14 de diciembre de 2008

Contenido de la conversación Colectivos Vecinales vs Tranvías.

La puesta en marcha el pasado día 6 de diciembre de 2008 de la reestructuración de siete líneas del transporte público municipal ha suscitado diferentes opiniones entre los usuarios del servicio. Dos representantes de colectivos vecinales de la ciudad y el responsable de la Compañía de Tranvías conversan en las páginas de La Opinión de A Coruña acerca de los cambios introducidos en los recorridos.

J. Prada: La empresa recibía protestas porque no se cumplían los horarios de las líneas 12-A, 21 y 23, por lo que se hicieron muchas reuniones con los técnicos municipales y después con las asociaciones de vecinos afectadas.
La 12A no cumplía las frecuencias porque desde hace dos años se incrementó mucho el tráfico en el polígono de Elviña y el Barrio de las Flores, para lo que nos pareció que la solución era suprimir esta línea y crear la 15. Dejar las líneas como estaban no era la solución y poner más autobuses cuando estaba bajando el número de viajeros, tampoco. Entre las dos rondas se decidió que es mejor la de Nelle porque la de Outeiro ya tenía la línea 14 y porque el único perjuicio que se causaba era tener que desplazarse andando entre 150 y 200 metros para coger el bus.

A. Rodríguez: Si teníamos una línea que nos llevaba a la ciudad sanitaria, no veo normal que nos dejen sin ella.

J. Prada: Pero tienen la 14.

A. Rodríguez: Mis vecinos dicen que no pueden andar para cogerla. Una chica que sufre esclerosis múltiple y que tiene que ir todos los días al hospital me dice que no puede andar nada. Su madre vino a la asociación a quejarse porque dice que no puede pagar todos los días un taxi y además hay personas mayores que son enfermos de cáncer que nos dicen lo mismo.

J. Prada: Esas personas tienen otra solución, que es hacer un pequeño transbordo sin tener que pagar dos billetes.

A. Rodríguez: Pero no tienen tarjeta porque no la quieren.

F. Mourelo: Es cierto que había un problema con las frecuencias, pero creemos que esta medida es parcial e insuficiente porque no soluciona el problema del tráfico. Si no se hace un estudio de la circulación en la ciudad para solucionarla, esto no es más que un parche. ¿Por qué no se hace primero el plan de movilidad y después se cambian las líneas?

J. Prada: No es cierto que no se esté solucionando el problema del tráfico, porque las líneas 12 y 14 están cumpliendo sus nuevos horarios.

F. Mourelo: Yo estuve comprobando durante dos horas los horarios del 14 y la media fue de catorce minutos, cuando la frecuencia fijada es de once. Asumimos que haya retrasos de uno o dos minutos en determinadas horas, pero yo creo que en A Coruña es posible tener servicios de autobuses con una frecuencia máxima de diez minutos en todas las líneas.

J. Prada: Posible es, pero la cuestión es si es proporcional a las necesidades, así como si se dispararía el coste y quién lo asumiría. Si anunciamos una frecuencia de once minutos, se cumple en las cabezas de las líneas, porque en las paradas intermedias varía, pero no de forma importante.

F. Mourelo: Comprendo que estamos en un momento de cambio, por lo que habrá que comprobar si las frecuencias de paso se ajustan a lo anunciado. Nosotros tenemos serias dudas de que se puedan cumplir y ése es nuestro gran temor.

J. Prada: Básicamente se están cumpliendo. La línea 1 ha bajado de una frecuencia real de casi cuarenta minutos a los veinte, mientras que la 14 lo está haciendo muy bien, ya que en O Castrillón la mejora ha sido importante, puesto que hay muchas más expediciones que antes a pesar de que había más líneas.

F. Mourelo: La primera propuesta que se nos hizo desde el Ayuntamiento fue descabellada y la rechazamos, por lo que decidimos unirnos con otras asociaciones de la ciudad, ya que creíamos que era insatisfactorio para todos los afectados. Ahora salimos beneficiados porque conservamos los accesos directos que teníamos antes y las posibilidades de transbordo con otras líneas, pero las personas mayores y quienes llevan carritos de niños prefieren líneas directas y no transbordos porque además la mayor parte de los autobuses no están preparados para ellos. Nosotros apoyamos totalmente a la asociación de Mariñeiros, porque creemos que no se puede desvestir a un santo para vestir a otro.

A. Rodríguez: En el barrio no tenemos un buen servicio porque para ir al centro sólo tenemos el 7 en la parada de Villa de Negreira y para llegar a la Casa del Mar el 14 antes iba directo y ahora da un gran rodeo por los barrios de O Castrillón y Os Castros.

J. Prada: El 7 para delante del barrio de Mariñeiros y va por Villa de Negreira porque Peruleiro es una calle de dirección única. En cuanto a ir a la Casa del Mar, es mucho más rápido coger el 12.

A. Rodríguez: Pero hay que andar hasta la parada.

J. Prada: ¿Qué es preferible, no andar nada y que el autobús tarde 45 minutos en llegar más el recorrido que se hace a bordo o andar 200 metros y esperar media hora y que el trayecto sea también de media hora? La experiencia nos ha demostrado a lo largo de los años que con esta solución aumenta el número de viajeros. El 10 de diciembre de este año el número de pasajeros aumentó un 0,5% con relación al mismo día del año pasado, en el que ya estábamos creciendo, por lo que para mí la reforma es buena.

A. Rodríguez: Nosotros hemos visto como los autobuses de la línea 15 van vacíos estos días.

F. Mourelo:
En nuestro barrio la consideramos imprescindible porque permite que las personas mayores lleguen de forma directa al Hospital Universitario, aunque también podemos hacerlo con un transbordo. No sé cuál es el nivel de ocupación de la 15 porque además pasa cada cuarenta minutos, pero lo cierto es que es necesaria.

A. Rodríguez: Nosotros no decimos que la quiten, sino que la extiendan hasta la rotonda del pavo real en la ronda de Outeiro para que llegue a nuestro barrio, ya que creemos que es un trayecto pequeño y que no se perjudica a nadie.

J. Prada: Y tampoco si llegara a Os Rosales. Cuanto más larga sea la línea, más ineficiente será.

A. Rodríguez: ¿Cuánto más puede tardar el autobús si llega hasta allí? ¿Cinco minutos?

J. Prada:
No, por Dios. El trayecto entre la estación de San Cristóbal y la rotonda del pavo real supone por lo menos un cuarto de hora de ida y otro tanto de vuelta, lo que es prolongar demasiado la línea cuando hay posibilidad de un transbordo. Comprendo que el Hospital Universitario es un centro de interés importante, ya que nos genera 2.000 pasajeros diarios, pero tampoco es como para que lleguen allí líneas desde toda la ciudad. Yo siempre digo que este hospital tiene cuatro líneas, mientras que el madrileño de La Paz sólo tiene tres.

A. Rodríguez: Pero nosotros nos sentimos como un niño al que se le da un chupa-chups y luego se le quita.

F. Mourelo:
Con la puesta en marcha de los cambios, hay gente que está muy perdida a pesar de que se informó de ellos en la prensa, por lo que quizás los paneles informativos debieron sustituirse antes.

J. Prada: Siempre que hacemos un cambio el método es el mismo. Todos los periódicos locales informaron de los cambios diez días antes y en todos los autobuses de las líneas afectadas se colocaron carteles en los días previos, mientras que en nuestra página web también se informó. Pero tomo nota y a partir de ahora, cuando hagamos un cambio además editaremos folletos para repartir entre los viajeros. Pero si no hubiera habido información, ¿por qué ha habido más pasajeros? Alguien habrá tenido esa información. (*)
Hubo algunos problemas el martes con las frecuencias en la línea 23, pero ahora ya cumple los veinte minutos fijados, cuando antes tardaba cuarenta y muchos vecinos se quejaban. Mesoiro Vello y Feáns han pasado de tener 33 expediciones diarias a cincuenta y dentro de nada tendrán una más para corregir el retraso apreciado a primera hora de la mañana. Novo Mesoiro, por su parte, ha pasado de las 47 a las 51 expediciones.

(*)[Nota del blog busurbano: Dedicaremos un post al respecto del tema "información" en honor a los comentarios que destila el Sr. Prada. Por el momento, que tomen nota, sí, y hagan los folletitos para ayer, por favor. ¿Se acuerdan que en los años 80 sí se hicieron? Vaya, han debido subir las tarifas de las imprentas... ¿Quiere ver cómo se las gastan en otras ciudades con los folletitos? Le darmos el ejemplo muy pronto, para que vayamos aprendiendo. Que por tener más líneas al CHUAC que en Madrid a La Paz, y ya nos creemos que somos...]


F. Mourelo: Yo creo que los folletos deberían editarse ahora mismo, porque todavía hay mucha gente que no sabe dónde tiene que hacer un transbordo, pese a la información que pudimos dar las asociaciones de vecinos.

A. Rodríguez: Si desde el principio tenían la intención de quitar la línea 12-A, ¿para qué nos llamaron para que acudiéramos a tantas reuniones como las que convocaron? Desde un principio nos dijeron que esa línea se iba a suprimir.

J. Prada: Lo que dijimos desde un principio es que estábamos dispuestos a hablar y de hecho se aceptaron algunas sugerencias.

A. Rodríguez: De las nuestras, ninguna.

F. Mourelo: Es cierto que desde el principio tenían idea de suprimirla y sólo con el apoyo de una asociación. Cuando nos llamó el concejal de Transportes a varias asociaciones le expresamos nuestro malestar y decidimos no acudir porque pensábamos que debíamos ir todas de forma conjunta.

A. Rodríguez: No se puede perjudicar a unos para beneficiar a otros.

J. Prada: No acepto ese razonamiento porque entiendo que hay un perjuicio cuando se suprime por completo el servicio, ya que ahora queda a 150 metros. ¿Cuántas veces se traslada una parada esa misma distancia y nadie dice que se le ha quitado la línea? A cambio de caminar 150 metros tienen ustedes una línea que va por donde iría cualquiera para dirigirse desde la ronda de Nelle al hospital: por Cuatro Caminos y General Sanjurjo. Las paradas en esta ciudad están entre los 300 y 350 metros, por lo que hay que recorrer la mitad de esa distancia para coger el autobús. ¿Deberíamos para en cada portal para que cualquiera diga que tiene línea de autobús? Tenemos que elegir siempre el mejor camino para llegar y el más rápido.

F. Mourelo: Nosotros entendemos que habría que esperar a tener un plan de movilidad que determine si es necesario cambiar direcciones en algunas calles para hacer los cambios en las líneas. Si las concejalías de Transportes y de Tráfico no se ponen de acuerdo, el perjudicado es el ciudadano y así se lo dijimos al Ayuntamiento.

J. Prada: Yo supongo que el plan de movilidad es algo muy amplio del que el transporte público colectivo será en cierta manera independiente porque las calles de nuestra red están muy bien elegidas. Creo que este plan en poco puede afectar a nuestras líneas.

F. Mourelo: Si realmente se hace un plan de movilidad en condiciones, sí que tiene que afectar a las frecuencias de los autobuses, ya que si mejora la circulación serán más cortas. Si dentro de seis meses se ve que se han producido cambios, es posible que haya que modificar las líneas.

J. Prada: Pero serían cambios para mejor y siempre que sean así, no habrá problema. Ahora no podíamos esperar más porque recibíamos muchas quejas de que las líneas no cumplían los horarios y se cambiaron después de un año de discusión, tras lo que se tomaron las decisiones que benefician a la mayoría, porque a todos es muy difícil satisfacerlos.

F. Mourelo: Es que, a pesar de la mejora, en O Castrillón también hay gente que está descontenta. Nosotros estamos ahora analizando la efectividad de los cambios, porque el propio concejal de Transportes dijo que habría un periodo para comprobar si son adecuados.

J. Prada: La frecuencia es la consecuencia del número de vehículos que hay que poner para la gente que hay que transportar. La inmensa mayoría de las líneas son de hasta quince minutos y de veinte quedan sólo la 12 y la 23. La 6 tiene la rama del 6A que va hasta Nostián varias veces al día, pero es que los mismos vecinos de allí aceptan que no puede ir a todas horas. No es lo mismo que los autobuses vayan vacíos, porque eso lo va a pagar el Ayuntamiento o los ciudadanos a través de las tarifas.

A. Rodríguez: Nostián es un núcleo pequeño, pero en nuestro caso no se trata sólo de Mariñeiros, sino toda la zona entre la rotonda del pavo real hasta la zona más alta de la ronda de Outeiro y las calles del interior.

F. Mourelo: Entendemos que se apueste por los transbordos, pero sólo se puede hacer de forma gratuita con la tarjeta. ¿No podría hacerse con un bono como los del metro o de otra manera si sólo se utiliza el bus de modo ocasional?

J. Prada: La tarjeta con chip fue lo que permitió el transbordo, porque otra manera no hay. El billete se lo puede dar una persona a otra al bajarse en una parada, por lo que no hay forma de controlarlo. Las tarifas las fija el Ayuntamiento y premian, como se hace en todas partes, al usuario fiel, no al ocasional. No conozco una ciudad donde se pueda hacer un transbordo sin que se use una tarjeta.

Fuente: La Opinión de A Coruña

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: