7 de diciembre de 2008

Los usuarios, desconcertados por las novedades.

La supresión de algunas de las líneas (la 12-A y la 21) y las diferencias en el horario y en la periodicidad del transporte, más el hecho de que ayer fuese festivo, provocó que muchos se mostrasen desorientados. Otros expresaban abiertamente su descontento. El caso es que las variaciones en las rutas y los cambios en las siete líneas fueron realizados con la intención de agilizar la movilidad en toda la ciudad por parte de la concejalía que dirige José Nogueira.

Los cambios en las líneas de autobús urbano llevados a cabo por la Concejalía de Transportes se hicieron efectivos ayer. Los coches 1, 12, 12-A (ahora 15), 14, 23 y 23-A variaban sus rutas con el fin de favorecer la movilidad en la ciudad. Pero, pese a que fueron 15 las asociaciones de vecinos consultadas sobre esta decisión, los viajeros mostraban su disconformidad ayer con el nuevo trazado, sobre todo los que se autodenominaban “habituales”. Muchos afirmaban que les estaba resultando difícil adaptarse, por falta de costumbre, y otros se quejaban por las diferencias en la periodicidad de algunas líneas.

Esta sensación de descontento se daba a pesar de que uno de los principales objetivos desde María Pita es el de mejorar la periodicidad de líneas como la 23, y la 23-A que era anteriormente de 30 minutos y se reduce a 20. La 23-A discurrirá por el polígono de Pocomaco en lugar de hacerlo por la carretera de Novo Mesoiro. Los cambios en esta ruta pretenden agilizar las comunicaciones de los vecinos de Novo Mesoiro, manteniendo las paradas y la conexión directa con los centros escolares de Feáns, aunque la línea 21, que anteriormente realizaba parte de ese trayecto, desaparece de las rutas. Esta supresión es debida a que se fusionan las tres líneas en dos. Lo mismo ocurre con la línea 12-A, que partía de Los Rosales y pasará a llamarse línea 15. El nuevo itinerario la llevará a salir de la glorieta desde la estación de autobuses.

La línea 14, por otra parte, añade un vehículo más a su ruta. Ésta reduce su frecuencia de los 13 minutos actuales a 11. Algunos viajeros no aceptaban el cambio y reclamaban información: “Yo no me entero de nada y prefería lo de antes, pero será cosa de acostumbrarse”, explicaba un encuestado.

Fuente:El Ideal Gallego

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: