30 de diciembre de 2008

Perder la T-Millenium=Perder dinero y algo más [Rosales Post].

Este es un post del blog del Barrio de Los Rosales, donde se recoge la opinión de un vecino y usuario del bus urbano. Su reflexión es uno de los temas que íbamos a tratar en breve, ya que el tema de la expedición y el coste por pérdida son los apartados que tocan al bolsillo, pero veamos de qué manera, ya que él lo explica:

Estos días, los últimos del año, se están produciendo numerosas colas para acogerse a un nuevo servicio, obligatorio para quien desea seguir utilizando el servicio de bonobús: la tarjeta Millennium. Yo he tenido la mala fortuna de perder la tarjeta en uno de los buses, y probablemente alguien ya la haya encontrado y la esté utilizando.

El caso es que fui al Servicio de Gestión de la Tarjeta Millennium de la Estación de Autobuses para bloquear la tarjeta, y, tras una hora de espera, me dijeron que lo único que se bloquea es la posibilidad de introducir más dinero en la tarjeta (algo que no influiría en mi patrimonio, pues el que tuviera la tarjeta tendría que ponerlo de su bolsillo), y que la tarjeta puede seguir usándose por parte del que la posea, con el saldo que lleva encima, que por fortuna no es mucho.

Aparte de eso, no existe posibilidad para que Caixa Galicia me reintegre el saldo que llevaba la tarjeta (a pesar de que deben de tener los medios para ello, pues su funcionamiento no debe distar mucho del de una tarjeta de crédito o débito), y tengo que pagar 7 euros y no los 3 de fianza para realizar un duplicado.

Por eso, os recomiendo que normalmente no llevéis mucho saldo en la tarjeta, porque os sale mucho más a cuenta estar contínuamente yendo a recargarla, que regalar dinero a quien encuentre la tarjeta o a Caixa Galicia en caso de robo o pérdida.

Con lo cual, por favor, sed cuidadosos por vuestro propio interés. Podemos estar más o menos deacuerdo con las posibilidades de anulación de la tarjeta cuando la perdemos [aunque es un poco inaudito teniendo en cuenta las posibilidades tecnológicas existentes, pero bueno...].

Ojo, lo bueno es que como pillen al que esté usando una tarjeta que no esté a su nombre, que no sea la propia, se le puede caer el pelo, ya que está sancionado. Las Tarjetas son personales e intransferibles. O sea que si encontráis una Tarjeta Millenium perdida, allá vosotros... Esto se aplica también para aquellas personas que -buena fé aparte- les "prestan" su Tarjeta a otra persona. Si el revisor le pilla con Tarjeta ajena... ya hay lío.

De todos modos, os recordamos que no tenéis ni porqué sacar la tarjeta de la cartera o bolso. Esta es del tipo de tarjetas que basta que la acerquéis a unos centímetros del lector, aunque esté guardada. Por lo tanto, si no la sacáis, evitáis riesgos de pérdida. ¿No os parece?

Y los 7 euros... para cafés!

Fuente: El Blog del Barrio de Los Rosales

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: