6 de diciembre de 2011

"El Bloque exige una investigación sobre las cuentas de la Cía. de Tranvías" (El Ideal Gallego)

La decisión del Ayuntamiento de subir cuatro céntimos todas las tarifas de los buses urbanos no gustó nada a la oposición. Especialmente duro se mostró ayer el BNG, que no entiende cómo es posible que el gobierno local apruebe incrementar los precios del transporte público a los coruñeses, cuando la Compañía de Tranvías, la concesionaria del servicio, obtuvo en 2010 unos beneficios de cuatro millones de euros, de los que dos millones se repartieron entre los accionistas de la empresa.

Para el portavoz municipal de los nacionalistas, Xosé Manuel Carril, estos beneficios son consecuencia de “un exceso” de subvenciones del Ayuntamiento a la Compañía de Tranvías. Por eso, exigirá en el próximo pleno del día 15, a través de una moción, que el gobierno local cree una comisión de investigación para esclarecer las cuentas de la empresa, y que se revise la fórmula polinómica con la que se regulan las tarifas del bus con carácter anual a la hora de establecer las ayudas que recibe de la administración local.

El portavoz municipal, Julio Flores, justificaba el pasado viernes que, entre los factores que habían influido en el nuevo precio, se encontraban el incremento de los salarios de sus empleados, además del aumento de los precios combustible, los nacionalistas rechazan este argumento. Carril asegura que, efectivamente, el cálculo de las tarifas se realiza de acuerdo a una serie de variables (coste salarial, coste de los combustibles, amortizaciones de los vehículos, IPC y beneficio industrial), pero denunció que éste se llevó a cabo de acuerdo “a súa variación unitaria, sen ter en conta a variación do conxunto dos custos de explotación da empresa”. Como ejemplo, el nacionalista asegura que para la revisión de las tasas se tuvo en cuenta un incremento salarial del 6,33%, cuando en realidad en 2010 “os custos salariais totais da compañía só aumentaron nun 3,92%, debido a que empresa reduciu persoal”.

El nacionalista cree que esto es consecuencia del acuerdo plenario del 1 de diciembre de 1986, en el se otorgó la concesión de la Compañía de Tranvías, y se establecieron las fórmulas a emplear a la hora de calcular las tarifas, y las ayudas que debe aportar el Ayuntamiento. Según Carril, urge “revisar de inmediato” dichas reglas, ya que “o actual sistema nin ten en conta as subvencións millonarias dadas polo Concello nin tampouco a estrutura de gasto de explotación da sociedade”.

Incidió Carril ayer en el exceso de ayudas por parte del Ayuntamiento. Explica que, de acuerdo a los datos que aparecen en el Registro Mercantil, en 2010 la compañía “tiña unha necesidade de subvención –déficit de explotación subvencionábel– de 3,1 millóns de euros”. Pese a esto, el gobierno local les otorgó 7,3 millones de euros –un 13,68% más que en 2009–, “co cal a empresa gañou por tal concepto 4,2 millón de euros”.

“Son as propias subvencións as que xeran os beneficios da empresa”, insistió ayer Carril, que calificó de “inconcebíbel” el incremento del precio del bus “nun momento de crise, e cando nin sequera se producen melloras no servizo”. Además, critica que, de acuerdo con el propio informe del Registro Mercantil, la Compañía de Tranvías, en lugar de invertir parte de los beneficios en mejorar la empresa, “non gastou nin un só euro en melloras do servizo e nin un só euro en I+D+I”.

Para denunciar esta situación, el BNG también tiene previsto iniciar una campaña informativa con reparto de folletos entre los usuarios de los buses urbanos.

Por su parte, César Santiso de EU-V dice que «os coruñeses pagan un dos servizos de transportes mais caros de España» e indica que es «inaceptable que o goberno municipal incremente os seus prezos do bus para saciar as ansias de capital dunha empresa que desenvolve un servizo que non comprace a veciñanza e obtén beneficios millonarios».

Las tarifas a partir del 2012 serán las siguientes: 1,20 euros (billete ordinario), 0,76 (bonobús), 0,28 (bonobús universitario) y 0,31 (tarifa reducida). Se trata de un incremento lineal de cinco céntimos respecto a lo que actualmente pagan los usuarios.
PD: Esta petición de revisión de cuentas sería posteriormente descartada por el PP en un pleno.

Fuentes: El Ideal Gallego , La Opinión de A Coruña, La Voz de Galicia 
Imagen: El Ideal Gallego

1 comentario:

  1. Mira que esta gente no es santo de mi devoción...pero creo que tienen toda la razón. Esta compañía a mi por lo menos me huele mal, no sé a vosotros.

    ResponderEliminar

Comentarios busurbanos...: