13 de diciembre de 2011

Recelos vecinales sobre que se mantengan las frecuencias de los buses... (son generales).

"En la teoría todo está muy bien planificado, pero tiene que funcionar". manifiesta Luisa Varela, presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos de A Coruña y Área Metropolitana, acerca del nuevo sistema municipal, conocido como Vía Prioritaria Vigilada, que sustituirá al carril bus a partir de enero.

Tras recibir información del Ayuntamiento sobre esta iniciativa, la presidenta de la federación mayoritaria estima que la convivencia de coches y autobuses en el mismo carril, junto con el aumento de las plazas de aparcamiento, supondrán una dificultad para garantizar el cumplimiento de las frecuencias del transporte público, la principal preocupación de los vecinos.

La federación dará un "plazo prudencial" que será de un mes como mínimo para examinar el funcionamiento del sistema, aunque Varela recuerda que el carril bus "estaba funcionando bien", pese a que al nuevo Gobierno local no le gusta.

La dirigente vecinal admite que su colectivo habría cambiado las aletas de tiburón y menciona la doble fila como el principal problema, ya que incluso preguntó al Ayuntamiento cuál será el tiempo de respuesta de la Policía Local cuando las cámaras que se instalen en las calles localicen un vehículo mal estacionado. Varela recuerda que hay muchos conductores que carecen de educación vial y que un coche en doble fila durante solo unos minutos causará un atasco al paso de un autobús. O más...

La otra federación vecinal coruñesa, denominada Salvador de Madariaga, ha expresado ya su respaldo a esta iniciativa municipal, ya que en el pasado manifestó su rechazo al sistema de carril bus tradicional al entender que perjudicaba los intereses de los comerciantes al eliminar plazas de aparcamiento en las calles del centro por las que discurre.

Para Fernando Carrillo
, presidente de la asociación de vecinos de Os Rosales, el modelo planteado por el Ayuntamiento genera "muchas dudas" y aunque admite que será necesario observar cómo funciona, vaticina que en los primeros días habrá un "caos". Este colectivo se muestra partidario de promocionar el uso del transporte público, ya que su barrio es uno de los más alejados del centro y desea que los buses circulen con mayor rapidez y que se mejoren las frecuencias, por lo que Carrillo expresa su desconfianza acerca del funcionamiento de un sistema que hace posible la doble fila, ya que recuerda que su eliminación "depende de la educación cívica de cada conductor".

Tampoco es optimista en este aspecto Pedro Méndez, presidente asociación de vecinos de Riazor, quien considera que la Vía Prioritaria Vigilada "no va a resultar porque los coches no van a parar solo veinte minutos". Méndez prevé que una vez levantadas las aletas de tiburón "la calzada estará ocupada y el bus quedará atascado". Las cámaras de vídeo que el Gobierno local instalará en las calles para prevenir la doble fila no convencen a este portavoz vecinal "porque no va a estar un policía mirando por ellas todo el día para controlar con un cronómetro cuánto está parado un coche para sancionarle". Para Méndez, "la idea es muy bonita, pero nos falta educación vial", ya que en su opinión si no existe una barrera física como la que posee el carril bus los conductores ocuparán la calzada para aparcar.


"Nosotros queremos que se amplíe el carril bus a todas las zonas, que tenga preferencia y que no se atasque nunca con ningún coche", proclama Ramón Mañana, presidente de la asociación de vecinos de O Birloque, quien expresa su "desacuerdo total con la forma en la que se gestiona el tráfico en esta ciudad". Mañana exige respeto para las zonas de carga y descarga y las paradas de los autobuses y sospecha que las cámaras de vídeo no serán efectivas para evitar la doble fila y que debería haber agentes de la Policía Local para impedirla. En su opinión, "primero hay que hacer funcionar bien las calles donde pueden pasar los buses y los coches por el mismo carril" y luego ver si es posible implantar el modelo propuesto por el Ayuntamiento.

La asociación de vecinos de Monte Alto esperará a comprobar el funcionamiento de la Vía Prioritaria para opinar sobre ella, aunque el directivo Alberte Fernández comenta que si el colectivo aprecia que si buses y coches circulan por el mismo espacio "no hay carril bus, porque irán a la misma velocidad". Esta asociación califica de "histórico" el problema de la doble fila en A Coruña y anuncia que si el nuevo sistema no es eficaz se posicionará en su contra.

Fuente: La Opinión de A Coruña,
Imágenes: El Idel Gallego, La Opinión de A Coruña, Malaparcado.com,

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: