quiere que lo hagan según los planes que pretende poner en marcha la Xunta a corto plazo con su plan de transporte metropolitano. La compañía enviará nuevas alegaciones al documento, y advierte que, de no ser escuchadas, llevarán el asunto a los juzgados. José Ignacio Prada trató de demostrar las carencias del documento. Estos son los principales argumentos de la empresa coruñesa:

Parcialidad

Solo una solución.
Tranvías considera que el estudio de la Xunta no es imparcial, ya que no propone alternativas, sino una única solución, y «tergiversa datos para tratar de justificar una solución que no responde a una mejora técnica del servicio». Según Prada, el objetivo buscado es otro: «Justificar la vieja reivindicación del transporte interurbano de penetrar más allá de la estación de autobuses», instalación que empezó a funcionar en 1975 precisamente para mejorar la movilidad quitando buses del centro.

Datos

Errores y omisiones.
Tranvías detecta errores y faltas en el informe. Dice, por ejemplo, que el análisis se hizo con criterios de tráfico que se aplican a carreteras, no a vías urbanas, por lo que no es válido. Tampoco hay un análisis de las demandas de los viajeros, que la Xunta asegura que hará más adelante. Según Tranvías, un 70% de los usuarios del interurbano no van al centro.

Intercambiador 

Mejor conexión.
Tranvías considera que los buses que entran deberían buscar el mejor punto de intercambio, y este, apunta, está en Cuatro Caminos, y no en Entrejardines ni en la plaza de Ourense. Según el director, la Xunta omite datos para justificar su decisión y no tiene en cuenta que hay más gente que va a Cuatro Caminos que a la plaza de Ourense. Además, se llegaría más rápido, está mejor conectada con la red urbana y no crearía tantos problemas de tráfico. En cuanto a la conectividad, la Xunta, dice, no menciona la parada de San Pedro de Mezonzo al citar Cuatro Caminos, cuando está allí y es de las más utilizadas.

Problemas de tráfico 

Avenida de Finisterre.
Prada es menos crítico con el intercambiador de la plaza de Pontevedra, pero apunta que llegar allí a través de la saturada avenida de Finisterre, saliendo por la abarrotada Juan Flórez, solo dará problemas, que se podrían evitar llevando los interurbanos por la ronda de Outeiro, con paradas que ofrecen enlaces con toda la ciudad.

Frecuencias 

Peor servicio.
Destaca también que ampliar los recorridos entre 2,7 y 3,6 kilómetros supondrá que los buses del área emplearán más tiempo en hacerlo, con lo que, si no se ponen más vehículos, también empeorarán las frecuencias de paso. Desaparecen las cabeceras, los puntos donde paraban los buses para ajustar los horarios. Ahora, sin sitio para hacerlo, quedarán sometidos al tráfico, con menor precisión en los horarios. Las paradas, aun ampliándolas, dificultarán las incorporaciones a la vía.

Otras normativas 

Descoordinación.
Considera Tranvías que el plan de la Xunta no tiene en cuenta la próxima construcción de la estación intermodal ni el Plan de Transporte Público de Galicia en elaboración, que podría aportar consideraciones contradictorias, y recuerda también que es el Ayuntamiento, y no la Xunta, la entidad competente para ordenar el tráfico dentro de la ciudad.

Concesiones caducadas 

Normativa europea.
Prada recordó que actualmente todas las compañías que prestan el servicio interurbano tienen las concesiones caducadas y están pendientes de un nuevo concurso, y apuntó que variar ahora sus trayectos supondrá un cambio sustancial en las condiciones de los contratos, algo que no se puede hacer mientras no haya nuevas concesiones. Si la Xunta no atiende sus peticiones, irá con este asunto a los tribunales.

A continuación, después del corte, reproducimos íntegro el documento detallado de alegaciones que la Compañía de Tranvías presenta al Plan de Accesibilidad del Transporte Interurbano que ha ultimado la Xunta de Galicia. En él se desgranan una serie de incoherencias que, a nosotros, que nos son familiares los pormenores referidos, nos crea una sensación de cierto "chapucerismo".

Algo así como cuando aquel reportero de Ana Rosa "interpretaba" la realidad de la la Línea 21 para "vestir" su reportaje... (no vamos a hablar de manipulación... de momento).

Leamos: