30 de diciembre de 2008

Feáns: Tensa reunión por “la falta de explicaciones” de Nogueira.

Artículo de El Ideal Gallego sobre la reunión que anunciábamos en el blog busurbano acerca del tema "cambios en los recorridos de líneas", mantenida ayer y con la asistencia de altas personalidades:

El concejal de Transportes, José Nogueira, no se compromete a recuperar los viejos itinerarios de las líneas 23 y 23A, pese a las exigencias de los usuarios.


Ayer el edil mantuvo un encuentro con los vecinos de Feáns y de los barrios limítrofes sobre este tema, pero el encuentro no terminó en acuerdo. Los vecinos se alteraron al no conseguir la respuesta que deseaban de Nogueira, aunque no fueron los únicos. También el representante de la Compañía de Tranvías que estaba presente acusó a los vecinos de no decir la verdad sobre el servicio de la empresa. El enfrentamiento llegó a tal punto que el concejal se negó a dar más explicaciones y se limitó a escuchar las quejas y testimonios de los residentes.

El centro cívico de Feáns acogió ayer una reunión entre los vecinos afectados por la modificación de las líneas de bus 23 y 23A y el concejal de Transportes, José Nogueira, en la que se pretendía trasladar las quejas de los usuarios al Ayuntamiento, y eso fue lo único que se logró en el encuentro ya que el edil no se comprometió a ningún cambio durante la misma.
“Se tomará la decisión que se tenga que tomar por los órganos competentes”, declaró Nogueira, pero ante la pregunta de los vecinos de cuáles eran esos organismos respondió que él mismo. “Yo tomaré la decisión”, insistió, lo que alteró aún más a los asistentes que acusaban al concejal de “no dar explicaciones”. “No vengo a decir nada, aquí vengo a escuchar a los vecinos”, declaró el concejal de Transportes.

Por su parte el representante de la Compañía de Tranvías, aseguró que van a estudiar “lo que se puede mejorar” pero advirtió que “se tome la decisión que se tome”, necesitarán tiempo para llevarla a cabo, aunque no concretó cuánto a pesar de la insistencia de los afectados.

Los vecinos no confían en que el Ayuntamiento o la empresa vaya a reaccionar y por ello muchos de ellos se plantean iniciar movilizaciones y cortes de tráfico.

El de ayer a las ocho de la noche, fue un encuentro acalorado en el que los vecinos aprovecharon la presencia de un portavoz de la compañía de autobuses para denunciar las deficiencias del servicio. Las mayores quejas de los usuarios se dirigen a la menor frecuencia con la que ahora circulan las líneas, debido al aumento del recorrido, y a que, al ser ésta de 40 minutos, desconocen a qué hora pasará el bus. El responsable de la compañía tampoco supo responder a los usuarios sobre esta cuestión.

Los afectados denunciaron también continuos retrasos en los actuales horarios, algo que el portavoz negó de manera reiterada recurriendo a los datos recabados por la empresa durante las últimas semanas.
Pero uno de los momentos más acalorados de la noche se produjo cuando algunos vecinos acusaron al representante allí presente de ser él mismo el que presionaba a los conductores para que aumentaran la velocidad y evitar retrasos. Los presuntos testigos de los hechos llegaron a decir lugares concretos en los que tal hecho sucedió pero el acusado no se cansó de desmentirlo.

También debido a esta presión, los vecinos aseguran que de manera “constante” los conductores de estas líneas cambian su itinerario y obligan a los viajeros que se dirigen a Feáns a bajar en Novo Mesoiro para hacer frente a la demora acumulada. Una afectaba llegó a declarar incluso que ella se negó en un primer momento a abandonar el autocar pero el busero le amenazó con que la llevaría de regreso a la ciudad.

Como alternativa a los actuales cambios la asociación de vecinos presentó una serie de propuestas durante la asamblea. En caso de que no se restaure la situación anterior, como demandan los afectados, proponen que la línea cinco circule también por Feáns y Mesoiro. A mayores, para que estas líneas presten un mejor servicio proponen que entren por la II Fase de Elviña y la posibilidad de que alguna de ellas, o incluso buses puntuales, lleguen hasta el hospital Abente y Lago.

Fuente e imagen: El Ideal Gallego

2 comentarios:

  1. El problema del 5 (junto al 3 y 3A, los tres autobuses que suelo utilizar, porque vivo en Adormideras) es que ya le cuesta 27 minutos ir desde mi barrio hasta A Cabana, y cuando se amplió su recorrido hasta Someso iba muy justo, casi sin cumplir los horarios.

    Con el tráfico que hay en Pocomaco, se extendería sin problemas a los 50 minutos de trayecto (100 en total ida + vuelta), que con los 4 autobuses que circulan en la línea (312, 317, 322 y 357) darán una frecuencia de 25 minutos.

    Lo dicho, que buscan el beneficio propio antes que el beneficio público.

    ResponderEliminar
  2. Si colocasen en las paradas unos horarios con las horas de paso de cada bus por cada parada en vez de la cutre-información no sirve para nada que tenemos ahora, el problema de que ahora al pasar cada 40m no saben a que hora pasa se solucionaría.

    Y a ver si se dan cuenta, que si el tráfico está saturado, sin carril bus no van a poder cumplir los horarios por muchas ganas que le pongan. Hoy tardé en ir en bus de los castros al cantón pequeño 25m (lo mismo que se tarda andando... en fin..)

    ResponderEliminar

Comentarios busurbanos...: