2 de diciembre de 2008

Descontento general por la supresión del 12-A.

La Opinión de A Coruña dedica un artículo a los últimos días de la línea 12-A, que se reconvertirá en la nueva línea 15.

Los usuarios de la línea de autobús 12-A, cuya desaparición conllevará la reordenación del servicio de transportes que el Ayuntamiento aplicará desde el 6 de diciembre, denuncian que no existen alternativas que satisfagan sus necesidades y que centenares de vecinos sufrirán graves problemas para acudir diariamente a sus lugares de trabajo, a los colegios o a los centros de salud.

No son lágrimas de disgusto; es que lloviznaba...

Los ciudadanos que todos los días viajan en esta línea muestran su sorpresa al conocer las estadísticas que facilitó la compañía de Tranvías, que afirmó, para justificar la desaparición del servicio, que los clientes de la 12-A habían descendido en un 11,4% durante el último año.

Los pasajeros afirman que la bajada en la demanda de la que informan los encargados de gestionar el transporte urbano resulta difícil de percibir dentro de un autobús en el que, en algunos tramos y horarios, resulta complejo encontrar un asiento libre.

Jubilados que acuden al hospital o a tratamientos de rehabilitación en la clínica San Rafael, padres y cuidadores que van a recoger a sus hijos al colegio de la Sagrada Familia e incluso un cartero que utiliza el autobús para desplazarse de su oficina a la zona donde realiza el reparto son algunos de los clientes de esta línea que deberán modificar sus hábitos a partir de la próxima semana.

La mayoría de los 2.000 pasajeros que, según los datos de Tranvías, viajan en la línea 12-A a lo largo del día consideran que la presencia en el recorrido de paradas tan importantes y solicitadas como el colegio Sagrada Familia, el hospital y la estación de ferrocarril constituye un motivo más que suficiente para que el Ayuntamiento cambie de opinión y replantee su reorganización del transporte público.

Los usuarios que más protestan son aquellos que deberán subirse al bus en otra parada y que ya no podrán viajar a sus destinos habituales desde un punto próximo a sus hogares. Enfermos y ancianos, colectivos muy presentes en el pasaje debido al paso de la línea por el hospital, asumen con resignación que deberán caminar más para ir al médico.

La decepción de una pensionista que sospecha que la desaparición de la línea la obligará a caminar todos los días desde la avenida de los Caídos hasta la iglesia del Carmen en Os Castros para coger el bus ejemplifica las repercusiones de la medida municipal sobre los ciudadanos con mayores problemas de movilidad.
Los pasajeros que disponen de alguna alternativa para completar trayectos similares también son contrarios a la supresión del servicio, pues saben que el hecho de que dos líneas diferentes les sirvan para viajar al mismo lugar supone esperar menos en la parada.

"Esto no hay quien lo entienda. Prometen que van a mejorar el servicio y en lugar de aumentar las frecuencias, que es lo que pide la gente, se dedican a quitar líneas que ya existen", critica uno de los viajeros que utilizaron el 12-A durante la jornada de ayer.

La compañía de Tranvías también recurrió a la tardanza del autobús en completar el trayecto para justificar la supresión de la línea. "Circula por unas calles que están saturadas y no puede cumplir los horarios. Tuvimos que poner un autobús más -de dos a tres- y no sirvió para nada. Es un recorrido tan largo y pesado que la gente dejó de usar la línea", comentó ayer el gerente de la compañía de Tranvías, José Prada.

Los usuarios matizan estas declaraciones y, aunque reconocen los retrasos y tardanzas, afirman que estos problemas resultan más fáciles de afrontar que el de carecer de un autobús para desplazarse a las calles y barrios que visitan por cuestiones laborales o por otro tipo de obligaciones.

Los pasajeros lamentan que el hecho de que determinadas calles sean estrechas o estén saturadas sirva como motivo para dejarles sin un transporte público del que dependen para desplazarse desde los barrios donde residen a otras áreas urbanas.

La mayoría de los que ayer se subieron al autobús 12-A conocían que la línea desaparecerá, aunque los más despistados no lo supieron hasta ser entrevistados por este diario. "¿Van a darnos otras alternativas? ¿Cuándo va a dejar de existir?", preguntó un joven que viaja todas las mañanas desde Os Castros a Sagrada Familia antes de criticar la reordenación de las líneas de autobuses.

Los más previsores, sin embargo, ya han pensado las maniobras que tendrán que realizar para coger un autobús que los lleve a sus respectivos destinos. Los enlaces y un cambio de parada son las dos opciones que más veces repiten las víctimas de la supresión de la línea. "Tendré que ir a la zona del mirador de Os Castros y coger allí otra línea. Habrá que andar más", explica un ama de casa que reside en la calle Antonio Ríos y que confiesa que utiliza la línea 12-A para ir al hospital desde hace varios años y "con mucha frecuencia".

-B.Bermúdez, Cuidador de niño
"Utilizo esta línea para ir a recoger a los niños que cuido al colegio Sagrada Familia. Lo uso todos los días y las otras líneas no me sirven, así que tendré que buscar otra alternativa haciendo enlaces o cambiando de parada. Es la única línea para ir de Os Castros a la Sagrada Familia. Me parece mal que la supriman porque la usa mucha gente".

-E.Cortiñas, Jubilado
"No veo motivos para suprimir esta línea. El Ayuntamiento, en vez de dedicarse a quitar líneas, debería poner más. Yo vivo en O Birloque y la utilizo con frecuencia para ir a la ciudad escolar, porque me gusta pasear por esa zona. Es una línea muy importante porque tiene una parada en el hospital. Suele llevar mucha gente, sobre todo en horas punta".

-A.Hernández, Teleoperadora
"Vivo en Francisco Catoira y utilizo este autobús para ir a clases de inglés, en Os Rosales, y al lugar donde trabajo, en Matogrande. Me parece muy mal que supriman la línea porque no hay otra que haga este recorrido. Tendré que buscar enlaces, aunque eso supondrá una pérdida de tiempo cada vez que quiera hacer un viaje. No sé cómo haré".

-M.Facal, Dependienta
"Normalmente uso este bus para ir a la zona de Monelos, porque tengo amigos allí y los visito bastante a menudo. Tengo otras posibilidades, pero como los buses tardan tanto en pasar es mejor que haya varias líneas que me lleven hasta allí. Me parece una mala decisión suprimir la línea y más teniendo en cuenta que dicen que la reforma es para mejorar".

-L.Santos, Ama de casa
"Utilizo esta línea para ir al centro médico de O Ventorrillo y también al hospital. Es una mala noticia que la vayan a suprimir. Yo vivo en la avenida de los Caídos y el bus para justo delante de la puerta de mi casa. Ahora tendré que coger el bus en Os Castros, donde está la iglesia del Carmen. Espero que si quitan esta línea pongan otra similar".

-P.Chas, Cartero
"Viajo en esta línea para ir a repartir el correo en la zona de Matogrande. Es la única línea directa que hay desde la oficina, en Os Castros, hasta el barrio de Matogrande, donde hago mi ruta de reparto. Utilizo este bus tanto para ir como para volver. A ver qué hago cuando desaparezca. Supongo que tendré que hacer transbordos y perderé tiempo. No hay alternativas".

-J.Fernández, Pensionista
"Vivo en la ronda de Outeiro, cerca de Peruleiro. Parte de mi familia vive en Monelos y yo necesito esta línea para ir a visitarlos. También necesito el autobús para ir a la residencia. Si lo suprimen tendré que ir andando hasta O Ventorrillo y cogerlo allí. Me parece muy mal que desaparezca. Al menos deberían poner otra que realizara un recorrido similar".

-C.Carril, Ama de casa
"Utilizo esta línea todos los días. Uso el bus para ir a rehabilitación en la clínica San Rafael y vivo en Antonio Ríos. No hay otro bus que, desde el lugar donde resido, me lleve a la clínica. Creo que si lo suprimen tendré que ir a la zona del mirador de Os Castros para cogerlo. Lo malo es el tiempo que se pierde y que tendré que caminar más".

Nos quedamos con una de las frases de un usuario, y le aplicamos un aumento en el tamaño de la letra, que en este caso, con sangre entra:

"Esto no hay quien lo entienda. Prometen que van a mejorar el servicio y en lugar de aumentar las frecuencias, que es lo que pide la gente, se dedican a quitar líneas que ya existen"

1 comentario:

  1. Vamos a ver, si no estoy yo equivocado que ya empiezo a dudarlo con lo que acabo de leer la reforma consiste:
    Se aumenta supongo que 1 o 2 buses al 14 aumentado el recorrido en su parte final para dar el servicio que antes daba el 12/12A pero con una frecuencia de 11m!! el 12A pasa a llamarse 15 y dar la vuelta en la estación de tren con una frecuencia de 15 o 20m.
    Veamos..
    La que va de Os Castros a la Sagrada Familia... actualmente hay 14/12(cerca) y 12A. El 12A la que tiene menor frecuencia y tarda más en llegar! Con el cambio el 12 le deja allí en nada cada 20m! y el 14 sigue = que antes.

    El jubilado que va del birloque a ciudad jardín en vez de esperar 30m por el bus esperará 20m como mucho, bajará en la estación de tren y allí esperando unos 10m como mucho cogerá un 14 que le llevará a su destino. Cual es el problema??

    Bueno, y así para todos, paso de comentarlos cada uno.... el caso de ir del castrillón al chuc ya no se que decir.. que yo sepa el 12A mantiene ese recorrido con más frecuencia..

    Solo comentar que el 14, ese bus con frecuencia de menos de 15m si no me equivoco llegué a esperar casi 30m por el. Así que evidentemente hace falta hacer algo. Me cabrea bastante la gente que protesta y critica pero no aporta absoulamente nada.

    Supongo que estaremos de acuerdo en que hay que fomentar más los transbordos como única forma de garantizar una buena movilidad... no podemos tener todos una línea directa de nuestro portal a cada punto de la ciudad.

    No entiendo vuestra frase final...

    ResponderEliminar

Comentarios busurbanos...: