14 de abril de 2009

Desconcertante apertura al tráfico de San Andrés: Los buses por una calle... ¿peatonal o no peatonal?

Nadie se explica la reforma. La reapertura de la calle Pórtico de San Andrés, que se hizo efectiva ayer a las 16.00 horas, tiene desconcertados a propios y extraños.

Lo primero que ha llamado la atención es que el asfalto se ha sustituido por una ‘alfombra’ de granito que para sí quisieran muchas calles peatonales. Pero no es para peatones.


¿Y cuánto va a aguantar? La pregunta estaba en boca de todos.
No se entiende cómo se ha utilizado granito para pavimentar una calle por la que los buses y el tráfico pesado circulan a diario camino de SanAndrés sin ningún tipo de restricción. (...) Nos da que pronto habrá que comentar algo al respecto.

Apenas se habían retirado las vallas, un inspector de la Compañía de Tranvías indicaba a los buses que recuperasen su trayecto original. Y lo hacían con precaución. La ausencia de elementos que diferencien las aceras confundía a los peatones, sorprendidos en medio de la calle por el tráfico. La Policía Local ha recolocado las vallas de obra para impedir que los peatones circulasen por el medio de la calle.

Ya desde primera hora de la mañana se sucediron los despistes. Hubo un rosario de llamadas a la sala de pantallas. Los coruñeses no olvidan. Tenían apuntada la fecha como la de la reapertura de la calle y desde primera hora llamaron preguntando si ya se podía utilizar.

A los usuarios del bus les tocó caminar. La mayoría de los que llamaban eran usuarios de bus. Finalmente, el transporte público comenzó a recuperar sus trayectos tradicionales. Más de uno se dio cuenta cuando llevaba media hora esperando en la parada provisional.
Cómo es posible! Volvemos a la misma cuestión de siempre: La fecha que manejábamos para la vuelta a la normalidad era el 19 de abril. De todos modos, ¿por qué no se planifica la apertura del recorrido original para una hora concreta -en la fecha que se haga efectiva- y se facilita esa información a los usuarios y ciudadanos? ¿Por qué no se anuncia en las paradas provisionales, con antelación por supuesto, la vuelta a la normalidad a partir de una hora prefijada? ¿Qué tiene que ver que se abra ya el acceso de repente? ¿No se puede conservar un par de viajes de transición para hacer constar en donde convenga que los buses ya no paran en las paradas provisionales y que todo vuelve a su ser?

Pues no. Hete aquí que, recien apartadas las vallas, la "diligente inspectoría" se pone delante del primer bus que pase, y luego del siguiente, y del consiguiente, y del persiguiente... y al humano que esté esperando en el Paseo Marítimo por la línea 4 para ir al trabajo o la 6-A para hacer un recado... ¡QUE LE DEN!

- ¿Pero no tarda mucho el bus?
- No, es que como ya han abierto San Andrés.
- ¿Cómo...?? Y yo aquí esperando tres cuartos de hora?

Si esto ha sido así, y así lo interpretamos por lo que se informa en los medios, qué mal se hacen las cosas. Y qué bien se podrían estar haciendo. Y qué pena que se hagan mal, pudiendo hacerlas bien. Qué pena, no poder servir de ejemplo a otras ciudades en cuestiones más terrenales y no en otras de calado social importante, como las que presume el alcalde cuando nos comprara y nos cita como referencia nacional e incluso europea...


San Andrés vuelve a ser al fin una calle de doble sentido y recupera su flujo normal de circulación, según informó el 092, tras finalizar las obras que llevaron a cortar un carril y que comenzaran en el puente de San José.

Los trabajos de saneamiento de la calzada en Pórtico de San Andrés habían obligado a desviar el tráfico en dirección a la plaza de Pontevedra por la calle del Orzán, y a que los conductores que circulaban hacia el casco histórico tuvieran que emplear el carril bus.

Las autoridades municipales afirmaron que estudiarían la posibilidad de alterar permanentemente la circulación en esta importante vía que ya una vez fue de un solo sentido para liberarla de la carga de tráfico que actualmente debe soportar. Todavía no se ha tomado una decisión definitiva, pero el concejal de Rehabilitación, Mario López Rico, confesó sus deseos de convertir a San Andrés en una calle más humana, con aceras más anchas sombreadas con árboles.

Fuente: Diario Qué y El Ideal Gallego

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios busurbanos...: