22 de diciembre de 2008

Hasta 2010 no comenzarán las obras del metro ligero.

Joan Busquets insistió la semana pasada durante su visita a la ciudad para presentar la revisión del plan general que era fundamental que A Coruña se abriese a la comarca. Para mejorar su conexión, una de las claves está en la construcción del metro ligero, con una estación en los muelles aprovechando las vías que bordean la ría de A Pasaxe.

Pero este proyecto tan necesario para el arquitecto catalán tendrá que esperar. La concejal de Urbanismo, Mar Barcón, admitió ayer que las obras no empezarán, al menos, hasta 2010, una vez la Xunta haya elaborado el estudio técnico para su ejecución.

El responsable municipal de Transporte, José Nogueira, decía en septiembre que el tren de cercanías no se encontraba en la lista de prioridades del Ayuntamiento: "Implantar el billete único y mejorar el transporte se podría hacer mañana, pero pensamos a largo plazo en el metro ligero". Pero ese largo plazo todavía no se ha concretado. La Consellería de Política Territorial dedicará el año que viene 500.000 euros, y otros dos millones en 2010, a la redacción del proyecto de construcción de una red de metro ligero.

Ayer, la concejal de Urbanismo garantizó que la elaboración del estudio puede llevar entre seis y ocho meses "para empezar en 2010 con las obras". Barcón no dio una fecha para esta conexión ferroviaria entre la ciudad y el área metropolitana, como tampoco hizo el Gobierno gallego cuando presentó sus proyectos del próximo año para A Coruña: "Lo importante es cuándo empieza y no cuándo se va a acabar", aseguró en octubre el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño.

La intención de Busquets es que la estación de San Diego se destine al ferrocarril de cercanías, aprovechando las vías ya existentes, y que en la zona de la dársena de Oza se habilite un punto de intercambio entre este medio de transporte y el tranvía.

El urbanista catalán defiende que el raíl sea el mismo para el tranvía que para el tren de cercanías: "El tranvía que se convierte en tren, el tram-tren, existe en ciudades como Grenoble o Alicante, y por lo tanto puede aplicarse, pero ha de haber estudios más precisos de los ingenieros de transportes que decidan si es más interesante que el tranvía entre en la vía del tren o que el tren se solape con el tranvía, de forma que la gente salga del vagón de uno para entrar en el de otro", afirmó Busquets en una entrevista concedida a este periódico la semana pasada.

Subrayó que el tren de cercanías debe ser un nexo del transporte en la comarca: "Tenemos que hacer modelos urbanos que permitan todas estas posibilidades pero también que este transporte llegue a toda el área metropolitana, porque si no, no habremos ganado gran cosa", apostilló. El proyecto del metro ligero tampoco ha empezado con buen pie. La Xunta tardó dos años en realizar el estudio de implantación, al que destinó 39.500 euros en 2007 y una cantidad idéntica este año.

La concejal de Urbanismo argumentó que el PP, durante su etapa al frente del Gobierno gallego, no puso sobre la mesa la financiación necesaria para ejecutar el proyecto: "Hace años que dijimos que era una opción. Que se diga que lo tiene que asumir el Gobierno municipal... yo no pongo como ejemplo las ciudades del País Vasco y de Navarra porque su foralidad les da una capacidad económica que las nuestras no tienen".

Fuente: La Voz de Galicia. Fotos: Bierzotren.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: