24 de marzo de 2017

El proyecto de la modificación de las paradas para acoger los buses metropolitanos estaría listo.

En La Voz informan de que el tema de la instalación o adecuación de las paradas del bus urbano para que recalen también los buses del área metropolitana, va "viento en popa". De hecho, muestran ya un diseño que -bajo nuestros temores- no creemos que vaya a ser ni tan "bonito" ni tan "eficiente"... (realmente lo decimos por decir...). Leamos:

La Xunta ya tiene terminados los proyectos de actuación para modificar las paradas de bus de Entrejardines y Linares Rivas -junto al puerto, a la altura de la plaza de Ourense- que darán servicio al transporte metropolitano cuando los buses lleguen al centro.

Infraestruturas se había comprometido con el Ayuntamiento a abordar las obras necesarias antes de la puesta en marcha del nuevo plan de transporte y su intención es empezar los trabajos en las próximas semanas para que estén terminados esta misma primavera. El objetivo es que los buses empiecen a parar allí también en ese horizonte temporal.


Hasta ahora el transporte metropolitano no podía acceder al centro después de las nueve de la mañana. Lo que cambia es que esos buses sí harán paradas en el casco urbano en todas sus frecuencias para evitar transbordos a los usuarios. Hasta ahora estos llegaban a la estación de buses y desde allí cogían el urbano hacia otros destinos.

Con el previsible aumento de viajeros, la Xunta propuso aumentar la longitud y comodidad de las paradas.
El transporte del área metropolitana se detendrá en:
  |<>|  Entrejardines, 
  |<>|  Linares Rivas 
  |<>|  y cuesta de la Palloza. 
Los cambios en esta última los asume el Ayuntamiento, mientras en las dos primeras lo hace la Xunta.

La inversión prevista por la consellería no llega a los 100.000 euros en los puntos en los que actuará y los trabajos se contratarán mediante procedimiento negociado para acortar plazos.

Entrejardines tendrá 60 metros de longitud para los buses. La acera crecerá 1,5 metros de ancho y el nuevo firme peatonal será de losa de hormigón. Tanto en ese caso como en Linares Rivas, donde lo que se cambia es solo el firme, la Xunta ya tiene los permisos de Patrimonio -por la cercanía del Camino- y Puerto -titular del suelo frente a la plaza de Ourense- para empezar. Solo falta el visto bueno del Ayuntamiento, que esperan tener en breve.

El plan de transporte no tendrá grandes cambios tras la fase de alegaciones.

El plan de transporte metropolitano de la Consellería de Infraestruturas se sometió dos veces a exposición pública. Actualmente está en fase de respuesta a las alegaciones presentadas en la segunda ocasión. No está previsto que los peros puestos principalmente desde la Compañía de Tranvías y desde el Ayuntamiento de A Coruña -el resto de ayuntamientos afectados no pusieron reparos- modifiquen sustancialmente el documento.

Fuentes de la consellería indican que las alegaciones municipales son muy similares a las presentadas en la primera exposición pública y que entonces ya se les dio respuesta. Además, el documento se había consensuado con el consistorio en encuentros previos a su aprobación.

[Las cuentas de la vieja...]

39 líneas en las que, si no surgen nuevos reparos desde María Pita, llegarán los usuarios del bus hasta el centro, a través de rutas reformadas.
367 expediciones diarias en sentido entrada las que alcanzarán el centro de A Coruña.
2.216.536 de viajeros, según las cuentas autonómicas, que también prevén un aumento paulatino de ese volumen al hacer más atractivo el servicio y convertirlo en una alternativa real al coche.

[Alegaciones]

En sus alegaciones el Ayuntamiento criticaba, entre otras cosas, que no se tuviera en cuenta la futura estación intermodal en la planificación.
Por su parte, la Compañía de Tranvías cuestionaba diversos datos -os remitimos de nuevo al post donde recogemos sus alegaciones- y sobre todo pedía que Cuatro Caminos figurase como centro intercambiador entre las líneas metropolitanas y las urbanas.

Fuente:
La Voz de Galicia, 2017-03-20, Eduardo Eiroa
Imágenes/gráficos:
La Voz de Galicia, Tranvías de Coruña

22 de marzo de 2017

Busurbanoteca: "El Metro Ligero, la Xunta, Losada, promesas, la comarca, Politiqueo...". Total: NADA

Hoy estamos nostálgicos; serán los influjos de la Primavera...

No viene a nada, simplemente nos apetecía recuperar esta página de un diario que actualmente no tenemos el placer de disfrutar. Ya no se reparte por las calles de Coruña, ya no supone una lectura improvisada, un pasatiempo de esperas diversas, un envoltorio de emergencia gentilmente distribuido...


Ejemplos como lo que se puede contemplar en estos titulares de prensa son el pan nuestro de cada día. Proyectos, promesas, palabras... Nada cumplido jamás. Y nos dejamos llevar, porque la palabra es lo que mueve el mundo. La palabra hablada, escrita; la intención, la expectativa, la ilusión...

Y el chasco ya sabemos quién se lo lleva siempre.


Con todo ello juegan con nosotros. Y nosotros somos el combustible de ese motor. Y el mundo sigue girando; la vida sigue su curso, el tiempo pasa... y luego, NADA.
La NADA.
Para NADA.
Todo para NADA.

Fuente: QUÉ-DIARIO 19-09-2007

Xunta acusa al concello de poner «paus na roda» a la entrada de los buses metropolitanos en el centro.

Ni tanto ni tan poco. Es de sentido común que cuando vas a contratar un seguro quieres que se te explique todo al dedillo, estudiar casos que puedan darse y estar convencido del respaldo que te ofrecerá ese producto. Pues con este lío ocurre algo parecido, ya que se prometen ciertos resultados exitosos, pero con una contrariedad: los detalles no están "claros". Y ello genera desconfianza. Lo traduce en artículo La Voz:

Según las previsiones que manejaba la Consellería de Infraestruturas el año pasado, en primer trimestre del 2017 los autobuses metropolitanos estarían entrando y parando en todas sus frecuencias en el centro de la ciudad. Queda una semana para que venza un plazo que ya se sabe que no se cumplirá, porque todavía no se han hecho las obras previstas en la ciudad y porque no hay luz verde aún para que los buses del área coruñesa modifiquen sus actuales recorridos.

Una publicación compartida de BusUrbano Coruña (@busurbano) el

La conselleira Ethel Vázquez apuntó ayer al Ayuntamiento como uno de los responsables de esa demora. El plan de transporte metropolitano coruñés se sacó a exposición pública dos veces y se consensuó con los ayuntamientos implicados para evitar demoras y agilizar la tramitación.
«A miña sorpresa chega coas alegacións do Concello sen previo aviso e despois de todas as xuntanzas que tivemos e da segunda exposición pública»

La conselleira acusa al gobierno local de «poñer paus nas rodas» a un proyecto que beneficiará a miles de usuarios que hoy tienen que hacer transbordo, en sus viajes a la ciudad, en la estación de autobuses.
«O que temos que facer é traballar cooperando e colaborando»

La exposición pública se hizo precisamente para permitir que quien considerase presentase alegaciones, pero desde la Xunta daban por hecho que tras haber hablado con los ayuntamiento y alcanzado acuerdos con ellos, estos no las enviarían, retrasando el proceso. El de A Coruña sí lo hizo a mediados de febrero y ahora Infraestruturas está trabajando en dar respuesta a los peros surgidos desde el gobierno local.

Al plan de la Xunta llegaron otros reparos, pero puestos por empresas como la Compañía de Tranvías, especialmente crítica con las intenciones de la consellería -en cuanto a puntos de intercambio, afectación del tráfico y reducción de frecuencias, esencialmente-, o por asociaciones como la ecologista Arco Iris, por el impacto en el tráfico y colectivos como los taxistas, que veían que la propuesta atacaba el negocio de su sector.

Críticas municipales

En un documento de 14 folios el Ayuntamiento, por su parte, ponía en duda determinados datos que manejaba la Xunta y solicitaba un cronograma detallado de implantación, nuevos análisis detallados de demanda, estudios sobre el impacto en el taxi y una mayor definición del plan de seguimiento, entre otras cosas.

El transporte metropolitano movió el año pasado en la ciudad a 6.006.433 viajeros. Una buena parte de ese volumen podrá acceder en los buses al centro en lugar de parar en la estación de autobuses.
Cerca de 350 autocares diarios que cubren 39 líneas circularán por las calles de la ciudad y podrán hacer paradas durante su recorrido.

Fuente:
La Voz de Galicia, 16-03-2017
Imagen:
Instagram Busurbano


Si quieres más información de este artículo, puedes...

21 de marzo de 2017

Tranvías de A Coruña pone sus buses urbanos a disposición de Cáritas Interparroquial de A Coruña.

Un gesto, una ayuda:

Los usuarios de Cáritas Interparroquial de A Coruña -40 beneficiarios del centro de día y 30 de la residencia- dispondrán de autobuses adaptados para desplazarse a actividades, en virtud de un acuerdo de colaboración firmado esta semana por la directora de la entidad, Pilar Farjas, y el presidente de Tranvías de La Coruña, José Prada, que expresó su satisfacción por incorporar a Cáritas a los servicios sin ánimo de lucro que presta la compañía.

El presidente de la compañía destacó la gran satisfacción que supone para la entidad participar en este tipo de actividades con organizaciones sin ánimo de lucro como Cáritas. José Prada:
“Es una de las mejores formas de devolverle a la sociedad una parte de todo lo que ellos nos dan día a día”

El acuerdo busca mejorar la calidad de vida de las personas fomentando la realización de diferentes actividades fuera de su centro en las que el transporte se convierte en un instrumento imprescindible para su desarrollo.


Por su parte, Pilar Farjas, quiso agradecer en nombre de la asociación el compromiso mostrado por la compañía en este proyecto así como el de todas las personas que forman parte de ella. Ambas partes han acordado que Cáritas Interparroquial de A Coruña mantendrá informada a la Compañía de Tranvías de las necesidades que vayan surgiendo, siempre con tiempo suficiente y con el detalle necesario para poder planificar adecuadamente los servicios de transporte con los que se proveerá, dentro del término municipal de A Coruña. Tranvías se compromete a realizar estos servicios y asumir la totalidad de su coste.

Con periodicidad quincenal y siempre en horas valle, cuando la demanda de transporte en autobús dentro de la ciudad es más baja -entre las 10.00 y las 12.30 y las 16.00 y las 19.00 horas, según detalló Prada-, la empresa, que cuenta con una flota de 91 autobuses adaptada en su totalidad para discapacitados, pondrá vehículos a disposición de la organización caritativa, que programará salidas a parques y otros espacios de la ciudad en grupos de 15 personas.
«Agradecemos el compromiso de Tranvías y hacemos una llamada al resto de las empresas para hacer realidad una vida de igualdad, dignidad y, en la medida de lo posible, autonomía para estas personas»

Un acuerdo que se inscribe dentro del plan de cooperación social de la compañía y en el que se incluye el apoyo a todas aquellas acciones de este tipo que Cáritas lleve a cabo y en las que la compañía pueda colaborar.

Mientras los responsables de ambas instituciones firmaban el protocolo de colaboración, un grupo de 14 beneficiarios de Cáritas realizaron una visita guiada por las instalaciones de la empresa de transportes, que los recibió con una breve charla sobre la historia del transporte colectivo en la ciudad.

Fuente:
CaritasCoruna.org, tranviascoruna.comLa Voz de Galicia18-03-2017
Imágenes:
Eduardo Pérez

Las líneas más veloces: Universidad (#LíneaUDC y 24) y 23 / 23-A (a Mesoiro, Feáns y Urb. Breogán).

Se nos van los ojos al artículo de La Opinión de A Coruña, en el que se destacan las líneas más veloces de las que componen el panorama busurbano de Coruña. El titular señala que serían dos los "grupos privilegiados":
  • La anteriormente conocida como "Especial Universidad", hoy Línea UDC, que une la Plaza de Pontevedra con los campus universitarios de Elviña y A Zapateira. Asimismo se incluiría también a la línea 24.
  • _
  • Y también se cita a "los buses a Novo Mesoiro". Bueno, se citaba, ya que ya lo han corregido como les sugerimos. Y es que horas antes, en el titular se nombraba como destino de las líneas 23 y 23-A a este barrio -que no aparece luego en el artículo en  ningún momento-, cuando la realidad es que los buses a Novo Mesoiro son solamentelos de la línea 21. Hay que señalar que las líneas 23 y 23-A, que parten del centro, sí circulan por Mesoiro-pueblo y Feáns, terminando la ida en la Urbanización Breogán (y regresando por el mismo recorrido). Pero aunque en un momento dado algún vecino podría usarlo para acercarse al barrio, no se correspondía con lo que decía el titular, porque no sirven a Novo Mesoiro, que tiene en exclusiva la línea 21.
  • _
  • El servicio de personal y el Búho se llevan la palma por sus particularidades pero no los  consideramos vencedores válidos.

A día de hoy, al barrio de Novo Mesoiro solamente sirve la línea 21. 

En todo caso, leamos, y a la vez, podéis comprobar los datos de las líneas ordenados por su velocidad comercial, comenzado por las más rápidas:

Entre las estadísticas del año, la Compañía de Tranvías registra también la velocidad comercial de sus autobuses. De media, el transporte urbano coruñés recorre 14,4 kilómetros a la hora, incluyendo los tiempos en las paradas, la atención a los clientes y las interrupciones por las tarjetas fallonas.

Las líneas más "veloces":
23, 23-A, Línea UDC y 24, y el Búho.


Los autobuses que pueden pisar más el acelerador son las líneas que van a Mesoiro y Feáns, la 23 y la 23-A, con 20,22 kilómetros por hora, y los de la Universidad (24 y Línea UDC), también con cinco puntos por encima de la media. Esto en el caso de las líneas habituales.

Realmente es el servicio nocturno del Búho, que apenas encuentra tráfico a su paso, tiene pocos viajeros y circula en buena parte por las principales arterias de la ciudad en horario nocturno de noches e fin de semana, el que registra el récord de 23,20 kilómetros recorridos a la hora [que es lo que dura exactamente su recorrido].

¿Qué líneas de autobús están por debajo de la velocidad media? 
Líneas 4 y 7.
  • La peor es la línea 4, con 11,10 kilómetros por hora, repleta de paradas y con un largo recorrido, de Monte Alto a Monelos, atravesando el Ensanche, uno de los números que quedaron afectados por la retirada del carril bus. 
  • El siguiente es el 7, que también parte de Monte Alto, en este caso, destino a O Ventorrillo (11,97 kilómetros por hora). 

El presidente del comité de empresa, Alberto Couselo, explica que la velocidad comercial varía mucho según las líneas y las horas, y es que no es igual la línea 4, -que tiene un recorrido muy largo y 43 paradas, algunas de ellas con muchos usuarios, como la de la plaza de Pontevedra o la de la estación de autobuses- que la línea de personal, que circula a las 06.00 horas, cuando no hay casi tráfico y que apenas recoge pasajeros. Son, sobre todo, los viajes de la primera hora de la mañana y los últimos de la noche los que cuentan con una velocidad más alta, ya que, según explica Couselo, muchas de las paradas ya no se hacen porque no hay viajeros bajo las marquesinas.

[Sobre la velocidad de los conductores...]

Sobre ese sambenito que llevan los conductores coruñeses de "pisarle" más de la cuenta, el presidente del comité de empresa puntualiza que todos los buses están "limitados a 80 kilómetros por hora", pero que es muy difícil que lleguen a alcanzar esa velocidad, ya que, entre parada y parada, no les da tiempo.
"Es más la sensación de los pasajeros que que vayamos rápido realmente, porque no tiene nada que ver ir en un coche a 40 que en un bus, porque es más alto y más largo y si va vacío parece que va muy rápido, pero no es así"
También explica que, al igual que con los turismos, hay conductores "más bruscos que otros".

Asegura que todos los conductores que se ponen al volante de un bus urbano quieren "ir en hora" y dar un buen servicio a los usuarios.
"Lo que no podemos hacer es llegar tarde porque sí"
Y para evitarlo, una central controla sus horarios. En caso de que un bus vaya muy retrasado, lo que hacen los conductores es salirse de la ruta y circular hacia la cabecera para "ponerse en hora". Alertan de que están "fuera de servicio" y, de ese modo, no cogen pasajeros hasta que están en la primera parada de su línea.

Cada una de las rutas tiene un tiempo establecido pero si los conductores tienen que ir al baño o tomar un café tratan de arañar algún minuto durante el recorrido.
No siempre es posible, según relata Couselo.

Fuente:
La Opinión de A Coruña, 20-03-2017, A. Rodríguez / G. Malvido
Imágenes/gráficos:
Blog Busurbano